se acabó...

La abogada de divorcios que cuenta qué ocurre en las parejas de verdad

Separarse nunca es fácil. Hijos, bienes, inmuebles compartidos... Ayesha Vardag, especialista en estos casos, explica por qué le es tan fácil ganar sus casos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

España es el segundo país de la Unión Europea con mayor tasa de divorcios. Más o menos se producen cinco cada minuto. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, durante 2016 hubo un total de 96.824, un 0,3% más que el año anterior. En el caso de los mortales, apenas se oyen casos raros, pero cuando se tratra de una celebrity como Bustamante y Echevarria o Angelina y Brad, la cosa cambia.

Una abogada matrimonialista para ricos y famosos ha revelado cómo su enredada vida amorosa, incluido tener cuatro hijos con tres hombres diferentes, la ha inspirado a ser "feroz, sutil e inteligente" con sus clientes millonarios. "No hay quien me gane", añade.

Ayesha Vardag explica a 'The Daily Mail' cómo amó y perdió a su primer marido después de tener una aventura amorosa, tuvo un hijo durante un romance con un hombre mucho más joven (compañero de oficina) y ahora finalmente ha encontrado la felicidad con su última relación, volviendo a ser madre nuevamente a los 50 años.

Haber tenido diferentes relaciones a lo largo de mi vida hace que pueda ser más empática con mis clientes

Habla por primera vez en una entrevista sumamente honesta mientras acuna a su último churumbel de siete semanas de edad, Orfeo, fruto de su unión con el empresario astrofísico Stephen Bence, de 46 años, mientras afirma: "He tenido muchas relaciones y he sido madre soltera, así que no hay nada que mis clientes me digan que no haya vivido ya. Me relaciono con ellos durante las reuniones, pero ahora he cerrado el círculo y soy más feliz que nunca".

Experiencias personales

Ayesha asegura que usa la historia de su vida para ayudar a sus clientes: "Gracias a eso puedo ser tan empática y nada me asusta. Tengo que utilizar las mejores tácticas para ganar mis casos, no solo para obtener el mejor trato para quien me contrata, sino también para que sus familias no se destruyan completamente en el proceso y puedan seguir juntas en el futuro", afirma esta abogada.

Describe cómo comenzó su turbulenta vida personal en 1999 cuando se separó de su primer marido, Xavier Hunter, con quien tuvo a sus dos hijos mayores, Jasper, de 23 años, y Félix, de 21. "Siempre pensé que mi primera ruptura fue mi punto más bajo. Creí que era el amor de mi vida. Era mi jefe, era guapo y divertido, tres años mayor que yo... Con el tiempo, aunque las cosas no estaban bien entre nosotros, conocí a otro y le dije que quería dejarlo", explica.

España es el segundo país de la Unión Europea con mayor tasa de divorcios. Más o menos se producen cinco cada minuto

Tras esto, su nueva pareja también conoció a otra persona y ella se sintió sola. Recuerda con ironía que su divorcio terminó lanzando su propia carrera legal cuando su abogado Roger Tooth estaba tan impresionado con su preparación para el caso que la contrató como asistente. Hace quince años creó su propia empresa y ahora supervisa 500 divorcios al año representando a algunas de las personas más ricas del país.

"Mi relación con mi exmarido ha sido casi nula durante años. Nos tratamos lo justo. Nos divertimos juntos recientemente en la graduación de nuestro hijo cuando no habíamos habíamos tenido relación durante mucho tiempo. Pudimos reír y recordar por qué nos casamos. Pero ciertamente no siempre había sido así. Éramos simplemente incompatibles. Nos rompimos el corazón. Ahora tengo estas conversaciones con mis clientes que han llegado al fondo y están desesperados como estuve yo. Les digo: 'Mira, lo sé, he estado allí".

Medidas desesperadas

Tener relaciones disfuncionales desde muy pequeña le ayuda mucho en su trabajo. Creció en Oxford solo con su madre (su padre tenía una familia secreta en Pakistán y siempre pensó que "no era lo suficientemente buena como para merecer su amor") y desde su primer matrimonio o la pérdida de un bebé con una de sus relaciones se ha convertido en una persona muy fuerte.

Con su actual pareja mantiene una relación tempestuosa porque ambos tienen mal genio y se consideran líderes, pero lo llevan bien. "He tenido un historial amoroso mucho menos exitoso que el suyo, por eso es más firme cuando discutimos y la cosa va mal. Ahora tenemos muchos más conocimientos y crecemos juntos de forma emocional. Nos entendemos mucho mejor", asegura.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios