También aumenta los riesgos de pensamientos suicidas

Fumar marihuana de adolescente provoca depresión siendo adulto, según un estudio

Para la directora del estudio "el riesgo en la población es muy grande por la gran cantidad de adolescentes que fuman cannabis"

Foto: El consumo de cannabis entre adolescentes es preocupante (REUTERS/Mohamed Azakir)
El consumo de cannabis entre adolescentes es preocupante (REUTERS/Mohamed Azakir)

Las cifras hablan por sí solas: el consumo de cannabis durante la adolescencia puede provocar un aumento del 40 por ciento en las posibilidades de sufrir depresión y del 50 por ciento en el riesgo de pensamientos suicidas cuando los jóvenes se convierten en adultos. Lo revela un estudio publicado este miércoles en JAMA Psychiatry y que lanza un aviso a tener en cuenta.

La doctora Gabriella Gobbi, profesora y psiquiatra de la Universidad McGill en Montreal, es la autora principal del estudio. Explica a la NBC que "aproximadamente el 7 por ciento de la depresión está probablemente relacionado con el uso de cannabis en la adolescencia, lo que se traduce en más de 400.000 casos".

Gobbi asegura que "el riesgo en la población es muy grande por la gran cantidad de adolescentes que fuman cannabis". Y es que los últimos datos del uso de esta sustancia entre los adolescentes asustan: lo han consumido en Estados Unidos el 14 por ciento de los alumnos de octavo grado, el 32 por ciento de los de décimo grado y el 43 por ciento de los de 12º grado. Casi la mitad.

LA FRIALDAD DE LOS DATOS

La doctora Gobbi y su equipo han seguido a 23.317 adolescentes hasta la edad adulta y han encontrado que los que consumieron marihuana antes de los 18 años tienen un 40% más de riesgo de padecer depresión y un 50% de sufrir pensamientos suicidas. Y no sólo pensamientos: los consumidores adolescentes de esta droga tenían más del triple de posibilidades de intentar suicidarse comparados con los que no habían consumido cannabis.

Para Ryan Vandrey, investigador experto en cannabis, "sabemos que los adolescentes que consumen cannabis, especialmente los que inician el consumo a una edad más temprana, tienden a tener otros problemas. Pero esto resalta la importancia de reconocer que los adolescentes que se inician en el cannabis son personas que pueden necesitar atención y cuidados adicionales cuando se trata de salud mental".

Por su parte, el doctor Antoine Douaihy asegura que "la gente ha estado subestimando el riesgo del cannabis entre adolescentes, pero hasta los 22 ó 23 años, estamos hablando de un cerebro que está en construcción. Y el consumo de cannabis en esos jóvenes es potencialmente problemático”. Por eso espera que este estudio alerte del hecho de que la marihuana no es la hierba benigna que muchos creen.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios