no es no

Cómo reaccionan los españoles cuando les rechazan en la cama

Imagina que ligas una noche y acabas en tu casa. Al llegar a la habitación ella te dice que no vais a tener relaciones. ¿Qué harías?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La vida sexual de una pareja a veces es muy compleja (aunque no debería serlo). Rechazar a alguien en algunas ocasiones es normal. No pasa nada, pero debes saber que si ocurre constantemente y no solo durante una temporada, puede ser un problema. Hablar las cosas es muy importante para entender qué está sucediendo y cómo se siente realmente la otra persona.

Que alguien te diga que "no" quiere tener relaciones sexuales puede conducir a una gran variedad de respuestas. Un reciente estudio ha puesto al descubierto las reacciones más típicas que tienen los hombres que se han visto seducidos por la tentación y les ha sido negada en el último momento.

La encuesta realizada por Victoria Milan, web líder de citas para personas casadas o con pareja que buscan tener aventuras extramatrimoniales, hizo un seguimiento de los dormitorios de 9507 mujeres registradas en la plataforma y procedentes de 23 países de todo el mundo para descubrir qué hacían ellos cuando son rechazados en la cama.

¡Quieto, Billy!

Enfadarse o comportarse de forma agresiva fue la reacción más común. Esta muestra de ira puede deberse a un intento de ocultar sentimientos más profundos de rechazo y vergüenza. Las féminas que dijeron que habían experimentado esta mala reacción eran de Hungría, Irlanda y Portugal. Retirar la palabra seguido de un dramático portazo es la segunda opción más habitual de los que solo consiguieron llegar a los juegos preliminares. Negarse a hablar sobre el tema o a intentar arreglarlo es una conducta común entre austriacos, suizos, finlandeses y noruegos.

Desplegar todo el encanto e intentar convencer a la amante para que ceda es la tercera reacción que más experimentan las chicas que deciden poner fin a una posible sesión más apasionada. Razonar, implorar e intentar manipular a la otra parte diciendo cosas que quiere oír son tácticas que ponen en práctica, sobre todo, los checos, griegos, franceses, neozelandeses y polacos.

El 31% de los españoles busca inmediatamente otra opción con la que llegar hasta el final y el 24% obvia el rechazo e intenta convencerlas

Aceptarlo como un adulto y bromear sobre lo sucedido es la siguiente manera que más ocurre entre los encuestados, probablemente, la respuesta que mejor resultados tiene en esta situación tan incómoda. Los que suelen mostrarse comprensivos con la decisión que ella ha tomado y no intentan presionarla suelen ser de Australia, Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

Pero hay un comportamiento más sorprendente: coger rápidamente el móvil y comenzar a chatear para encontrar a otra con la que tener sexo. Los belgas, alemanes, italianos y sudafricanos reaccionaban así dejando claro el tipo de relación en la que estaban interesados.

"Toda mujer tiene el derecho a decir 'no' si no le apetece, y ellos deberían tener una reacción honesta, asegura el fundador y CEO de la web, Sigurd Vedal. "Ya sea bromear, enfadarse, desplegar todo el encanto o no decir nada, lo que vemos son reacciones sinceras que provocan situaciones comprometidas. Suelen ser instintivas – y probablemente una pista de cómo hubiera sido el sexo si la mujer hubiera dicho que sí”, comentó Vedal.

Así somos los españoles

En España los hombres lo tienen claro. El 31% busca inmediatamente otra opción con la que llegar hasta el final y el 24% obvia el rechazo e intenta convencerlas de que cambien de idea. Sin embargo, solo el 19% se lo toma bien y hace bromas y el 18 y 8% se enfada y se vuelve agresivo o deja de hablar y se va.

El Confidencial ha querido preguntar a algunos varones sobre qué harían ellos y las respuestas son de lo más variadas. "La verdad que le preguntaría por qué. Sin agobiar. Solo por saber qué ha pasado para que cambie de opinión", asegura el primero.

Solo los australianos, neerlandeses, daneses, suecos, británicos y estadounidenses lo aceptan como adultos y bromean con lo sucedido

"Por mucho que me jodiese, no insistiría demasiado. Si no quiere, alguna buena razón debe tener", asegura el segundo. "Es un momento muy complicado, pero hay que mantener la cabeza fría y ver qué es lo que quieres con esa chica y por qué ha hecho esto. Si me gusta de verdad intento entender lo ocurrido y relajar la situación, que no, bueno; depende cómo haya sido el corte lo mejor es dejar todo e irte a casa o acabar sin sexo pero de buen rollo, olvidando un poco ese rato de bajón total", confiesa el tercero.

"Si me ocurriera valoraría la situación. ¿Quiero algo más con ella y hay 'feeling'? No pasa nada, no hay prisas. Dormimos, si quiere, y ya está. ¿Que solo era un rollete de una noche? Si estamos en mi casa y quiere quedarse no hay problema, pero si estamos en la suya seguramente me iría porque me sentiría incómodo. Mis amigos llaman a esa situación: 'pernocta sin sexo', es como raro", asegura el cuarto.

"Al principio me rayaría un poco y preguntaría qué ha pasado para que no quiera. A partir de ahí ya depende del motivo, podría desde hacer bomba de humo o quedarme con ella sin necesidad de que pasase nada", concluye el quinto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios