POR MEDIO DE UNA SONDA NASOGÁSTRICA

Un médico salva la vida de un paciente administrándole 15 latas de cerveza

Estaba intoxicado con metanol y gracias a la ingesta de cinco litros de cerveza, el hígado pudo dejar de procesar toda esa cantidad de alcohol tóxico

Foto: El paciente salvó la vida gracias a la administración de 15 latas de cerveza. (EFE)
El paciente salvó la vida gracias a la administración de 15 latas de cerveza. (EFE)

Nguyen Van Nhat es un vietnamita de 48 años que el día de Navidad entró en coma. Fue trasladado urgentemente a un hospital de la provincia de Quang Tri, en el centro de Vietnam, donde las analíticas confirmaron que registraba una fuerte intoxicación etílica que hacía temer muy seriamente por su vida.

Los médicos explicaron a sus familiares que había restos de metanol en el organismo de Van Nhat, una cantidad más de 1.000 veces superior al máximo recomendado. Es el compuesto alcohólico más sencillo y, además, es muy tóxico. El hígado no podía procesar todo ese alcohol tan tóxico, por lo que los médicos administraron al paciente tres latas de cerveza por medio de una sonda nasogástrica.

A ese primer litro de cerveza le siguieron otros cuatro más a lo largo del día: en total, 15 latas de cerveza que fueron administrando por la sonda a razón de una cada hora, gracias a lo que Nguyen Van Nhat salvó su vida. Pero ¿por qué cerveza?

Los peligros del metanol

Las bebidas alcohólicas contienen etanol y algunas también metanol, dado que se genera durante el proceso natural de fermentación, aunque en cantidades muy pequeñas. Mientras los fabricantes de bebidas alcohólicas disponen de tecnología para eliminar los restos de metanol, las bebidas que se elaboran de forma casera sí que lo contienen, por lo que son muy peligrosas.

Mientras el etanol se descompone en el cuerpo gracias a diversas enzimas, con el metanol sucede todo lo contrario: una enzima lo convierte en un compuesto muy tóxico llamado formaldehído, del que se forman ácido fórmico y dióxido de carbono. Ese ácido fórmico es el responsable de la toxicidad del metanol y puede afectar al sistema nervioso central, provocar ceguera e, incluso, la muerte.

Por eso, Nguyen Van Nhat entró en coma, pero al administrarle los médicos la cerveza consiguieron detener el proceso por el que el formaldehído se transforma en ácido fórmico. El hígado prioriza la descomposición del etanol sobre la del metanol, por lo que este pudo eliminarse del cuerpo gracias a una diálisis de urgencia a la que sometieron al paciente, tal y como informa 'Vietnam Net'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios