todos deberíamos tomar nota

Se rieron de ella en un gimnasio por estar gorda: su respuesta fue muy grande

"Ayudad en todo lo que podáis a los demás a sentirse bienvenidos". Esta anécdota relatada por un usuario de Internet te hará restablecer tu fe en la humanidad

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Autor
Tiempo de lectura3 min

Han acabado las vacaciones y, como bien sabemos, llega el momento de volver a la carga e intentar bajar esos kilos de más en el gimnasio. Los centros deportivos se frotan las manos porque millones de incautos volverán (volveremos) a darle fuerte a la cinta y a la elíptica, imaginándonos en la playa con un físico escultural, dentro de aproximadamente medio año.

Pero ¿qué sucede si es la primera vez que acudes a un lugar así? No te sientes cómodo, estás inseguro, piensas que todos se van a fijar en ti y en lo mal que lo haces... y si además no te encuentras agusto con tu cuerpo o te sobran unos cuantos kilos, el sentimiento será aún más fuerte. Quizá porque todos hemos sido primerizos alguna vez sin duda sentiremos empatía hacia esta historia que relató un usuario de Reddit en primera persona y que se ha hecho viral.

Empatía

"Bueno, esto es lo que ha pasado" empieza así, "estaba en el gimnasio esta mañana y un grupo de dos mujeres y un hombre se estaban riendo de otra mujer que era claramente nuevas y estaba nerviosa por estar ahí. No me di cuenta al principio porque tenía los auriculares puestos, pero luego observé que una las mujeres sacaba su teléfono para hacer un video de la nueva".

"Esta mujer de la que se estaban burlando sabía perfectamente lo que ocurría y parecía a punto de llorar. Se bajó de la cinta y regresó al vestuario. Yo dejé mis pesas, informé al gerente de lo que acababa de pasar y fui a buscarla. Cuando volví al vestuario la mujer estaba llorando y me confesó en voz baja que no sabía hacer los ejercicios pero que estaba tratando de aprender. Explicó que recientemente había perdido a su padre debido a un ataque cardíaco relacionado con el peso y los médicos le habían dicho que si no tenía cuidado se dirigía hacia el mismo camino. Le dije que para todos hay un primer día y me ofrecí a ayudarla. El resto del entrenamiento mantuvo la sonrisa en su cara. Así que al final parece que tres personas han sido expulsadas del centro y yo he hecho una nueva amiga".

Me dijo entre lágrimas que su padre falleció por una enfermedad cardíaca por culpa del peso

"La cosa es sencilla. Sé que todos nos sentimos frustrados cuando empezamos en el gimnasio, pero a veces no nos ponemos en la piel de otras personas. No tengo ninguna duda de que esta mujer podría haberse ido a casa y no haber regresado jamás, sintiéndose profundamente humillada. Ayudad en todo lo que podáis a los demás a sentirse bienvenidos. No hay ni por qué hablar con ellos, con sonreir o asentir es suficiente. Difundid amor y positividad, así quizá cambiéis la vida de alguien".

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La historia, inspiradora sin duda, se ha hecho viral y muchos usuarios felicitaron al protagonista de la misma por su buen hacer. Más allá de eso también nos muestra otra cara: la de la presión social que existe en algunos lugares que ni siquiera podíamos imaginar, como son los gimnasios. Si tienes algún miedo a la hora de ir debes tener en cuenta que la mayoría de las veces la gente suele estar pendiente única y exclusivamente de sí misma, como tú lo estarás de ti. Eso no quita que en algunas ocasiones puedan darse malos tragos, como el que acabamos de relatar.

En muchas ocasiones las personas que acosan han sido en el pasado también individuos que han recibido el mismo trato. Por ello, aunque cueste, quizá también sea buena idea preguntar a los "matones" el porqué de su comportamiento. Es increíble lo que puede hacer un poco de compasión en una confrontación. Aunque es cierto que es difícil tener empatía con aquellos que no la tienen con nosotros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios