son ricas en fibra y proteínas

Se puede adelgazar con semillas de sésamo, un superalimento para perder peso

Aunque se pueden encontrar crudas o en aceite, la forma más habitual de consumirlas es con la pasta de tahini

Foto: Las semillas de sésamo, uno de los alimentos ricos en magnesio que ayudan a adelgazar
Las semillas de sésamo, uno de los alimentos ricos en magnesio que ayudan a adelgazar

Las semillas de sésamo se han ido haciendo poco a poco un hueco en las despensas de millones de personas. Lo han hecho de forma silenciosa, sin hacer ruido, pero entrando a formar parte de la alimentación de aquellos que buscan productos sanos y nutritivos y no es de extrañar: sus propiedades lo convierten en un superalimento que hay que analizar detenidamente.

Porque, además de tener múltiples ventajas como veremos a continuación, las semillas de sésamo también son ideales para las personas que quieren adelgazar. Esto es debido a que pueden ayudar a eliminar la grasa acumulada en el vientre.

Una ración de 100 gramos de semillas de sésamo contiene el total de las cantidades diarias recomendadas de manganeso y magnesio y, además:

- Fibra: 12 gramos;

- Proteína: 19 gramos;

- Grasas omega-6: 22 gramos;

- Grasas monoinsaturadas: 19 gramos;

- Calorías: 560.

Ideales para adelgazar

Las semillas de sésamo son perfectas para ayudarnos a perder peso porque son ricas en aminoácidos, triptófano y polifenoles. Estos compuestos ayudan al organismo a quemar la grasa acumulada en la zona del vientre y, por tanto, a adelgazar.

Semillas de sésamo blancas y negras (iStock)
Semillas de sésamo blancas y negras (iStock)


La forma más habitual de incorporar las semillas de sésamo a nuestra dieta es con la pasta de tahini, un alimento importado de oriente y que ya está presente en casi todos los centros de alimentación. Pero, además, las semillas de sésamo se pueden agregar crudas a las ensaladas, a los batidos, a las verduras, ya sean salteadas o cocinadas al horno, o, incluso, a un sándwich.

Otra forma de tomar las semillas de sésamo es en aceite, ya que el aceite de sésamo, también conocido como ajonjolí, posee ácidos grasos esenciales como el Omega-6 y Omega-9 y proporciona un sabor muy característico a los platos similar al de las nueces.

Rico en fibras y proteína

Como hemos visto anteriormente en su composición, las semillas de sésamo tienen un alto contenido en fibra, lo que las convierte en un alimento esencial en multitud de dietas. Eso sucede porque la fibra proporciona una sensación de llenado en el estómago que hace que no tengamos ganas de comer.

Los lignanos presentes en las semillas de sésamo pueden producir efectos secundarios en las mujeres embarazadas, por lo que están desaconsejadas

La fibra, sobre todo la soluble, evita que tanto el azúcar como la grasa entren de repente en el torrente sanguíneo, lo que provoca hambre inmediatamente. Por si fuera poco, las semillas de sésamo, al igual que todos los alimentos ricos en fibra, ayudan a mantener la masa muscular, sobre todo si se acompaña de ejercicio.

Pero, además de los 12 gramos de fibra que se encuentra en cada ración de 100 gramos de semillas de sésamo, este alimento también es muy rico en proteínas, ya que contienen 19 gramos por cada ración de 100 gramos de semillas. A la hora de adelgazar es muy importante el consumo de este tipo de alimentos proteicos ya que aceleran el proceso metabólico y ayudan a contener el hambre.

Semillas buenas para el organismo

Los lignanos, un compuesto vegetal que actúa como antioxidante, ayudan a quemar grasa haciendo que el cuerpo libere más enzimas hepáticas. Además, impiden la absorción del colesterol y disminuyen el proceso metabólico de la absorción de grasas. Las semillas de sésamo son una gran fuente de lignanos, sobre todo de sesamina.

Plátanos, tahini y coco. Una receta deliciosa
Plátanos, tahini y coco. Una receta deliciosa

Algunos estudios han demostrado que esa sesamina puede convertirse en otro tipo de lignano denominado enterolactona por medio de las bacterias intestinales. La ausencia de este lignano está relacionada con enfermedades cardíacas y el cáncer de mama, por lo que su presencia en altas cantidades en el organismo es muy positivo.

El colesterol es otro de los factores que las semillas de sésamo ayudan a corregir, pero no el único. Varios estudios relacionan la ingesta de estas semillas en la reducción de inflamaciones, por lo que es habitual que atletas profesionales y amateurs incluyan este alimento en su dieta: no sólo se reduce la inflamación y el daño muscular, sino que aumenta la capacidad aeróbica del individuo.

Es importante tener en cuenta que los lignanos presentes en las semillas de sésamo pueden producir efectos secundarios en las mujeres embarazadas, por lo que se desaconseja su consumo en este grupo de población. Además, hay personas que son alérgicas a estas semillas, por lo que aquellos que noten alguna variación en su estado al tomar este alimento deberían someterse a algunas pruebas para descartar que sean dañinas para su organismo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios