¿qué te parece?

La cruel carta de una profesora a sus alumnos que ha enfadado a los padres

Que un niño se porte bien el clase a veces es una tarea más que difícil. Controlarlos puede ser todo un reto, pero a veces las medidas que se toman son extremas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Profe, ¿puedo ir al baño?". Seguramente recuerdes pedir permiso al maestro para escabullirte un momento de la clase. Una veces te dejaban y otras no, pero la respuesta de esta docente a sus alumnos ha indignado a las redes. "Roza lo cruel y lo inhumano", asegura una tuitera.

La nota de autorización bimensual para ir al servicio, escrita por la profesora de secundaria de Aspire Hanley en Memphis, se hecho viral, formando un debate sobre los métodos disciplinarios en las aulas. La señorita White "solamente emite permisos dos veces al mes para beber agua, ir a la enfermería o ir al baño".

Medidas mezquinas

La redacción, que contiene errores gramaticales, reconoce además que sus métodos son crueles. Tras subirlo a Twitter rápidamente se ha hecho viral con un mensaje que dice: "Si tu hijo llega a casa y le muestra esta nota que su maestra le ha hecho firmar en el colegio, ¿cual es tu reacción?"

Deben saber que la seguridad y el cuidado de nuestros estudiantes es siempre nuestra prioridad. Nos reuniremos para revisar todas estas políticas

"El tema es mucho más profundo que un profesor con una serie de normas locas. Pienso que es abominable. Muestra a alguien con problemas de control que no tiene poder o autoridad en su casa y lo extrapola en el único lugar en donde no puede tener críticas: el aula", aseguraba una de las respuestas.

"Como futuro maestro creo que esto es horrible y no es en absoluto la forma de administrar una clase. Los padres deberían de comunicárselo de inmediato al director y tener una larga reunión con esta profesora. No se le debe negar a un niño beber agua, ir al servicio o acceder a la enfermería", contestaba otro.

Castigados

Si tu hijo necesitara ir más veces al baño o beber agua, supondría un castigo. Los únicos exentos de esta perversa política son los que tengan un justificante médico. La escuela emitió el pasado jueves un comunicado, publicado en 'Boredpanda', en el que aseguran que estas formas son "inconsistentes" con el protocolo y están siendo investigadas. El supervisor del colegio, Nickalous Manning, aseguró en medios locales que "los estudiantes sí tienen la oportunidad de ir al retrete o a la enfermeria si lo necesitan".

Es comprensible que las escuelas y los maestros no quieran que los estudiantes corran como locos en los pasillos, pero actitudes como la de White no son infrecuentes. Los niños que piden con frecuencia salir de clase para estas cosas se denominan "molestias" y eso es un problema. Está claro que hay casos en las que seguramente sean excesivamente pesados o solo quieran incordiar, pero no deben pagar justos por pecadores.

"Por favor, deben saber que la seguridad y el cuidado de nuestros estudiantes es siempre nuestra prioridad. Es importante que los niños sepan que los respetamos y que respondemos a sus necesidades. Para reforzar estos valores, reuniremos a todo nuestro equipo para revisar todas las políticas y procedimientos relevantes. Continuaremos trabajando con el profesorado y personal para garantizar que todos los valores de la escuela se mantengan de manera constante en cada aula".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios