puede haber malas consecuencias

Ha ganado a la lotería 1.360 millones de euros y no los ha reclamado

Carolina del Sur, que contaba con los impuestos que debía pagar el afortunado ganador, puede perder un dineral si nadie recoge el premio

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Imagina que toca la lotería y nadie reclama el premio. Piensas, "bueno, pues con el dinero vuelve a haber otro sorteo y sin problemas, ¿no?". Depende. Hay unos plazos que hay que cumplir, sino las cosas pueden ser diferentes. El mes de octubre pasado un único acertante, que compró un boleto de Mega Millions en el estado de Carolina del Sur, ganó 1.5 billones de dólares (unos 1.360 millones de euros) y todavía no lo ha reclamado.

5, 28, 62, 65, 70 y, como complementario, el 5: así fue la combinación ganadora. Es el bote más alto de la historia de Estados Unidos y el o la afortunada tendrá dos posibilidades: recibir la cantidad íntegra, pero repartida a lo largo de 29 años o hacerse ya mismo con algo más de la mitad, exactamente 913 millones de dólares, mientras el resto sería destinado a impuestos.

¿Anonimato?

A día de hoy el ganador no ha aparecido y es una "situación inusual", tal y como asegura Holli Armstrong, de la Comisión de Lotería del Carolina del Sur ,en 'Fox'. Pero, ¿por qué todavía no se sabe quién es el suertudo? Hay varias teorias: desde que haya perdido el boleto a que ya no se encuentre en esa localización o que esté tan abrumado por la cantidad que va a tener en su cuenta bancaria que no se atreva a cobrarlo.

Si el premio no lo reclama el afortunado ganador en un periodo de tres meses, será devuelto a los 44 estados que participan en el sorteo

Para conseguir este premio, el o la acertante tuvo que elegir cinco números entre el uno y el 70 y, además, acertar la megabola, una especie de número complementario, que sale de entre el uno y el 25. De hecho, 34 personas dieron con los cinco números de la combinación ganadora, pero solo 1 de ellos eligió el cinco como complementario. Ese es quien se ha hecho con el multimillonario bote.

Debido a las leyes vigentes en ese estado, el ganador del sorteo puede permanecer en el anonimato, al contrario de lo que ocurre en otras regiones del país que exigen que quien gane este tipo de premios haga pública su identidad.

Intereses

Al no encontrar al agraciado, el bote había ido creciendo paulatinamente hasta convertirse en uno de los premios más cuantiosos de la historia del país. De hecho, también se cree que puede ser una estrategia. Joe Poore, contable, explica que "si se espera mucho más, el dinero crecer por los intereses del banco, una diferencia de millones de dólares que acabaría siendo un problema para la entiedad".

No se sabe si el ganador ha perdido el boleto, ya no se encuentra en esa localización o está tan abrumado que no se atreva a cobrarlo

Pero lo cierto es que si el premio no es reclamado en unos tres meses más, será devuelto a los 44 estados que participan en el sorteo. Pero hay una dificultad más. Si nadie lo recoge antes de la fecha límite, Carolina del Sur perderá unos 61 millones de dólares en impuestos estatales que esperaba obtener por los ingresos que el ganador debía pagar, un dinero que habían incluido ya en su presupuesto estatal.

A pesar de ello, finalmente los funcionarios han decidio retirar esa cifra y no contar con ella por si acaso no aparece nadie. El director ejecutivo de la Oficina Estatal de Ingresos y Asuntos Fiscales, Frank Rainwater, aseguró a 'AP' que "era más seguro seguir adelante y quitar ese dinero antes de que se declare en el plan de gastos".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios