AÑO NUEVO, DIETA SANA

Cinco consejos para adelgazar y llevar una dieta saludable a partir de 2019

Con estos sencillos trucos conseguirás perder el peso que has ganado en Navidad y conservar la figura

Foto: Comer sano y saludable es necesario para adelgazar después de los excesos (EFE)
Comer sano y saludable es necesario para adelgazar después de los excesos (EFE)

Es uno de los grandes objetivos de un gran número de mortales cuando arranca el año: adelgazar. Muchos son los que quieren dejar de fumar, otros tantos los que quieren aprender idiomas, pero los que quieren adelgazar y perder unos kilos son legión. Y es que no hay mejor manera de empezar el año que deshaciéndonos de las calorías de más que hemos ingerido durante la Navidad para empezar 2019 en plena forma.

Para conseguirlo te vamos a dar cinco buenos consejos, cinco sencillos trucos para adelgazar que no te costará mucho trabajo seguir ya que no vamos a hablar de pasar hambre ni de buscar dietas rebuscadas. Se trata simplemente de comer sano, de alimentarnos de forma saludable y de ingerir nutrientes que son beneficiosos para el organismo.

De la misma manera, vamos a reducir la ingesta de algunos alimentos e ingredientes que no son buenos para nuestro cuerpo. En el fondo, cambiar un poco nuestros hábitos de alimentación pueden ayudarnos a adelgazar sin esfuerzo. Unos cambios mínimos a los que nos habituaremos en pocos días pueden significar un gran paso en nuestro deseo de perder peso. Estos son los cinco consejos para adelgazar y llevar una dieta saludable en 2019.

Reduce el consumo de sal

Sabemos que la sal aumenta la presión sanguínea y es responsable de multitud de problemas cardiovasculares. Los humanos de todo el mundo consumimos, de media, el doble de la cantidad diaria de sal recomendada por la Organización Mundial de la Salud por lo que debemos reducirla, para lo que te vamos a dar algunos trucos.

La sal es un condimento demasiado presente en la cocina (EFE/Guillaume Horcajuelo)
La sal es un condimento demasiado presente en la cocina (EFE/Guillaume Horcajuelo)

Intenta no abusar de la comida rápida y los alimentos ultraprocesados; siempre contienen un exceso de sal. Busca en las etiquetas de los productos que compres en el supermercado para encontrar alimentos bajos en sodio. Cambia la sal de los guisos por especias: son igual de sabrosas y mucho más sanas. Elimina las patatas fritas de bolsa y cámbialas por patatas caseras, sobre todo al horno. Y, por último, quita el salero de encima de la mesa: poco a poco te olvidarás de él.

Restringe las grasas

Las grasas son necesarias en la alimentación. Sabemos que no podemos eliminarlas de raíz porque el cuerpo también necesita los nutrientes que contienen. Lo importante es que las grasas que consumamos sean buenas y no saturadas, que son las más perjudiciales para el organismo. Estos son algunos trucos para acabar con las grasas malas en nuestra comida.

Las mejores fórmulas para cocinar sano y saludable es al horno, al vapor o hervido; hay que intentar evitar los fritos

Sustituye la mantequilla y las mantecas por aceites más saludables como el de oliva, sobre todo, o el de girasol. Cuando comas carne, decídete por carnes blancas como el pollo ya que tienen menos grasa que las carnes rojas. Y mira las etiquetas para evitar los alimentos procesados y los fritos, ya que contienen grasas trans producidas industrialmente.

Elimina el alcohol

Nos hemos pasado en Navidad con las reuniones familiares y con los amigos. Es normal que se consuma más alcohol del normal durante estas Fiestas, pero ahora que han pasado hay que poner freno a su consumo. Aunque algunas dietas permiten el consumo moderado de vino o champán, lo mejor es intentar eliminarlo de la dieta durante un tiempo porque algunos estudios siguen asociándolo con problemas de salud, sea cual sea la cantidad consumida.

Recuerda que no debes probar ni una gota de alcohol si estás embarazada o en periodo de lactancia; si tienes que conducir o manejar maquinaria peligrosa; o si estás tomando medicamentos. Y si crees que tienes problemas para manejar el consumo de alcohol o conoces a alguien que lo tenga, toma cartas en el asunto y pide ayuda.

Cuidado con el azúcar

Hay una relación evidente entre el azúcar, ganar peso, la obesidad y las enfermedades derivadas como la diabetes. Como sucede en el caso de la sal, hay que tener mucho cuidado con todo aquello que comemos y bebemos porque hay azúcar escondido en muchos productos. Sólo por poner un ejemplo: un refresco normal puede tener más de 15 gramos de azúcar en una sola lata.

El azúcar está escondido en muchos alimentos como los refrescos (Reuters/Emmanuel Foudrot)
El azúcar está escondido en muchos alimentos como los refrescos (Reuters/Emmanuel Foudrot)

Algunos consejos para reducir la ingesta de azúcar pasarían por la reducción del consumo de bebidas azucaradas, como refrescos, zumos, concentrados, bebidas energéticas y deportivas. También hay que intentar bajar el consumo de dulces y elegir ingredientes saludables para los bocadillos y sándwiches. Por último, evitemos el azúcar en los niños, sobre todo en los menores, al igual que hacemos con la sal.

Come de todo

Parece una perogrullada, pero nuestro organismo necesita todo tipo de ingredientes: proteínas, grasas, carbohidratos… No podemos prescindir de ningún tipo de nutrientes para que nuestra alimentación esté compensada. Podemos conseguirlo siguiendo unos sencillos consejos muy fáciles de llevar a cabo.

Trata de mezclar alimentos básicos en tus menús: trigo o arroz, legumbres, verduras y frutas frescas, carnes y pescados, etc. Elige alimentos integrales ya que son ricos en fibra y tienen una alta capacidad saciante. Cocina al vapor o hierve los alimentos en lugar de freírlos. Y cuando te hagas un sándwich o un bocadillo, decídete por alimentos bajos en sal, grasa y azúcar.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios