puedes conseguir lo que te propongas

Cómo adelgazar 50 kilos comiendo bocadillos y tres veces al día

Gracías a una rutina fija de alimentación, evitando los atracones y combatiendo el estrés, es posible perder peso de una manera sostenible. Este es el ejemplo

Foto: Fuente: Instagram.
Fuente: Instagram.

Hay muchas personas que logran perder peso con los métodos más diversos, gente que esforzándose por alcanzar sus metas, ha conseguido adelgazar todos los kilos que se había propuesto e incluso algunos más. Pero ¿y si dijeramos que la protagonista de la narración que viene a continuación, además que quitarse los kilos que le sobraban , ingiere bocadillos y hace tres comidas al día? Quizá cueste más creer algo así.

Colette Giaramita cuenta en primera persona en 'Prevention' su desgarradora historia: encontró una vía de escape contra su padre, que abusaba de ella, en la comida. No pensaba racionalmente cuando se daba un atracón, simplemente lo hacía. Se escondía debajo de la cama para comer toda clase de alimentos "basura"; pizza, refrescos, helados o sándwiches. Era este el menor de sus problemas, también trató de suicidarse y sufría problemas mentales. Llegó a pesar 141 kilos.

Un viaje solo de ida

"La primera vez que oí hablar sobre la atención plena fue cuando busqué tratamiento para mi salud mental, y esa ha sido la clave para perder peso" explica. "Aprendí que no estoy pensando racionalmente cuando me doy un atracón. Se trata de comer lo más que pueda, tan rápido como pueda. En cambio, ser consciente de lo que hago y de lo que como (como pensar en cómo mastico o dejar que los cubitos de hielo se derritan en mi boca), me ha permitido parar cuando me siento llena".

Añade: "Por supuesto, también como alimentos más sanos y hago más ejercicio. Me puse pautas al comienzo de mi viaje de pérdida de peso en 2017, y todavía las sigo: hago ejercicio todos los días (incluso si eso significa una caminata corta); tomo 12 tazas de agua al día; y me aseguro de comer tres comidas completas y dos meriendas".

El amor propio, explica, es el que la ha llevado hasta aquí, en este extenuante pero beneficioso viaje. Colette perdió 50 kilos en 10 meses, y asegura a sus seguidores de Instagram que ellos también pueden hacerlo si se lo proponen. Le gusta inspirarles a hacerlo y por ello enseña sus fotografías del antes y después en su perfil, donde asegura que no se ha sometido a ninguna clase de cirugía.

Perdió 50 kilos en 10 meses y es con su cuenta de Instagram con la que insta a otros en su misma situación a hacer lo mismo

Pero, ¿qué hace? "La mayoría de los días, hago una combinación de entrenamiento de fuerza y ​​trabajo elíptico (canto y bailo en la elíptica para que sea divertido). Pero también doy al menos 20.000 pasos al día".

La alimentación

Por supuesto, sin un plan de perder peso concreto, todos los demás esfuerzos se verían frustrados. Aunque parezca sorprendente, Colette no se priva. Empieza el día con huevos con espinacas y un panecillo, a la hora del almuerzo elige mango, fresas, uvas o incluso queso de mozzarella. Para comer suele tomar pollo (le gusta mucho la carne) y, por último, de cena, elige un helado ligero. Sigue comiendo bocadillos y no pasa hambre, lo único es que intenta controlar su apetito. Señala que a pesar de ingerirlos y sin pasar hambre, solo con beber mucha agua y come porciones muy pequeñas ha conseguido perder peso. En los restaurantes divide su plato por la mitad para no caer en la tentación de comerlo todo.

No es oro todo lo que reluce, y empezar el camino no significa que haya que tener fuerza de voluntad solo durante el proceso. Ha de durar para siempre, y a veces es complicado: "A pesar de tener una rutina fija, sigo luchando con los atracones. Si tengo problemas o estoy estresada por la escuela y los exámenes, a veces sigo recurriendo a la comida. Pero incluso en ese momento, siempre encuentro la forma de volver a encarrilarme, principalmente leyendo mensajes de apoyo en Instagram, volviendo a la rutina diaria y prestando más atención a cómo se siente mi cuerpo y qué quiere".

"Aunque algunas personas me tratan de forma diferente ahora que he perdido peso, no he hecho esto para que otras personas me aceptaran, sino por mí misma. Tengo amigos que me apoyan, herramientas que me ayudan a mantenerme en el camino y sé que soy fuerte para conseguir todo lo que me proponga. Eso es todo lo que necesito".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios