UN PASADO DESCONOCIDO

Creyó que su padre les había abandonado 50 años atrás. Y descubrió el secreto del sótano

Michael Carroll nunca llegó a conocerle, hasta que una médium llegó a la casa familiar y señaló un punto del sótano

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ciertos hogares de Estados Unidos parecen embrujados. No es casualidad que las ficciones de Hollywood se hayan nutrido de este tipo de historias desde el siglo pasado. La más famosa puede que sea la rodada por Steven Spielberg en 1982 y que recibe el nombre de 'Poltergeist', en honor al término compuesto del alemán "poltern", (hacer ruido) y "geist" (espíritu). Bien podría traducirse al castellano simple y llanamente por "fenómeno paranormal" que consiste en acontecimientos violentos que surgen de forma inexplicable dentro de una casa habitada.

¿Mito o realidad? Que se lo digan a Michael Carroll, un hombre de mediana edad de Long Island, quien fácilmente puede atestiguar que los fantasmas sí existen. Según 'The New York Post', Carroll tenía un fuerte presentimiento. Hasta entonces, la versión oficial sobre la extraña desaparición de su padre era que los había abandonado en 1961 sin ninguna explicación y para no regresar jamás. Sin indicios. Ni una carta, ni una llamada o una mera huella de aquel hombre que se había esfumado espontáneamente cuando apenas tenía 8 meses de vida.

George Carroll fue asesinado por "un contundente traumatismo en la cabeza" en 1961

George Carroll, que así se llamaba, se había vuelto un fantasma para él y sus tres hermanos durante décadas. Y como dicen, los fantasmas siempre vuelven. Su madre, Dorothy, quien falleció en 1998, nunca les había contado demasiados detalles sobre la desaparición de su marido, tan solo que era un veterano de la Guerra de Corea y que un día salió por la puerta para no volver jamás. Otros aseguraban que se había ido a Corea del Sur a vivir, pero las últimas suposiciones apuntaban a que en realidad nunca se había marchado. Estaba más cerca de lo que se podían imaginar.

Michael y sus hermanos quisieron saber la verdad e intentaron convencer a su madre hasta el día de su muerte, pero todos los esfuerzos fueron infructuosos. El año en el que murió, compraron la casa. Los recuerdos les atormentaron y les persiguieron. Hasta el punto de quedar totalmente obsesionados con las causas o razones de la desaparición de su figura paterna. Un día del pasado mes de noviembre, tomaron la decisión de llevar a un médium para que explorara las energías. Como en películas como 'La morada del miedo' que narra la historia real de la familia DeFeo.

Nunca hablamos mucho sobre ello con mi madre. Siempre me pidió que no preguntara. Yo la obedecí

El médium indicó un punto determinado del suelo del sótano de la casa. Y en la misma noche de Halloween, realizaron una excavación y descubrieron un esqueleto completo e intacto. "Es mi padre", vaticinó Carroll. "Estoy seguro de que son sus huesos". Finalmente, el pasado mes de noviembre, la policía del condado de Suffolk se encargó de analizar los restos óseos y descubrió que efectivamente pertenecían a George Carroll.

"Me arriesgué", valora el hijo huérfano en 'Newsday'. "Podría haberlo hecho y no haber encontrado nada y dejar el sótano en muy mal estado. Al fin, estoy contento de haber encontrado lo que buscábamos. Este hallazgo sume a mi familia en una profunda paz". Sin embargo, todavía hay cabos sueltos. La identificación del cuerpo de George Carroll solo resuelve la mitad del rompecabezas familiar, ya que según el médico forense, murió por asesinato. El experto indicó que fue víctima de "un contundente traumatismo en la cabeza", por lo que la desaparición de Carroll ha pasado a ser una investigación de homicidios.

Ahora, hay muchos frentes abiertos y preguntas sin respuesta. Hay una historia detrás de la vida de mi padre que no sabemos

"Nunca hablamos mucho sobre ello", admite el huérfano. "Mi madre siempre me pidió que no preguntara, así que la obedecí". No mucho después de que George desapareciera, un hombre llamado Richard Darress se mudó a la casa familiar, se casó con Dorothy y tuvieron un hijo juntos. Pero su matrimonio no duró y se divorciaron a principios de la década de 1980. La mujer se mudó a una ciudad mexicana cercana a la frontera con Texas y pasó allí el resto de su vida hasta que también pereció. ¿Se llevó consigo el secreto sobre cómo había muerto su primer marido? ¿O realmente nunca lo supo?

"El esqueleto de Carroll presenta impactos bruscos en la cabeza con fracturas del cráneo y lesiones cerebrales, aunque puede haber más lesiones que no son detectables", explica Michael Caplan, el forense encargado del caso, a 'Newsday'. "Estoy feliz de saber que es mi padre", valora por su parte el hijo. "Esto es algo que nos ha tocado de lleno, nos ha destrozado. Ahora, hay muchos frentes abiertos y preguntas sin respuesta. Hay una historia detrás de la vida de mi padre que no sabemos". Los hijos ya preparan un funeral adecuado para que descanse en paz. El lugar, el Cementerio Nacional de Calverton.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios