mejor prevenir que curar

Las causas ocultas que pueden provocar que te dé un infarto

Sabemos que fumar, beber y llevar una vida sedentaria no son la mejor manera de prevenir problemas cardíacos, pero hay otros datos que probablemente te sorprendan bastante

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo según los datos de la OMS. La mayoría de ellas, irónicamente, pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo como el consumo de tabaco, las dietas malsanas, la obesidad, la inactividad física o el consumo nocivo de alcohol, pues la detención precoz es fundamental en este tipo de males.

Pero hay otro tipo de factores que también pueden afectar en la salud de tu corazón y que lo más probable es que no se te hayan pasado por la cabeza. Quizá te cueste creerlos, pero 'Prevention' ha decidido hacer una lista con estos riesgos potenciales, así que lee atentamente.

¿Estás solo?

Puede parecer una tontería, pero vivir solo afecta a la salud de nuestro corazón. Así lo confirman investigadores de la Universidad de Nueva York, que descubrieron que las personas que tienen pocas conexiones sociales o que se sentían solas tenían un 29% más de riesgo de enfermedad cardíaca y un 32% más de riesgo de accidente cerebrovascular en comparación con las personas que tenían, o sentían que tenían, muchas relaciones sociales. El estrés o la depresión podrían tener mucho que decir al respecto, como veremos después.

No usas hilo dental

Sí. El estado de nuestras encías y, en general de nuestra boca, están muy relacionados con nuestro músculo encargado de bombear sangre. Esto se debe a que las encías sangrantes e inflamadas permiten que las bacterias de la boca entren en el torrente sanguíneo, donde pueden causar inflamación y crear afecciones que pueden conducir a enfermedades cardíacas. Así que ya sabes, consulta a un dentista si es necesario ¡y pásate el hilo!

No duermes bien

Has oído a los famosos repetirlo hasta la saciedad: "Tengo la piel tan bien porque duermo ocho horas y bebo mucha agua". Desde luego, descansar el tiempo adecuado te quitará las ojeras, pero también puede prevenir enfermedades del corazón. La falta de sueño y despertarse con frecuencia por la noche pueden elevar la presión arterial y el ritmo cardíaco, manteniendo tu cuerpo en alerta máxima en lugar de descansar.

Según los datos de la OMS, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, pero se pueden prevenir

Además, cuando estás cansado, es menos probable que mantengas hábitos saludables. Por tanto, si no estás durmiendo lo suficiente, quizá debas mejorar tus hábitos de sueño o consultar a un médico.

Odias a tu jefe

Si le van a dar el premio a empleador del año no tienes que preocuparte (por lo menos por esto), pero si en cambio desearías que desapareciese del planeta tierra... lo sentimos. En un estudio reciente, investigadores suecos descubrieron que es posible que tengas un 40% más de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco si tienes un mal jefe. "Los ataques cardíacos se pueden desencadenar por un estrés significativo en el trabajo" explica el cardiólogo Vijay Kumar, del Health Heart Institute en Orlando.

Has llegado a la menopausia...

... Y eres mujer, como es lógico. Hay una tendencia hacia un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular a medida que envejeces, y el riesgo aumenta cuando llegas a la menopausia. Antes se creía que se debía a una disminución de los niveles de estrógeno, pero en realidad la causa es el endurecimiento de las arterias, que lleva a una presión arterial más alta.

Estudios anteriores también han encontrado que los niveles de colesterol y triglicéridos aumentan una vez que las mujeres entran en la menopausia.

No puedes vivir sin patatas fritas

Bueno, quien dice patatas puede decir pollo, o pescado. La cosa es que te gusta lo frito (¿y a quién no?). Como todo lo que está bueno, solo podía ser ilegal o insano, y en este caso estos alimentos cumplen más la segunda. Un estudio de 2019 en 'BMJ' descubrió que las mujeres que comían pollo frito al menos una vez por semana tenían una probabilidad del 12% de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular superior a las mujeres que no lo comieron. A todos nos tienta un frito, pero no lo conviertas en algo habitual.

Estás deprimido

El ánimo afecta mucho, no solo en nuestra manera de afrontar problemas o enfermedades, sino también a la hora de prevenir dolencias. Los estudios han encontrado que las personas a las que se les diagnostica depresión tienden a tener un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. ¿Por qué? No está del todo claro, pero quizá tenga que ver con el hecho de que las personas aquejadas de depresión se cuidan menos, lo que no beneficia si ya tenían la presión arterial alta o problemas de salud.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios