la realidad supera a la ficción

Tiene 4 gatos, hace una obra en la bañera y uno se esfuma. ¿Dónde está?

El hilo de un usuario que pierde una de sus cuatro mascotas en casa se ha hecho viral. El animal está en perfecto estado. ¿Cuál era su escondite?

Foto: El gato Bingo. (Twitter)
El gato Bingo. (Twitter)

Podría ser la historia de Edgar Allan Poe 'El gato negro' donde el protagonista, hundido en sus adicciones y llevado a los límites de la locura, asesina a su esposa y la empareda junto a su mascota. En en el siguiente relato no hay ningún asesinato y tiene final feliz, pero es muy curioso lo que cuenta el usuario @Bugsblack en su perfil sobre lo sucedido con el felino.

"Madre mía, lo que acaba de pasar. El caso del gato emparedado", comienza en sus tuits. "El caso es que tenemos cuatro gatos en casa. Uno de ellos es Bingo, que no es muy listo", asegura sobre su mascota.

"Hace poco hemos tenido una pequeña de fuga de agua de la bañera que caía al local de abajo. Ya está arreglada, por lo que esta mañana se ha procedido a cerrar nuevamente el orificio que se había abierto en las baldosas. Al acabar con la pequeña obra noto que falta uno de los gatos. El obrero sigue aquí, así que le digo que si lo ha visto y después le hago 'la pregunta", continúa.

Tras lo sucedido el pequeño animal se asustó un poco, pero se encuentra en perfectas condiciones. Su ronroneo se ha multiplicado por 1000

"¿No estará emparedado ahí dentro? 'No hombre, no. Estaría desesperado y rascando', responde él". El gato sigue sin aparecer y hasta Rosario Flores se pone nerviosa y prepara unos arreglos de su famosa canción: "Uy, uy, uy, mi gato hace uy, uy, uy". La preocupación ya no es solo del dueño, sus otras tres mascotas se acercan al lugar de los hechos, la bañera y empiezan a rascar las baldosas. Exacto. "Uy", tuitea el usuario.

Miau

"Y de repente, lo más temido. Se oye un tímido 'miau' desde el baño. Va a más. Está ahí dentro, emparedado. Llamo al paleta rápido y le cuento la situación. 'No me jodas', me responde. Que sí, está ahí dentro, continúo yo". Al volver al baño el gato deja de maullar. "Le aseguro que está ahí, que lo he oído. Al final decidimos quitar una baldosa y abrir un pequeño agujero. Aquí las imágenes y el rescate definitivo", explica en el hilo.

Tras lo sucedido el pequeño animal se asustó un poco, pero se encuentra en perfectas condiciones. "Ahora ha decidido esconderse pero detrás de la televisión, que tiene más salidas", bromea su dueño. "En defensa del obrero hay que decir que lo cierto es que el agujero estaba tal que así. La verdad es que el agujero estaba tal que así y Bingo, en un alarde de inteligencia, debió meterse detrás de la bañera cuando él fue a por las baldosas al garaje. Después no hizo ruido alguno hasta que se dio cuenta del percal, añade. "Ahora está relajadísimo, aunque nos busca del susto. Además, se escucha su ronroneo nivel 1000. Me da que de aquí ya no se va a mover", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios