va a convencerte

Cinco razones para eliminar los carbohidratos de tu desayuno habitual

Es momento de quitártelos. Según los últimos estudios, con una dieta baja en ellos acelerarás tu metabolismo o aumentarás tu resistencia... ¿A qué esperas?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Qué sueles desayunar? Las opciones son muchas, hay quien prefiere una tostada con mantequilla y mermelada, esperando que no se le caiga como a Murphy, o cereales, o quizá una barrita... incluso los hay como Garfield, que odian los lunes y solo puedenaliviar su tristeza con unas tortitas... sea cual sea la opción que elijas, lamentamos decirte que igual tienes que replanteártelo.

Si bien es cierto que muchos estudios hablan de los beneficios que provocan los carbohidratos en el cuerpo, la revista masculina 'Men's Health' ha recogido una serie de razones por las cuales quizá no sea lo más conveniente desayunarlos, así como las opciones que puedes elegir si finalmente este artículo te convence y decides restringirlos. ¿Qué pasa si optas por un desayuno bajo en carbohidratos?

Mantiene tu hambre bajo control

Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard encontró que los niveles de la hormona grelina eran significativamente más bajos en las personas que consumían carbohidratos ligeros en comparación con los que ingerían mayor cantidad. ¿Por qué? La grelina es conocida como la hormona del hambre y, por tanto, la ingesta de alimentos. Al mantener los niveles bajo control, las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudarte a comer menos a la hora de las comidas, según sugiere esta investigación.

Estarás más satisfecho...

... Durante más tiempo. Algunas investigaciones recientes relacionan aquellas comidas ricas en proteínas con una mayor saciedad. ¿Y si tenemos que elegir entre una dieta baja en grasas o en carbohidratos? Al parecer las segundas promueven que te sientas más lleno.

Cereales, pan, tostadas... todos estamos acostumbrados a desayunar carbohidratos, pero la dieta baja en ellos tiene muchos beneficios

Un estudio de 2016 de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Tulane encontró que comer alimentos bajos en carbohidratos ayuda a mantener los niveles de la leptina (conocida como hormona de la saciedad) mejor que una dieta baja en grasas, lo que significa que los primeros superaban a los segundos cuando se trataba de sentirse satisfecho.

Aumentará tu resistencia

Un estudio de 2017 en 'Journal of Human Kinetics' encontró que los atletas de resistencia que se decidieron por las dietas bajas en carbohidratos consiguieron muchas mejoras en su rendimiento. En concreto, sus músculos parecían almacenar energía y quemar grasas de manera más eficiente que los músculos de los atletas que consumen dietas altas en carbohidratos y bajas en grasas.

En su justa medida son muy beneficiosos.
En su justa medida son muy beneficiosos.

Te ayudará a perder la grasa "peligrosa"

Varios estudios han descubierto que el tejido adiposo visceral (el tipo de grasa que sirve como "amortiguadora" protegiendo y manteniendo a los órganos internos) está asociado con una mayor probabilidad de adquirir una enfermedad metabólica. Reducir los carbohidratos ayuda a rebajar este "flotador". Un estudio reciente en 'Proceedings of the Nutrition Society' descubrió que la ingesta de alimentos bajos en carbohidratos reduce en un 15% la grasa visceral en comparación con las dietas altas en los mismos.

Acelerarás tu metabolismo

Tanto es así que según un estudio de la escuela de Medicina de Harvard, llevado a cabo 2018, en el que se hizo la prueba con un grupo de personas, se llegó a la conclusión de que aquellas que habían consumido menos carbohidratos quemaron 209 calorías más al día, por lo que se concluyó que ayudaba a perder peso.

Entonces ¿qué comer?

Si has llegado hasta aquí es porque te interesa. O quizá, simplemente, has bajado sin leer lo demás. Sea como sea, la revista 'Men's Health' también tiene una respuesta para aquellos que han decidido adentrarse en el mundo de los planes bajos en carbohidratos. Apunta:

Huevos duros con frambuesa. ¿Parece una combinación extraña? Combinar las frambuesas ricas en fibra, una de las frutas más saludables, con huevos cargados de proteínas es una combinación que no te puedes perder.

Dos huevos revueltos con 1 taza de espinacas y ½ taza de champiñones. Saltea las espinacas y los champiñones un poco antes de mezclarlos con el huevo y ¡voilà! Ya tienes una tortilla rica en vitaminas y nutrientes que contiene muchas proteínas saciantes.

Yogur griego con nueces. Este desayuno rápido y simple está lleno de grasa saludable y proteínas que matan el hambre.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios