la mejor manera de despertarse

Seis rutinas que repites cada mañana (sin darle importancia) que te impiden adelgazar

Desde saltarte el desayuno a mirar el móvil antes que ninguna otra cosa: atento a estos detalles si quieres perder el peso que ganaste en Navidad

Foto: Las seis rutinas matutinas que te ayudarán a adelgazar. (iStock)
Las seis rutinas matutinas que te ayudarán a adelgazar. (iStock)

Pasó la Navidad, las reuniones con los amigos y la familia, las comilonas, las quedadas, los dulces, las copas… y llegan los kilos de más, esos que nunca necesitas a tu lado pero que son grandes compañeros de viaje después de los excesos. Queremos acabar con ellos cuanto antes y por eso, nada más decir adiós a los Reyes Magos, nos ponemos como locos a buscar trucos para adelgazar que nos devuelvan a nuestro estado prenavideño.

Pero no es tan fácil. Primero porque nos encontraremos con las llamadas dietas milagro, esas que nos ofrecen perder decenas de kilos en muy pocos días o semanas y que, si somos capaces de seguir (que ya es difícil), nos devolverán esos kilos con intereses gracias al temible efecto rebote. Y, segundo, porque volver a poner a nuestro cuerpo en vereda no es tan fácil como pensamos, después de dos semanas sin filtro en nuestra alimentación.

Eso sí, adelgazar es posible si seguimos una dieta equilibrada y lo combinamos con ejercicio físico. Pero, además, hay algunos trucos que nos permiten lograr nuestros objetivos. Te vamos a dar seis consejos importantes para que, cuando te levantes por la mañana, no obligues a tu organismo a hacer cosas que no necesita. Seis rutinas que te ayudarán a adelgazar.

1. No duermas más de la cuenta

Ocho horas es la medida perfecta para pasar en la cama, ni más, ni menos. Somos muchos los que bien no llegamos a esa cantidad o bien nos pasamos, sobre todo los fines de semana. Pero ahora hay estudios que demuestran que estirar las horas recomendadas en la cama puede tener efectos perjudiciales para las personas que intentan adelgazar.

Dormir más de la cuenta es perjudicial para adelgazar. (Kinga Cichewicz on Unsplash)
Dormir más de la cuenta es perjudicial para adelgazar. (Kinga Cichewicz on Unsplash)

Un estudio ha demostrado que las personas que duermen 9 ó 10 horas diarias tienen un 20 por ciento más de posibilidades de ser obesas, mientras otras investigaciones relacionan el exceso de sueño con la posibilidad de sufrir diabetes y otras enfermedades cardiovasculares. Y si eres de los que apaga la alarma y se da la vuelta en la cama otros diez minutos, las posibilidades de que te quedes sin desayunar por falta de tiempo crecen exponencialmente.

2. No mires el móvil

Es lo primero que hacemos muchos mortales y, efectivamente, no es una buena idea. Nada más abrir el ojo estamos pendientes de si nos ha llegado algún WhatsApp, de si tenemos un correo o de quién ha dado un ‘like’ al mensaje que colgamos anoche en nuestra red social favorita. Craso error. Mirar el móvil nada más despertarnos es una pésima idea.

No te saltes el desayuno: se ha demostrado la importancia no sólo de ingerir algún alimento, sino de que sea una de las comidas importantes del día

Es normal que cuando cogemos nuestro dispositivo de la mesilla nos encontremos con un mensaje de última hora de nuestro jefe o con una alarma que habíamos olvidado. En ambos casos nos recuerda que tenemos que hacer algo urgente y eso arrastra ya todas las rutinas saludables que llevamos a cabo cada mañana. Por eso, hasta que no las hayamos terminado todas, deja el móvil cargando en su sitio. Ahí está bien.

3. No te saltes el desayuno

De toda la vida han dicho las abuelas que “no desayunar es malo” y tenían razón. Diversos estudios científicos han demostrado la importancia no sólo de ingerir algún alimento en el cuerpo, sino de que sea una de las comidas más importantes del día, ya que la energía que aporta nos acompañará durante toda la jornada de trabajo.

Cereales, leche, fruta, básicos del desayuno (iStock)
Cereales, leche, fruta, básicos del desayuno (iStock)

No desayunar lleva asociados problemas que se relacionan con enfermedades cardiovasculares y lesiones ateroscleróticas. Pero, además, si no desayunamos no ponemos en marcha nuestro metabolismo, el encargado de consumir energía, que seguirá haciéndolo de forma menos activa como cuando estamos dormidos, a un ritmo mucho más lento.

4. Estírate y abre las cortinas

¿Hay algo mejor que estirarse nada más despertarse? Pues además de que tu cuerpo te lo agradecerá para ponerse en marcha lo antes posible, estirarte te ayudará a aflojar los músculos que hayan estado tensos durante la noche, a decirle a tu cerebro que ya estás despierto y a afrontar el día con ganas.

Y después, abre las cortinas, sobre todo si ya hay luz solar. Pocas cosas dan más energía a nuestro cuerpo que la luz del sol, es como un chute matutino que dice a nuestro organismo que tenemos todo un día por delante. Si el cuerpo y la mente comienzan el día nada más levantarse, tu cuerpo comenzará antes a quemar calorías y te ayudará a adelgazar.

5. No dejes de beber agua

Todas las dietas nos piden que, a diario, bebamos un mínimo de dos litros de agua para estar bien hidratados. Es una de las bases que se repiten en cada plan alimenticio con el que queremos adelgazar y es que se ha demostrado que beber agua no sólo es muy beneficioso para las personas que quieren perder peso: es, prácticamente, imprescindible.

Beber agua es importante durante todo el año, pero más aún por la mañana | Foto: PxHere
Beber agua es importante durante todo el año, pero más aún por la mañana | Foto: PxHere

Por eso, una de las rutinas matutinas que no debes abandonar es la de beber un vaso de agua nada más levantarte: te activará, despertará a tu organismo e impedirá que comas demasiado a la hora de desayunar ya que tendrás una cantidad de líquido ya en el estómago. Cualquier explicación para tomar un vaso de agua por la mañana te animará a seguir haciéndolo.

6. Pésate y desayuna carbohidratos

Olvidarnos de la báscula es algo que muchas personas que buscan adelgazar hacen durante su dieta. La razón es para no obsesionarse con lo que marque este juez al que no se puede sobornar, pero hay otra forma de verlo. Pesándonos cada mañana a la misma hora, en ayunas aún, podremos motivarnos más de cara a perder los kilos que nos sobran. No escondas la báscula.

Y, después de pesarte, prepara un desayuno rico y sano. Para ello será necesario que aportes algunos carbohidratos sanos como pan, cereales, leche o yogur. Te proporcionarán la energía que necesitas y no tendrás los picos de hambre que te llevarán a comer cualquier cosa poco saludable a media mañana.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios