Lo que de verdad pasa en tu mente cuando estás a punto de morir
  1. Alma, Corazón, Vida
una explicación

Lo que de verdad pasa en tu mente cuando estás a punto de morir

Las Experiencias Cercanas a la Muerte han tratado de ser explicadas en incontables ocasiones por la ciencia. ¿Por qué suceden? ¿Qué le pasa a nuestro cerebro en el proceso?

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando nos tumbamos en la cama, en la oscuridad de nuestro cuarto, y cerramos los ojos dispuestos a dormirnos, a veces una pregunta queda flotando en el aire. "¿Cómo será la muerte? ¿Será parecida a quedarse dormido, poco a poco?" Y es la inmensidad de la nada lo que agobia hasta a los más creyentes. El cerebro no puede simplemente concebir que un dia nuestra conciencia se perderá para siempre, nuestros pensamientos desaparecerán como si fuéramos un aparato electrónico en el que han pulsado el botón de 'Off', y viviremos en una eternidad inexistente. El vacío absoluto.

Aun a día de hoy la ciencia tiene varias premisas para explicar las experiencias cercanas a la muerte, pero ninguna concluyente. Otra duda muy frecuente es aquella de "¿cuál será mi último pensamiento antes de morir?", y lo cierto es que solo aquellos que han sufrido esta clase de traumas y han vuelto para contarlos son los que nos pueden dar una pista al respecto. Las experiencias cercanas a la muerte (ECM) son esos acontecimientos psicológicos con elementos místicos. Sucede en personas que han sufrido "muertes momentáneas" y después han vuelto a la vida (por ejemplo, tras ataques cardíacos o lesiones cerebrales) o aquellas con intensos dolores físicos.

Despertares

No es una experiencia tan poco común. Una investigación publicada en el 'Journal of Near-Death Studies' sostiene que entre un 4 y un 8% de la población mundial ha pasado por algo así. Se ha hablado hasta la saciedad de ello,desde los que no ven nada, la más absoluta oscuridad, a aquellos que observan fragmentos de su vida pasar en un 'flashback'. Sin duda, la luz al final del túnel es la más común. La doctora Valeria Page, de la unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Watford en Londres, tiene otra teoría al respecto: "Se debe a que cuando el nervio óptico pierde sangre lo que se ve es una luz blanca".

placeholder 'El sueño de la razón produce monstruos'. Francisco de Goya.
'El sueño de la razón produce monstruos'. Francisco de Goya.

No son los únicos delirios que una persona puede experimentar con las ECM. También es común el desdoblamiento, con el cual el "cuerpo astral" se separa del "cuerpo físico". Las personas que lo han vivido señalan que han podido observar su propio cuerpo mientras gravitaban alrededor del mismo. Algo que no sucede únicamente cuando estamos a punto de morir, sino que también se menciona al dormir, pues parece estrechamente relacionado con la temida parálisis del sueño o "subida del muerte", esa desagradable sensación que sufren algunas personas durante ese periodo de transición entre el sueño y la vigilia.

Y aunque muchos investigadores opinan que lo que vemos en una ECM está fuertemente influenciado por nuestras creencias (por ejemplo, los indios suelen ver a Yamraj, el dios hindú de la muerte, y los cristianos oyen una voz que piensan es la de Dios), no siempre es así necesariamente. Un ejemplo de este desdoblamiento es el de Antonio Gómez, que estuvo inconsciente durante 7 minutos tras desplomarse en un tatami en 2011. Era una persona completamente atea y lo cuenta así: "No recuerdo nada del masaje cardíaco que me realizaron. Miré a mi alrededor y vi una fotocopia de mí mismo tumbada en el suelo, a mi lado se encontraba un hombre bajito. Me explicó que lo que veía, mi cuerpo, era algo que había utilizado en mi vida para tener unas experiencias pero que ya había cumplido su objetivo". Lo cuenta una persona que hasta el momento había sido completamente racional y analítica y que no encuentra una respuesta a lo que, simplemente, sucedió.

La ciencia trata de atajarlo explicando que existen dos tipos de experiencias cercanas a la muerte. Según los neurocientíficos Olaf Blanke y Sebastian Dieguez: el tipo uno, que está asociado con el hemisferio izquierdo del cerebro, presenta una sensación alterada de tiempo e impresiones de volar. El tipo dos, que involucra el hemisferio derecho, se caracteriza por ver o comunicarse con espíritus, y escuchar voces, sonidos y música.

La doctora Valeria Page del Hospital General de Watford explica que la luz al final del túnel proviene de la pérdida de sangre del nervio óptico

Sea como sea, la confusión tras una ECM es severa, por supuesto. Describe Shakespeare en 'Hamlet' la muerte como "un país sin descubrir del que el viajero no regresa". Pero ¿qué sucede si vuelve? ¿Qué sucede cuando todo puede explicarse todo desde un punto de vista más terrenal, dejando a un lado la trascendencia? Así es como cuenta su experiencia Eugene Costello en 'Medium', que sufrió un infarto y tuvo que ser operado de urgencia. Todo comenzó en un viaje a los Pirineos, una semana que pasó con fuertes dolores en el pecho. Al llegar a Londres acudió al hospital: efectivamente, tenía tres de las arterias principales del corazón bloqueadas.

Foto: Foto: iStock.

Mientras le intervenían quirúrgicamente tuvo un derrame cerebral, pero su corazón intentaba salir adelante: le abrieron, literalmente, el esternón. Una operación que debería haber durado dos horas y que finalmente transcurrió en el doble de tiempo. Fue tras la intervención cuando comenzó a experimentar una serie de alucinaciones muy vividas.

Un enfoque menos trascendental

Estrellas doradas sobre un fondo azul. Un viaje a Nueva York que incluía un tiroteo por parte de un devoto de Donald Trump que le disparaba en el pecho (justamente donde se localizaba la dolencia) en el aeropuerto. Una supuesta boda en Jaipur a la que acudió con un montón de amigos. De repente se da cuenta de que los enfermeros le retienen en contra de su voluntad, un carrusel de caras gira en su cabeza a modo de caleidoscopio, sin saber cuál es la realidad y cuál la ficción. "He soñado con que me levantaba de la cama y blandía un taburete de metal, amenazando con romperle la jodida cabeza a la enfermera", explica en una ocasión. Su mujer le observa con tristeza: "Eso no fue un sueño, realmente sucedió".

Tampoco los expertos saben decir por qué se da el delirio postoperatorio, pero es más común en pacientes de cuidados intensivos que están fuertemente sedados o con ventilación mecánica después de una cirugía (la de corazón principalmente). La doctora Page explica que "abrir a alguien, hurgar por dentro, sacar algunos trozos y volver a cerrar es algo tremendamente traumático para el cuerpo". Es el trauma, realmente, lo que desencadenaba las imágenes que veía Costello.También cree que hay una explicación fisiológica para estos delirios: "Son simplemente manifestaciones físicas neurológicas del mal funcionamiento del cerebro debido a los transmisores, el flujo sanguíneo y la inflamación".

El delirio postoperatorio es frecuente en pacientes que han estado fuertemente sedados o se han sometido a una cirugía cardiovascular

Todas las alucinaciones de Costello partían de un elemento real, fue más tarde cuando comenzó a atar cabos. "Soñó" con su hija y su mujer porque iban todos los días a verle al hospital. ¿La boda en Jaipur? Su compañero de habitación en cuidados intensivos era un anciano caballero indio que ponía en la radio día y noche música de sitar. Los amigos que le acompañaban al viaje y en el aeropuerto también le visitaron en el hospital. Su mente estaba reinterpretando episodios que realmente habían sucedido mientras él se encontraba en un estado de semiinconsciencia. De hecho, casi la mitad de las personas que pasan por el quirófano con determinada anestesia padecen episodios de delirio, alteraciones de la memoria o el pensamiento, pérdida de habilidades de la vida cotidiana, dependencia, dolor generalizado, alteraciones del sueño o deterioro cognitivo. Las operaciones quirúrgicas con anestesia general pueden producir traumas postoperatorios.

Algunos pacientes como Costello muestran esa clase de"efectos secundarios" pero se recuperan más fácilmente. Otros sufren otra clase de delirios que se presentan con depresiones, son más difíciles de diagnosticar. Los investigadores estudian en la actualidad la manera de minimizar estos episodios, lo que incluye rebajar el uso de ciertas tranquilizantes, alentarlos para que tengan ciclos de sueño saludables o incluso ayudarlos a salir de la cama para moverse.

Como siempre sucede cuando no hay una respuesta clara, ciencia y religión no parecen comulgar. ¿Entran, entonces, los delirios postoperatorios dentro de las Experiencias Cercanas a la Muerte? ¿Suceden estas debido a la muerte de las células del cerebro, conforme este se va "apagando"? ¿Son una pequeña prueba de que hay algo después de la muerte, aunque no sepamos el qué? Sea como fuere, por nuestro espíritu curioso, seguiremos preguntándonos qué hay detrás de este fenómeno. Hay algo en lo que coinciden prácticamente todos los que han vivido algo así, la absoluta paz que experimentaron tras ello. Y, como indica Susan Blackmore, una autoridad en el campo de las ECM: “estas experiencias pueden ser maravillosas, transformadoras y arrojar nueva luz sobre la condición humana”. Y además el que las ha experimentado tiene la suerte de estar aquí para contarlo. Y eso es suficiente, por ahora.

Ciencia Muerte Cerebro
El redactor recomienda