garantizan el aislamiento de la persona en cuarentena

El secreto de los holandeses para vencer a las bacterias que hay en los hospitales

En el Hospital Universitario de Ámsterdam usan una cámara presurizada para evitar que los gérmenes se escapen de la zona de aislamiento o cuarentena

Foto: Staphylococcus aureus
Staphylococcus aureus

Los hospitales holandeses son expertos en vencer a las superbacterias, y un buen ejemplo de ello es el Hospital Universitario de Ámsterdam (VUMC). Este centro, con capacidad para 700 pacientes, cuenta con lo que, según recoge 'The Economist', el personal sanitario conoce como 'Sala del ébola', o lo que es lo mismo, el arma secreta de este hospital para evitar que las superbacterias se propaguen entre enfermos, doctores y demás trabajadores.

La 'Sala del ébola' es la zona en la que permanecen los enfermos en cuarentena, y antes de acceder a ella el personal sanitario debe esperar en una antecámara presurizada (es decir, en la que se ajusta la presión atmosférica para que sea exactamente la misma que en el interior de la zona aislada) hasta que un monitor se ponga en verde en la pared para indicar que ya no existe diferencia de presión entre ambas estancias.Con la misma presión en ambas salas, médicos y personal de enfermería ya pueden acceder hasta el área infectada, eso sí, siempre usando batas quirúrgicas y mascarillas respiratorias que eviten el contagio bactereológico; un proceso que se repite hasta 60 veces al día por cada uno de los pacientes aislados.

En Holanda se aísla preventivamente a los pacientes susceptibles de portar superbacterias


Salas como esta, que en el caso del Hospital Universitario de Ámsterdam está en la séptima planta, se reparten por los distintos hospitales de Holanda para albergar a todas aquellas personas portadoras de superbacterias como el staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), una bacteria resistente a muchos de los antibióticos utilizados para tratar las infecciones comunes por estafilococo, cuyos portadores, según señala el medio inglés, en hospitales de otros países europeos, se ubican, al menos en primera instancia, en salas abiertas.


En el Hospital Universitario de Ámsterdam, como en otros centros del país en los que cuentan con estas salas, los pacientes sospechosos de portar bacterias altamente contagiosas o peligrosas son puestos de manera preventiva en cuarentena en estas salas aisladas hasta que se confirme su diagnóstico o se compruebe que las pruebas para estas bacterias dan negativo.

Los principales sospechosos de portar bacterias como la SARM son todos aquellos que trabajan en granjas de animales o en el campo así como todos aquellos que han estado durante los últimos meses en un hospital en el extranjero, todos personas susceptibles de que se les haga rápidamente la prueba si muestran algún síntoma como protuberancias en la piel calientes al tacto o acompañadas por fiebre o pus.

Además, como método de prevención de contagio, cada vez que se diagnostica un caso de infección por estafilococos u otra superbacteria, todo el personal que ha atendido al paciente así como familiares o amigos que hayan estado cerca de él, son examinados inmediatamente

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios