La OCU detecta sustancias potencialmente cancerígenas en bálsamos labiales para niños
  1. Alma, Corazón, Vida
presentan tóxicos derivados del petróleo

La OCU detecta sustancias potencialmente cancerígenas en bálsamos labiales para niños

De los 15 productos analizados, apenas dos de ellos no contienen MOSH ni MOAH, sustancias tóxicas derivadas del petróleo que son potencialmente cancerígenas

placeholder Foto: Una mujer sostiene un bálsamo labial. (Pixabay)
Una mujer sostiene un bálsamo labial. (Pixabay)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado la presencia de MOSH y MOAH, sustancias tóxicas derivadas del petróleo que son "potencialmente cancerígenas", en bálsamos labiales dirigidos a los niños. Los productos analizados cuentan con un envase diseñado para atraer la atención de los más pequeños (sabores atrayentes, de refrescos anunciados en televisión, de personajes de dibujos animados o incluso con un complemento de regalo) y pueden encontrarse en cualquier tipo de comercio, no sólo en farmacias y parafarmacias.

De los 15 labiales analizados, apenas dos de ellos no contienen MOSH ni MOAH, al no estar elaborados con aceites minerales. Otros cuatro no contienen MOAH, pero sí MOSH por debajo del 10%, un límite apto sólo para niños de más de 16 kilos o mayores de 6 años. Otros dos de los analizados sí superan este porcentaje del 10%, por lo que no deberían ser utilizados en ningún caso. Y el resto no contienen MOSH, pero sí MOAH, una impureza indeseable independientemente de la concentración hallada.

En el caso de MOSH, dada su toxicidad y la falta de una normativa sobre su presencia en productos cosméticos, la asociación europea de fabricantes 'Cosmetics Europe' recomienda que no se supere el cinco por ciento de la sustancia en este tipo de productos. En cuanto a los MOAH, por su parte, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria no permite su presencia en los alimentos, ya que algunos tipos de estas sustancias pueden alterar el ADN y resultar cancerígenas.

Fuente: OCU

Sin embargo, en el caso de los cosméticos, como los de uso labial, no existen restricciones en cuanto a la presencia de estas sustancias, a pesar de que se pueden chupar o tragar, especialmente en el caso de los niños. Por eso, la OCU ha exigido que se legisle también sobre estos contaminantes en los cosméticos y pide a los fabricantes y distribuidores que busquen una solución y eviten vender productos que puedan poner en peligro la salud.

A los consumidores, OCU ha recomendado elegir productos labiales sin derivados del petróleo. Para identificarlos, se debe consultar la lista de ingredientes y evitar aquellos que contengan algunos de estos compuestos: microcrystalline wax, hidrogenated microcrystalline wax, hidrogenated polyisobutene, ceresin, ozokerite, paraffin, paraffinum liquidum, petrolatum, polyethylene, polybutene, synthetic wax.

Todos los bálsamos que son elaborados con aceites minerales derivados del petróleo o con polímeros sintéticos contienen estas sustancias tóxicas (MOSH y MOAH). En cambio, la Organización de Consumidores no ha encontrado MOSH ni MOAH en aquellos labiales que indican que tienen aceites y grasas vegetales (de cacao, de karité, oliva o jojoba) o ceras naturales de plantas, de abejas o de lanolina.

Niños OCU
El redactor recomienda