seguro que te compensa

Esto es lo que ocurre en tu cuerpo cuando dejas el alcohol por completo

Quizá estés más susceptible pero seguro que adelgazas... esta es la lista de razones por las que deberías restringirte las copas del sábado

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Lunes, pasa rápido, ¿por qué odio tanto los martes?", vas pensando a lo largo de la semana, pues lo único que te apetece es que llegue el fin de semana para tomarte un gin-tonic en alguna terraza con tus amigos. O quizá vas a yoga y a hacer bici al gimnasio con el propósito de convencer a tus sanos compañeros de que os podéis beber un vermú al terminar, "¡si lo vamos a quemar!", aseguras. Mal vamos.

¿Te vez capaz de restringirte el alcohol? Desde luego, pocas cosas en el mundo hay comparables a sentarte frente a una dorada, brillante y fresquita cerveza, mientras tratas de arreglar el mundo, pero eh, si Keith Richards ha podido a su edad, no vamos a ser nosotros menos. Aunque sea por saber qué beneficios puede reportarnos el hacerlo.

¿Quieres dormir bien?

Es un hecho, cuando salimos por la noche y bebemos más de la cuenta dormimos fatal (además de que nos levantamos con una resaca del quince). ¿Has notado que últimamente duermes peor? ¿No estás descansando lo suficiente o te despiertas a mitad de la noche? Pues según los estudios podría tener mucho que ver con el alcohol que consumes.

Un estudio reciente en la revista 'Alcoholism: Clinical & Experimental Research' descubrió que beber antes de ir a la cama aumenta los patrones de ondas alfa en el cerebro, un tipo de actividad cerebral que generalmente se produce cuando estás despierto pero en reposo. ¿El resultado? Interrupciones constantes en el sueño. Así que ya sabes.

Beber antes de dormir aumenta los patrones de las ondas alfa del cerebro, lo que se traduce en despertares constantes

Es cierto que el alcohol ayuda a dormir más rápido, pero a cambio hace que te despiertes en muchas más ocasiones. A cambio, ¿qué beneficios trae un sueño reparador? Mejor humor, por supuesto, además de concentración y rendimiento mental.

Comerás menos, aunque querrás más azúcar

Los estudios demuestran que si bebemos, ingerimos más comida, informa 'Men's Health'. Esto puede deberse a que el alcohol agudiza nuestros sentidos, según un nuevo estudio publicado en la revista 'Obesity'. Los investigadores descubrieron que cuando las personas recibían una "transfusión" de alcohol equivalente a aproximadamente dos bebidas, comían un 30 por ciento más de comida que las que solo bebían agua.

Sin embargo, también es probable que cuando dejes de beber (vale, es un caso hipotético, no decimos que vayas a hacerlo) te apetezca más azúcar. Esto es porque el azúcar aumenta los niveles de dopamina, y el alcohol también lo hace, por lo que ambos son sustitutos uno del otro respectivamente. Tú decides cuál te aporta más felicidad.

Perderás peso

A pesar de que te apetezca más azúcar, lo cierto es que el alcohol engorda, no decimos nada nuevo. Un margarita contiene 300 calorías. Los hombres consumen 433 adicionales en esos días en que beben una cantidad "moderada" de alcohol, según un estudio. Si lo eliminas de tu dieta, y no los reemplazas con postres, claro, comenzarás a perder peso sin mucho esfuerzo. Además, de repente te sobrará dinero en la cartera.

Todos envidiarán tu piel

Las coreanas utilizan hasta diez productos diferentes para cuidarse la cara. Imagínate ser como ellas pero sin tener que gastar dinero en belleza. Pues dejando de beber puedes conseguirlo, porque en muy pocos días tu piel se verá mucho más hidratada. El alcohol es un diurético, por lo que disminuye la producción del cuerpo de la hormona antidiurética, que ayuda al cuerpo a reabsorber el agua.

La sensación de malestar en las mejillas y alrededor de la nariz también puede comenzar a desaparecer y otras afecciones de la piel, como la caspa o los eccemas.

Tu salud mejorará, pero no tu humor

No todo podía ser idílico. Es cierto que habrá momentos en los que te sentirás irritable, pero piensa que es por una buena causa. Según el Instituto Nacional del Cáncer, el consumo de alcohol se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de boca, hígado, colon y recto. El riesgo aumenta, como es lógico, cuanto más bebes. Sin embargo, también se ha demostrado que las bebidas espirituosas reducen el riesgo de tener problemas cardíacos en el futuro. Tú eliges.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios