todo es posible

El truco para adelgazar: cómo perder 30 kilos más sin comer menos

Expertos de la Universidad de Warwick han descubierto la fórmula para poder dejar atrás esos kilos que te sobran. Pon atención a cómo puedes lograrlo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Quieres adelgazar. Todos los años lo mismo. Dejas pasar estas fechas navideñas y te lo pones como nuevo propósito. Te apuntas al gimnasio y empiezas a tener una alimentación sana. El proceso es lento, no te lo vamos a negar, pero con esfuerzo todo puede conseguirse. Si quieres tener la seguridad de que vas a lograrlo siempre hay algunos trucos que puedes seguir.

Un estudio ha descubierto que practicar 'mindfulness' ayuda a perder peso. Muchas personas comen para afrontar cosas cuando están estresadas, ansiosas o emocionales. Los expertos de la Universidad de Warwick enseñaron a personas obesas cómo superar estos momentos dramáticos y después de solo cuatro sesiones de unos 90 minutos, perdieron una media de 30 kilos en seis meses, mucho más que los dos que adelgazaron los que no practicaron esta técnica.

Guía tus emociones

Las dietas sirven para adelgazar, pero en muchas ocasiones no para permanecer delgado. Es de lógica que reducir la ingesta calórica y aumentar tu gasto mediante el ejercicio. En este sentido, cualquier régimen que contemple estos principios debería ser eficaz. Sin embargo, una de las causas por la que fracasan o por las que recuperemos lo perdido, está en que se olvida que en ocasiones gestionamos las emociones a través de la comida.

La utilización del mindfulness aborda los problemas de alimentación y la obesidad relacionados con algunas situaciones de estrés y ansiedad

El 'mindfulness' busca que puedas superar los problemas psicológicos siendo mucho más consciente de tus pensamientos y sentimientos, además de saber cómo reaccionas ante ellos. En la investigación, los participantes aprendieron a reconocer cuándo estaban a punto de comenzar a comer por su estado de ánimo. La autora principal, doctor Petra Hanson asegura: "Desafortunadamente muchos utilizan la (mala) alimentación como un estimulante emocional".

Comemos para "tapar" o compensar ciertas emociones como la tristeza, el miedo o la soledad. Somos capaces de comprender que, por ejemplo, es más sano tomar una fruta que un dulce y sin embargo no podemos evitar comerlo. ¿Por qué? La cabeza nos dice que tomar unos donettes va en contra de nuestro objetivo, pero la emoción grita que necesitas hacerlo. La razón entra entonces en contradicción con ella y finalmente es quien decide.

Sé consciente

"No es un problema si pasa de vez en cuando, pero si se convierte en una forma sistemática de sobrellevar los problemas, realmente puede tener un impacto en la salud de cualquiera", afirma Hanson. El equipo ayudó a los participantes de la investigación a saber qué cosas eran las que provocaron el exceso de comida. El estudio, publicado en 'Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism', asegura que: "La adopción de esta técnica equipa al paciente con la percepción y la conciencia de su propio estado emocional y las herramientas mentales para evitar los patrones habituales de alimentación poco saludables".

Una de las prácticas también mostró la "alimentación consciente", en la que se enseñó a comer más lentamente, saborear cada bocado y concentrarse en el sabor. "Muchas personas comen frente al televisor, no hablan con su familia, ni siquiera se dan cuenta de lo que están tomando. El consejo incluye cómo volverse mucho más consciente de lo que estás comiendo", continúa la experta.

Usar mindfulness o atención plena en los programas de adelgazamiento supone una alternativa revolucionaria para abordar los problemas de alimentación y la obesidad relacionados con algunas situaciones de estrés y ansiedad. A través de ello puedes ser capaz de conectar con las emociones que canalizas con la comida, escuchar las necesidades de tu cuerpo, contactar, dejar de percibirlo como "enemigo" y volver a relacionarte con él de una forma sana.

Decisiones correctas

"Las personas que completaron el curso dijeron que podían planificar mejor las comidas con anticipación y se sentían más confiadas en la autogestión de la pérdida de peso en el futuro. Thomas Barber, de los Hospitales Universitarios de Coventry y Warwickshire NHS Trust, afirma que la atención plena tiene un enorme potencial como estrategia para lograr y mantener una buena salud y bienestar.

Olvidamos que en ocasiones gestionamos las emociones a través de la comida

"Con el creciente impacto de las enfermedades crónicas del siglo XXI, muchas de las cuales se relacionan con las opciones de comportamiento en el estilo de vida, es lógico que el enfoque se centre en permitir que la población tome las decisiones adecuadas para el posterior cambio de comportamiento saludable. En el contexto de la obesidad y las conductas relacionadas con la alimentación hemos demostrado que las técnicas de mindfulness pueden hacer precisamente eso", explica.

"Es adoptable para la población en general, y como tal, esta estrategia podría representar un recurso útil para facilitar los comportamientos relacionados con la comida sana como parte de la prevención y el manejo de la obesidad en toda la población", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios