TU ORGANISMO TAMBIÉN CUENTA

La guía definitiva para desintoxicar tu cuerpo: este mes es muy bueno

Si sientes que últimamente se te ha ido de las manos y debes recuperar el camino hacia una vida sana, llegó la hora de hacer balance de pérdidas y reconectar con tu físico

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Se avecina el final de mes, y no solo hay que hacer un balance económico después de los gastos navideños, sino también físico. ¿Qué hay mejor en el mundo para comenzar el año con buen que recuperar tus entrenamientos? Una vida sana basada en una dieta equilibrada y el ejercicio físico es elemental para también poner atajo al resto de problemas que asolan nuestra vida cotidiana.

Si bien no hay una especie de botón mágico de reiniciar, sí que existen unos cuantos trucos para desintoxicar el cuerpo de todas las toxinas y grasas ingeridas. Stephanie Masterman, una experta nutricionista británica, ha compartido en un artículo publicado en 'The Daily Mail' los mejores consejos para darle la vuelta a la tortilla y comenzar el año sano y en forma.

No te mueras de hambre

Al contrario de lo que puedas pensar, no debes privar al cuerpo de todo lo que pide. Después de haber vivido opíparas cenas y comidas, es normal que el estómago te pida muchos más alimentos en los días que vienen, ya que está acostumbrado a ingerir muchas calorías. "Todo lo que ingerimos proporciona a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para desintoxicarse", afirma Masterman. "Las dietas basadas en el ayuno hacen imposible que nuestros órganos funcionen a pleno rendimiento. Tu hígado, pulmones, riñones, intestinos y piel trabajan en equipo para eliminar las toxinas del organismo, pero cada uno dispone y necesita de distintos nutrientes específicos para funcionar de manera eficiente".

Aliméntate de cítricos ricos en vitamina C, como las naranjas, el limón o los pomelos

"Si restringes tu dieta a solo un puñado de alimentos puedes provocar que existan grandes diferencias de nutrientes y así ralentizar el proceso natural de desintoxicación", sostiene la experta. Por ello, ella recomienda que para aquellos que pretendan perder peso o mejorar su salud, se quiten de la cabeza la idea de realizar la típica dieta de moda o el ayuno, ya que hay muchísimos nutrientes que favorecen esta desintoxicación, por lo que continuar sin ellos puede hacer más daño que bien al cuerpo.

No tires el dinero

Si hay una industria que se lucra de este ansia de ponerse en forma es sin duda la de los gimnasios. Pero no te dejes engañar por sus promociones, descuentos y planes de adelgazamiento. De igual forma, esta época del año es la ideal para las empresas de tés, polvos y cápsulas que prometen una rápida y sencilla desintoxicación. A este respecto, Masterman desconfía de los productos milagro. "Muchos contienen una gran cantidad de compuestos sintéticos y aditivos nada agradables, difíciles de absorber y metabolizar", advierte. "Pueden no tener ningún efecto".

Los nutrientes adecuados

Para la experta, lo más importante es saber con exactitud qué tipo de nutrientes necesita tu cuerpo para su recuperación. En general, los más apropiados son aquellos ricos en vitaminas, minerales, grasas sanas y antioxidantes. Cítricos como el limón, la lima, las naranjas o los pomelos son una fuente rica de vitamina C, un poderoso antioxidante. Además, también estarás previniendo problemas de salud tan molestos y de la época como catarros o constipados.

De igual modo, el té verde es otro de tus grandes aliados en la transición a una vida más saludable, ya que posee un alto contenido de catequinas, unos compuestos químicos que aumentan la producción de enzimas para la desintoxicación. La remolacha, por ejemplo, es otro de los alimentos a tener en cuenta, ya que activa las enzimas antioxidantes en el hígado. También puedes ingerir nueces y demás semillas, ya que son una gran fuente de grasas saludables que nuestro cuerpo necesita para recuperarse debido a sus vitaminas liposolubles (A, D, E y K).

No esperes milagros

"Las exageraciones de la industria alimentaria sobre las dietas milagro no hacen más que alimentar las esperanzas de aquellos que se quieren desintoxicar después de Año Nuevo", argumenta Masterman. "Uno de los propósitos más comunes es adelgazar. Para dar con una pérdida de peso instantánea, las personas se embarcan en dietas muy bajas en calorías, incluso recurren al ayuno". Según la experta, perder peso de forma rápida no solamente es insostenible, "sino que también conlleva riesgos para la salud y la probabilidad de subir de peso a largo plazo". Por todo ello, lo mejor que puedes hacer es siempre y ante todo, comer sano y seguir una dieta equilibrada, a la vez que hacer mucho ejercicio.

Las naranjas o mondarinas, tus potentes aliadas. (iStock)
Las naranjas o mondarinas, tus potentes aliadas. (iStock)

Alimentos a evitar

Por supuesto, hay nutrientes que deberías evitar a toda costa para lograr la tan ansiada desintoxicación. Algunos, como el azúcar, no proporcionan ningún valor nutritivo más que la energía: solo aportan calorías vacías que además de aumentar los niveles de glucosa en sangre, dañan los dientes y crean antojos crónicos. Otros, como la cafeína, tienen efectos positivos si se consumen con moderación. Un exceso de café puede deparar graves consecuencias en el estado de ánimo, el sueño o la ansiedad.

De la misma forma, el alcohol no destaca por ser especialmente útil en este tipo de fases de desintoxicación, al contrario. Demasiadas bebidas espirituosas deshidratan al cuerpo, así como falto de energía y de concentración. Tampoco los alimentos procesados son recomendables. La mayoría están llenos de grasas trans, conservantes, aditivos y sal. Cocina siempre con alimentos frescos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios