MODA Y ESTILO

Por qué la barba les crece más fuerte a unos hombres que a otros

Por más que se empeñen en desmentirlo, este signo de virilidad y fuerza masculina sigue de moda. Varios estudios científicos nos sacan de dudas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

Vivimos unos tiempos en los que la barba sigue estando de moda. Los hombres prehistóricos se la dejaban crecer con el fin de protegerse y mantener la piel tibia, entre otras razones. Desde tiempos inmemoriales, este añadido capilar al rostro ha sido un signo de virilidad, fuerza y sabiduría. El hipster, lejos de desaparecer, está más vivo que nunca. Tanto es así que podríamos dividir a estos dos tipos de hombres contemporáneos entre los que llevan una gran y poblada barba y los que apenas tienen unos rastrojos de pelo por la barbilla. ¿Y tú? ¿A qué grupo perteneces?

Los mayores han repetido a los más jóvenes aspirantes a barbudos que todo lo que hay que hacer para conseguir una tupida y abundante consiste en afeitarse con frecuencia. Pero aun así, muchas personas ven que a pesar de pasarse la cuchilla reiteradas veces en cortos espacios de tiempo, nunca les crece. ¿Por qué ocurre este fenómeno?

Algunos hombres tienen más folículos pilosos, por lo que les pueden crecer barbas más densas y gruesas que a otros

A esta condición se la conoce por el nombre de "síndrome de la perpetua cara de bebé". La barba es producida por un químico conocido como dihidrotestosterona, una forma sintetizada de la testosrenoa, la hormona que estimula el desarrollo del género masculino, así como sus características sexuales. En general, la mayoría de los hombres tienen el mismo nivel de esta hormona, por lo que la capacidad de que te crezca una barba espesa no tiene nada que ver con la virilidad.

"Se debe en parte a la genética y en parte a las hormonas". Así lo explica la doctora Jennifer Chwalek, experta dermatóloga en 'Business Insider'. "Algunos hombres tienen más folículoso pilosos, por lo que les pueden crecer barbas más densas y gruesas que a otros. La testosterona se vuelve más poderosa, convirtiéndose en otra hormona más potente llamada dihidrotestosterona. Algunos folículos tienen receptores tan sensibles a esta forma superior que estimulan el crecimiento del cabello.

Las barbas, también lisas. (iStock)
Las barbas, también lisas. (iStock)

En cuanto al viejo mito de que cuanto más te afeites más te crecerá, Chwalek tiene una matización que hacer: "En realidad es un mito", afirma. "Cuando te estás afeitando, simplemente te estás cortando el pelo en la superficie de la piel. Lo que realmente controla el crecimiento ocurre a un nivel más profundo. Por lo tanto, no debería tener ningún impacto en la rapidez del aumento de cabello o en la densidad. Hay gente que toma medicinas para que le salga más cantidad y más fuerte; estas cosas pueden estimular el crecimiento del vello, pero suponiendo que todo se debe a la genética, no cambiará nada en absoluto", añade.

Más barba, más calvo

Hay muchas curiosidades históricas relacionadas con el mundo de la barba. Por ejemplo, en el 345 a. C., cuando Alejandro Magno dominaba el viejo mundo y ordenó afeitarse a todos sus soldados porque estaba preocupado por que los enemigos pudieran agarrarles por ahí en las batallas. En tiempos más recientes, en nuestro país se asociaba una barba poblada al espectro de un militante de izquierdas, mientras que el bigote quedaba reservado para los afines al Caudillo. Realmente, estas tendencias se invierten cada cierto tiempo, ya que desde hace poco también ha comenzado a aflorar el bigote como una especie de resaca de la moda hipster.

Como todo parece estar en manos de la genética, deja de frustrarte y échale la culpa a mamá y papá por no tener suficiente vello facial. Aunque puedes pensarlo de otro modo: los hombres que son más sensibles a la testosterona, también corren más riesgo de desarrollar calvicie con el paso del tiempo. En este sentido, siéntete afortunado porque tus amigos que ahora presumen de barba podrían ser calvos, mientras que tu pelo de la cabeza aguantará mucho más a los envites de la edad. Como en cualquier otro asunto estético, lo importante no es lo que se ve, sino lo que hay dentro. Intenta no agobiarte si por más que lo intentas no te crece una barba poblada.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios