con tus colegas

Las expresiones en francés que debes usar para quedar muy bien

En lo que al lenguaje se refiere siempre queremos aparentar que sabemos mucho y hablar con propiedad. Nuestros vecinos pueden aportarnos mucho. Pon atención

Foto: Foto: EFE/Clemens Bilan.
Foto: EFE/Clemens Bilan.

Aunque no lo creas usamos muchas palabras que vienen de otros idiomas. Seguramente ahora estés pensando cuáles son. Y aunque muchas vienen del inglés (y en bastantes ocasiones acabamos adaptándolas a nuestra lengua) también hay algunos galicismos (del francés) que usamos bastante. Dejà vu, croissant, gourmet, croquis, debut, cliché, chef, chalet, soufflé, popurrí, voyeur, touché, canapé, boutique, argor, brioche, bricolage... son algunos ejemplos.

Está claro que la expansión de la lengua francesa fuera de sus fronteras naturales es, sin duda alguna, uno de los hechos más relevantes de la historia del país y se halla estrechamente unida a los acontecimientos políticos y a los intercambios económicos, comerciales y culturales que marcaron los vínculos entre Francia y el resto de Europa desde la Edad Media hasta la actualidad.

Con todo, debemos reconocer que la importación de vocablos franceses se halla actualmente ensombrecida por la irrupción de anglicismos, pero debemos considerar que estos no alcanzan la proporción que podría parecer a simple vista. "Hay que tener presente que muchos de los que vienen del inglés nos han llegado a través de nuestros vecinos y que muchas innovaciones semánticas españolas calcan a las francesas. Por todo ello, podemos afirmar que el francés no ha cesado de abastecer al castellano y que una cantidad nada desdeñable de neologismos actuales reproduce o traduce los usos franceses", constata Alvar Ezquerra, autor del 'Diccionario de voces de uso actual'.

Suenan muy bien

Coup de foudre: es el término francés para cuando cae un rayo, pero en muchos países se usa en sentido figurado desde finales de 1700 para significar hablar sobre el amor a primera vista.

Mauvais quart d'heure: te suena lo de tener 15 minutos de fama, ¿verdad? Pues nuestros vecinos también usan esta expresión para referirse a un cuarto de hora vergonzoso. Un momento en el que has tenido una mala, perturbadora o desmolarizadora experiencia en la que prefieres que te trague la tierra.

Muchos anglicismos nos han llegado a través de Francia y hay innovaciones semánticas españolas que calcan a las francesas

Mise en abyme: la palabra francesa 'mise' significa "lo que se pone" y como tal aparece en una serie de frases que se refieren a cosas que se colocan o arreglan deliberadamente. Esta expresión es mucho menos familiar y originalmente solo se usaba en heráldica. La 'abima' es el segmento central de un escudo de armas, por lo que esta frase se utiliza para referirse al sorprendente efecto visual de una imagen recurrente conteniéndose en el infinito como un espejo reflejado en un espejo o más literalmente una historia dentro de otra o un cuadro dentro de cuadro.

Nostalgie de la boue: esta fue acuñada por el dramaturgo francés Émile Augier en 1855, quien la usó para referirse a una afición por las cosas crueles, depravadas o humillantes. Sin embargo, su significado se ha extendido a lo largo del tiempo y hoy en día a menudo se utiliza más libremente para referirse al deseo de vivir una vida más simple, reducida o menos indulgente. Literalmente significa "un anhelo por el lodo".

¿Las adoptarías?

Etre dans la galère: seguro que alguna vez te has visto en problemas. Eso es lo que significa esta expresión. Literalmente es "estar en la galera", pero en realidad es utilizada para decir que estás en un lío o que queda mucho por hacer. Fue acuñada por Molière, famoso dramaturgo, actor y poeta francés, considerado uno de los mejores escritores de la literatura universal.

Hay que reconocer que la importación de vocablos franceses se halla actualmente ensombrecida por la irrupción de anglicismos

C'est simple comme bonjour!: su traducción literal es "es tan simple como decir hola", pero los franceses lo utilizan como sinónimo de fácil. Para cualquier cosa que sea sencilla y que surja de forma natural. Es un poco paradójica, ya que decir "hola" en francés es un poco complicado, ¿no? ¿"Salut" o "Bonjour"? ¿Apretón de manos o dos besos? ¡¿O tres ?! ¡¿¡O cuatro!?! ¿¿Y por qué lado? Qué lío.

Plus ça change: en 1849 apareció un artículo en una revista satírica francesa que denunciaba la situación política del país. Escrito por un periodista francés llamado Alphonse Karr, la publicación llegó a la conclusión pesimista de que "cuanto más cambia algo, es más de lo mismo". Sus palabras pronto se atascaron y a principios de de 1900 muchos lo adaptaron para indicar una aceptación del mundo actual. Aunque las cosas parecen mejorar, al final, siguen siendo tan malas como antes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios