aunque tienen la vida resuelta

Ganó tres millones de euros a la lotería... pero su mujer sigue trabajando

No querían dar un mal ejemplo a sus hijos, por lo que ella volvió a trabajar, aunque tienen la vida resuelta para siempre

Foto: Ben Woods, junto a su mujer y madre de sus tres hijas. (Foto: Facebook)
Ben Woods, junto a su mujer y madre de sus tres hijas. (Foto: Facebook)

Ben Woods tiene 37 años y vive en Wirral, un barrio a las afueras de Liverpool, en Reino Unido. Hace casi 15 años, cuando tenía 23, ganó el primer premio de la lotería y 2.485.736 libras, aproximadamente tres millones de euros. Desde entonces no ha vuelto a trabajar en su puesto en la estación de tren de su ciudad, ya que tiene la vida solucionada, pero su mujer sí ha tomado esa decisión.

En una entrevista con el 'Liverpool Echo', Ben recuerda cómo se enteró de que era millonario: “Salí a las ocho del trabajo, me fui al pub y le pedí a mi padre cinco libras para tomarme una pinta. Me dijo que fuera con él a los baños para decirme que había ganado la lotería. Entonces llegó mi madre, nos sentamos y nos quedamos los tres mirándonos los unos a los otros sin creérnoslo del todo”.

La Lotería Nacional en Inglaterra tiene un programa para ayudar a los ganadores a invertir sus ganancias y a asimilar lo que les ha pasado, aunque para poder ingresar en ese protocolo tienen que anunciar públicamente su premio. Ben lo hizo y gracias a los consejos y la ayuda que le ha prestado ese organismo ahora puede vivir de las rentas.

Inversiones y gastos

Pese a todo, tener 23 años y encontrarse de repente esa cantidad ingente de dinero no fue fácil para Ben: “Me compré coches, casas para mí y mis hermanas, viajes por todo el mundo… Tenía cualquier cosa que quería”. Por eso, una de las cosas que más le ayudaron fue contactar con otros ganadores de lotería que le guiaron en su proceso, ya que ellos habían pasado anteriormente por lo mismo.

Una de las cosas que más le ayudaron fue contactar con otros ganadores que le guiaron, ya que ellos habían pasado anteriormente por lo mismo

Ben asegura que sigue siendo la misma persona, aunque “con mejores circunstancias personales”. A los tres años de ganar el premio conoció a la que hoy es su mujer: se casaron y tuvieron tres hijas que ahora tienen nueve, siete y seis años. Y eso es lo que, precisamente, más le ha hecho apreciar el dinero que tiene: “Cuando era pequeño mi padre siempre estaba trabajando como conductor de autobús, apenas lo veía. Hoy puedo estar con mis hijas todo el tiempo que quiero”.

Sin embargo, su mujer ha decidido volver a trabajar, aunque no le hace falta económicamente. La razón la explica Ben y tiene su lógica: “No tenemos que preocuparnos por una hipoteca, pero no queremos que nuestros hijos piensen que solo nos sentamos en casa; tienen que aprender a salir y ganar dinero. Ambos pensamos que eso es importante”.

La pareja, elegante para una celebración. (Foto: Facebook)
La pareja, elegante para una celebración. (Foto: Facebook)

La vida de Ben y su familia está resuelta gracias a los consejos que recibieron en su momento. Sabe que pueden ir a cualquier lugar y en cualquier momento y que no les faltará dinero para ello, pero quieren dar a sus hijas unos valores para que crezcan sabiendo que en la vida las cosas no son fáciles y que hay que trabajar mucho para conseguirlas... aunque te toque la lotería.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios