así de fácil

El sencillo truco para que puedas vencer cualquier fobia que te atormente

¿Quién no ha sentido miedo alguna vez? Enfrentarse a ellos es importante para poder superarlos. Te contamos cómo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Algunos dicen que los miedos se encuentran en nuestra cabeza. ¿Cuál es la clave para conquistarlos y deshacernos de ellos? La fobia es un trastorno de salud emocional que se caracteriza por un terror intenso y desproporcionado a objetos o situaciones concretas. Este puede llegar a ser enfermizo y altamente incapacitante, por lo que debe tratarse por psicólogos especialistas en este ámbito.

En España un 6% de la población sufre alguna fobia. La agorafobia, la claustrofobia y la aerofobia (miedo a volar) son de las más comunes y conocidas, pero hay cientos de ellas que afectan y limitan a miles de personas en su día a día, como la nomofobia, (altamente relacionada con la adicción a las nuevas tecnologías), se trata del miedo a perder u olvidarte del teléfono móvil en casa.

Los psicólogos a veces utilizan indicios de experiencias traumáticas para ayudar a los pacientes a superar sus temores relacionados con dolores pasados ​​sin tener que revivir esos momentos. Pero para algunos, incluso estos métodos sensoriales de audio, visuales u otros pueden ser demasiado difíciles de manejar. En estos casos, los médicos han entrenado a sus pacientes durante mucho tiempo para que simplemente imaginen estas señales para después tener una guía a través de un proceso de reprogramación mental y que sus respuestas a los factores desencadenantes funcionen.

Olvídate del miedo

Las fobias específicas se dividen en cinco subcategorías, según los criterios del manual diagnóstico de los trastornos de ansiedad y de otros desórdenes en los que la ansiedad está presente (DSM-IV TR por sus siglas en inglés). Tipo animal, tipo ambiental, tipo sangre-inyecciones-daño, tipo situacional y otros tipos. Ahora, los investigadores en Mount Sinai han demostrado que la imaginación es una herramienta tan poderosa como las señales que usan los expertos para registrar las actividades cerebrales y los cambios que los pacientes experimentan mientras reviven o vuelven a imaginar los desencadenantes.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las terapias de exposición se encuentran entre los métodos más certeros para ayudar a las personas a superar los temores, las fobias, la ansiedad y los traumas. Pero la confianza es la palabra clave. El quid para que funcione es que un terapeuta cree un entorno en el que el paciente se sienta seguro y que introduzca lentamente las señales que inducen el miedo.

La imaginación es la clave. Puede conseguir que reprogramemos el cerebro y olvidar los traumas

Sin embargo, incluso con la orientación de un profesional, estos signos pueden conducir a momentos profundamente desagradables, incluso peores a los iniciales. Si un terapeuta teme que este sea el caso pueden usar la "exposición imaginaria", en la que le piden a un paciente que recuerde y explique sus malas experiencias o los desencadenantes sensoriales.

Todas las formas de este tipo de tratamiento y los métodos de reentrenamiento han demostrado ser efectivas, aunque algunos estudios han sugerido que la exposición en vivo, es decir, una interacción directa con el desencadenante o la fuente de un miedo puede tener más fuerza y ​​más efectos duraderos. El nuevo estudio de Mount Sinai, sin embargo, sugiere lo contrario.

La imaginación al poder

Dirigidos por la doctora Daniella Schiller, neurocientífica y psiquiatra, los investigadores demostraron lo bien que funcionó la "extinción de amenazas" para los pacientes cuyas mentes fueron reentrenadas con pistas reales contra las imaginarias. "Nos centramos mucho en el efecto de los estímulos externos sobre el comportamiento y cómo reacciona el cerebro, pero muchos de estos procesos se producen ahí y no tenemos acceso a ellos", asegura la experta.

El miedo puede llegar a ser enfermizo y altamente incapacitante, por lo que debe tratarse por psicólogos especialistas en este ámbito

La imaginación es la clave. "Sabemos que, en terapia, esta es una herramienta muy poderosa, por lo que estamos tratando de intentar revelar esos procesos internos subjetivos. La extinción de amenazas es un proceso que enseña a las personas a que puedan experimentar una señal que se ha asociado con algo que teme y que no necesariamente preceda a un evento negativo.

Para experimentar con la desprogramación de una respuesta al miedo, los investigadores primero tuvieron que crear uno, aunque fuera mínimo. Mediante el uso de imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés), el equipo pudo observar la traducción de la actividad cerebral traduciéndose en: "eso significa que el dolor está llegando".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios