no te confíes

El sencillo truco que están utilizando para robar los coches sin llaves: es muy fácil

En España, se produjeron 140.000 percances de robo de vehículos. No esperes a que te pase para lamentarlo. Esto es lo que debes hacer

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El mundo del automóvil, como cualquier otro ámbito, ha sufrido una serie de cambios que han modificado la forma en la que entendemos la conducción. Antes de que aterricen los coches autónomos, que seguramente abrirán las puertas a una nueva era automovilística en la que -entre otras cosas- se pueda llegar a estar prohibido conducir debido a los enormes riesgos que plantea a terceras personas, vamos a detenernos en uno de esos pequeños grandes avances que comenzó en los años 90 y perdura hoy en día: los coches sin llaves, accionados por un botón.

De unos años a esta parte el vehículo a motor por antonomasia, es decir, el coche, tenía un procedimiento similar al de una vivienda: una puerta con cerradura para entrar. Pero poco a poco la innovación marcó la pauta, y esta llegó en forma de botones. Ya no había que insertar la llave en cada una de las puertas para entrar. Este proceso manual se sustituyó por el telemático, en el que podías tanto abrir como cerrar el automóvil a unos cuantos metros de distancia, lo que agilizó el proceso, volviéndose mucho más cómodo. Las llaves entonces se convirtieron en algo más parecido a un mando a distancia que a la clásica forma y función de ganzúa por las que se conocen. Una señal de radiofrecuenca es emitida por el coche, que detecta la cercanía del mando y nos permite abrirlo al acercanos.

En España, los percances de robo de vehículos llevan disminuyendo desde 2012, hasta los 140.000 casos registrados

Pero aún no estaba todo dicho. Todavía había que introducir la llave en la ranura al lado del volante para accionar el motor y poner el coche en marcha. Entonces llegó el arranque por medio de un botón. Este tipo de encendido es uno de los más comunes en los concesionarios y parques automovilísticos de todo el mundo (o al menos el occidental), sobre todo en Estados Unidos, donde el modelo se ha estandarizado tanto que más de la mitad de los 15 millones de autos vendidos anualmente funcionan de este modo, según informa 'The New York Times'.

Pero un nuevo informe de el Club General de Automóviles de Alemania (ADAC) ha descubierto la facilidad que presentan este tipo de automóviles a la hora de entrar y robar. De los 237 modelos testados para realizar el estudio, apenas siete superaron las pruebas de seguridad de los expertos. ¿La causa? La "tecnología relé", cuyo nombre proviene del empleo de una caja de relés, un dispositivo que transmite de forma inalámbrica señales de un lugar a otro.

Las conclusiones arrojan un dato alarmante: si alguien quiere robar un coche sin llave, tan solo tiene que sostener una caja de relés desde el exterior del domicilio o vivienda de su dueño, procurando ponerlo en algún lugar cercano a donde se localizan las llaves del conductor, y recibir la señal que el llavero emite a través de las paredes, explica el periodista Ben Slater en 'Which?'. Luego, la señal puede transmitirse a una segunda caja de relés cercana al automóvil, lo que hará engañar al vehículo para que piense que la llave está cerca y desbloquee las puertas.

Claro que, esta técnica no pasa desapercibida para los fabricantes. En Estados Unidos ha provocado tanto revuelo que BMW y Mercedes Benz ya están añadiendo sensores de movimiento para que el coche no pueda desbloquearse si no está el llavero cerca. Ford asegura que los clientes tendrían que tener a mano una buena caja fuerte en la que meter sus llaves para que esto ocurra. Por su parte, la empresa Hyundai se comprometió a "seguir desarrollando y actualizando las medidas pertinentes contra todos estos ataques", según recoge en un artículo la revista digital 'Vox'.

Los fabricantes tendrán en cuenta estos riesgos a la hora de actualizar los criterios de seguridad de los vehículos para introducir nuevas medidas

En el año 217, en España hubo unos 140.000 percances de robo en vehículos asegurados, 70.000 menos que el año anterior, una cifra que lleva descendiendo desde 2012, según el informe 'Percances de robo de vehículos', elaborado por la asociación Estamos Seguros. El robo de vehículos, por tanto, es "una realidad baja", según califican en este mismo estudio, en parte gracias a que "la policía no es tonta como tampoco los fabricantes".

SI comparamos las cifras con las del país estadounidense, se podría decir que teniendo en cuenta la gran cultura automovilística norteamericana, son demasiados casos los registrados en nuestro país en relación a las cifras de población y el volumen de coches existentes. Según el Departamento de Jusiticia de Estados Unidos, en 2017 hubo 773.139 hurtos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

En Reino Unido, los nuevos criterios de la Evaluación de Seguridad de Nuevos Vehículos (NVSA) aceptados por la industria para este 2019 garantizará una mayor protección de los coches. Richard Billyeald, director técnico de Thatcham Research, el órgano gubernamental para la seguridad de automóviles, asegura en 'Which?': "Los nuevos criterios afrontarán el riesgo adicional de los vehículos susceptibles a sufrir estos ataques e incentivarán a los fabricantes a introducir nuevas medidas". En el informe también se incluyen una serie de consejos que no tienen que ver necesariamente con volver a los coches de apertura manual. Todo se basa en ser prudente y tener en cuenta una serie de detalles

Cómo protegerlo

Lo más esencial es nunca dejar objetos de valor a la vista, el consejo más clásico. Da igual que solo vayas a salir del coche un rato o que parezca que el lugar en el que lo has aparcado no está muy poblado. Si no te quedas tranquilo y buscas aumentar aún más la seguridad, puedes adquirir un bloqueo de volante, esto es, una especie de cerrojo o candado que evita que cualquier movimiento en el dispositivo. Esto además funcionará como efecto disuasorio frente a los ladrones.

Observa y presta atención al lugar en el que lo dejas aparcado. No es lo mismo dejarlo en el barrio Salamanca que en eun aparcamiento en un solar a las afueras de la ciudad. Otro truco, mucho más simple que el resto, es verificar siempre manualmente que las puertas están bien cerradas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios