CAMBIO RADICAL

Así perdió 38 kilos esta mujer, que aún bebe cerveza como antes

Arienne Walters se odiaba a sí misma. Pero un día fue a un restaurante y su vida cambió para siempre. Ahora, es otra persona

Foto: Foto: 'Pop Sugar'.
Foto: 'Pop Sugar'.

"Realmente no tenía ni idea sobre qué significaba comer sano. Y nunca puse un solo pie en el gimnasio". Estas son las palabras de Adrienne Walters, una treinteañera estadounidense cuya autoestima tocó fondo hace unos seis años, según narra a 'Popsugar'. Pero no solo su bienestar emocional, también su salud estaba en peligro.

Después de luchar consigo misma y volver a la vida sana, ve por fin la luz dejando atrás más de 38 kilos. Como ella admite, es una nueva persona, y hasta en las fotos se percibe su tremenda transformación. Tras probar varias dietas de moda sin que surtiera efecto, todo cambió cuando fue a un restaurante de comida rápida. Gracias a una serie de ejercicios para realizar en casa y el apoyo familiar, consiguió sobreponerse y dar un giro a su vida de ciento ochenta grados.

Tuve varias recaídas. Me quedé sin excusas y me cansé de sentirme mal conmigo misma

"Estaba en lo más bajo. Un día fui a un restaurante y la dependienta me preguntó si estaba embarazada. Tardé hasta 30 segundos en darme cuenta de que creía que iba a dar a luz", explica. "Hice todo lo posible por no reírme y no sentirme incómoda, así que lo único que hice fue ir a casa y estar sola". Un par de meses más tarde, se sintió con fuerza para dar el paso. "Me quedé sin excusas y me cansé de sentirme tan mal conmigo misma", reconoce.

En los seis meses siguientes, Walters consiguió perder alrededor de 22 kilos, y eso solo era el principio. Medio año y medio después, consiguió bajar hasta 38 kilos. Pero no todo fue un camino de rosas. "Al principio tuve varias recaídas", observa. "Gané cerca de 10 kilos tras perder los 38, pero volví a un estilo de vida mucho más saludable del que llevaba entonces. Algo de lo que estoy muy orgullosa".

La dieta

Lo más importante para ella es controlar el tamaño de las porciones. "Antes mi almentación servía para dar de comer dos o tres personas", confiesa. Ahora, es bastante flexible en su ingesta diaria.

Manos a la obra. ('Pop Sugar')
Manos a la obra. ('Pop Sugar')

Desayuno. "Me aseguro de tomar un desayuno abundante en el que casi nunca falta una pieza de fruta".

Bocadillos. "Como snacks durante todo el día, eso sí, sanos, como por ejemplo, de mantequilla de maní. O bien una manzana".

Almuerzo. "Me gusta prepararlos caseros, creo que ha sido parte del secreto de mi éxito. Normalmente ingiero algo de pollo a la plancha o pescado, siempre acompañado de verduras".

Cena. "La menor cantidad posible. Por ello, hago ejercicio por la mañana, para no sentir tanta hambre en la noche".

El entrenamiento

Walters comenzó realizando ejercicios en casa debido a que no quería ir al gimnasio. "Tenía miedo de pasar vergüenza, así que no me quedó más remedio", comenta en 'Pop Sugar'. Una vez perdió un poco de peso, empezó con clases de zumba de al menos tres veces a la semana. Pero ahora, según asegura, sus entrenamientos son como "una línea de bufé libre en un patio de comidas de un centro comercial", debido a la amplia variedad de ejercicios que hace. "Casi nunca hago el mismo dos días seguidos, me encanta que así sea". Por ello, se marcó el objetivo de entrenar seis veces por semana, que de momento cumple a rajatabla.

Me miro en el espejo y estoy realmente orgullosa de lo lejos que he llegado

Por ello, alterna ejercicios de fuerza con a intervalos, spinning o zumba. "Me gusta realizar la misma actividad durante un día seguido", admite. "Siempre necesito el apoyo de otras personas que me rodean para seguir adelante. Nunca me aburro". Uno de los triunfos más claros de Walters, al margen del físico, fue el haber ganado en autoestima. Sobre todo de cara a desempeñar su gran pasión: el baile. Cuando antes era imposible, ahora se siente cómoda con la chica que aparece en el espejo.

Además de haber conseguido un gran afecto con su cuerpo y con ella misma, también percibió importantes beneficios para la salud. "Ya no me quedo sin aliento al subir unas escaleras ni tomo medicamentos para la presión arterial alta", reconoce. "Me miro en el espejo y estoy realmente orgullosa de lo lejos que he llegado. Estoy muy motivada: tengo una larga vida por delante y mucho que vivir. Lo que está claro es que cuanto más sana sea la vida, mejor".

Foto: 'Pop Sugar'.
Foto: 'Pop Sugar'.

Los consejos

Aunque no es nada fácil perder 38 kilos como Walters, y sobre todo mantenerlos, ella quiere demostrar que es plenamente factible. "Nunca habría llegado hasta aquí si no hubiera personas a mi alrededor", confiesa. Por ello, lo primero será que te apoyes en tus seres queridos para afrontar el reto. "Habrá momentos de bajón y recaídas. No te obsesiones y vuelve a levantarte. Todos tenemos vaches", aconseja.

Por útlimo, Walters recomienda que encuentres lo que de verdad te funciona a ti, no a nadie más. "Hay millones de formas de perder peso, pero hasta que no encuentres unos hábitos y un estilo de vida adecuados a ti, no lo conseguirás". Por ello, adelante, ponte a prueba y logra todos tus objetivos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios