evita algo peor

Los trucos para evitar el dolor de garganta cuando hace frío

Esta afección tan común puede convertirse en tu peor pesadilla. Prevenirlo y que no se convierta en un malestar generalizado está en tu mano

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El dolor de garganta suele ser el primer síntoma de que hemos cogido un buen constipado, aunque también puede serlo de otras afecciones peores, por lo que si la fiebre empieza a subir o empezamos a sentir dolor en las articulaciones, debemos acudir al médico.

Es muy molesto, eso lo tenemos claro todos. Si persiste durante demasiado tiempo no te lo tomes a la ligera y estáte alerta a otros síntomas aparentemente inofensivos por si es algo peor, como el cáncer de laringe. Mejor prevenir que curar, pero tranquilo, la mayoría de los casos es un simple dolor común y mejora de forma natural en una semana.

Deshazte de él

Dormir bien todas la noches siempre ayuda a combatir la infección. Los expertos recomiendan a las personas que lo sufren que se mantengan bien hidratadas, aunque deben evitarse las bebidas calientes. Chupar cubitos de hielo, comerse un helado o tomar dulces duros puede aliviar la inflamación. Trata de descansar y no forzar la voz para empeorar las cosas.

Si eres de los que por unas simples molestias no acuden a su doctor, toma parecetamol o ibuprofeno, aunque también hay aerosoles anestésicos que atacan el malestar con antiiflamatorios. Hacer gárgaras con agua tibia mezclada con sal puede ayudar a reducir la inflamación, pero se recomienda que los niños no utilicen este remedio. Cuando realices la mezcla haz gárgaras y después escúpelo. Repítelo las veces que sea necesario. "Es barato y todo el mundo puede hacerlo en casa. Se lo recomiendo a la mayoría de los pacientes", asegura Abraham Khodadi, farmacéutico, a 'The Guardian'.

Los fumadores tienen más posibilidades de caer en los brazos del resfriado y de la gripe. Y si quieres curarte rápido olvida el alcohol

Ojo, pero ten cuidado. Si las haces más de tres veces al día puedes terminar resecando las membranas mucosas, lo que conseguiría el efecto opuesto al esperado. Y, por supuesto, nada de tragar: con medio minuto es más que suficiente.

Otros trucos que puedes utilizar es preparar una bebida con limón y canela. Estos dos activos naturales ayudan a suavizar el dolor. Pon a hervir agua con la ramita de esta planta durante dos minutos. Déjalo reposar otros quince y añade unas gotas de este cítrico amarillo. Puedes además poner miel, es un buen antiséptico, lo que ayuda a a combatir las enfermedades infecciosas, destruyendo los microbios que las causan. y elimina la tos.

El jengibre y el vinagre de manzana (posee una gran cantidad de propiedades antibacterianas que atacan directamente la infección que causan las bacterias y ayuda a suavizar el dolor de garganta) también son muy buenos agentes para combatir este mal.

Olvida los malos hábitos

Los fumadores tienen más posibilidades de caer en los brazos del resfriado y de la gripe, como señalan las estadísticas, así como de agravar sus síntomas a través de la inflamación de la garganta. Y deja de beber alcohol: ataca al sistema inmunológico que protege nuestro organismo, deshidrata nuestro cuerpo y favorece la aparición de infecciones.

Si persiste durante demasiado tiempo no te lo tomes a la ligera y estate alerta de otros síntomas aparentemente inofensivos

No te automediques con antibióticos. No sólo es inútil, sino contraproducente, ya que puede terminar con las bacterias que forman parte de nuestras defensas. Si crees que son necesarios lo mejor es que acudas a consulta y tu médico decida qué debes tomar. El dolor de garganta se acompaña de otros síntomas de resfriado que pueden incluir secreción nasal, tos, ojos rojos o llorosos y estornudos. Las señales de la faringitis estreptocócica, una infección bacteriana, son similares, pero probablemente sean más graves y posiblemente estén acompañados por una temperatura elevada o sensación de calor y temblores.

Deja el estrés de una vez por todas. Cuando estamos más nerviosos de lo habitual, nuestro sistema inmunológico comienza a debilitarse y la producción de interleucinas comienza a descender. Los síntomas del constipado no suelen estar causados por virus sino por la respuesta inflamatoria a las infecciones.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios