canta bajo el agua sin miedo

Cuidado con las duchas: suelen estar llenas de micobacterias

Un estudio en Colorado ha demostrado que los cabezales suelen estar sucios. Aunque parezca algo leve puede ser verdaderamente perjudicial para la salud...

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Antes de una larga jornada de trabajo, o después de un día arduo y duro, llega la ansiada ducha. Qué placer. Solos tú y ella, aprovechas para cantar algún hit ochentero y entonces te planteas algo que jamás se te había pasado por la cabeza, mientras las perladas gotas se adhieren a tu piel: "¿Y si mi alcachofa de la ducha no está limpia?".

Para aumentar tu paranoia: un nuevo estudio señala que las alcachofas de la ducha están llenas de bacterias que podrían enfermarnos. Ahora ya no te apetece tanto cantar a Madonna mientras el agua caliente recorre tu cuerpo, ¿verdad?

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Colorado, pero no creemos que los cabezales de las duchas estén mucho más limpios aquí que cruzando el charco. De hecho, se recogieron muestras de 656 hogares en Estados Unidos y Europa y se llegó a la conclusión de que las alcachofas de las duchas están llenas de bacterias que, por lo general, no son peligrosas, pero también se detectó rastro de micobacterias no tuberculosas.

¿Qué son las NTM?

Las micobacterias no tuberculosas (NTM) son aquellas que se encuentran frecuentemente en los grifos y el agua caliente, el agua del mar e incluso los animales (domésticos y salvajes) o la leche. No se ha podido demostrar que las personas puedan transmitirlos, pero lo que es cierto es que los primeros cuadros clínicos son de los años 50 y que puede causar desde inflamación de ganglios a infecciones de la piel o afecciones pulmonares. Son especialmente peligrosas en personas con el virus de la inmunodeficiencia humana.

¿Cuáles son los síntomas?

Según la American Lung Association, son tos con sangre, dificultad para respirar, fatiga y fiebre. No obstante no todas las personas la desarrollan y hay que tener especial cuidado con las personas mayores o las personas que tienen problemas pulmonares. La infección se trata con antibióticos.

No cantes tanto que no está la cosa para bromas. (iStock)
No cantes tanto que no está la cosa para bromas. (iStock)

El coautor del estudio, Noah Fierer, lo dice así: "Hay un mundo microbiano fascinante que prospera en tu ducha y puedes estar expuesto cada vez que te bañes. Algunos son inofensivos pero otros no, por lo que estos estudios ayudan".

Estas bacterias producen tos con sangre, problemas pulmonares o inflamación de los ganglios linfáticos

¿Quiere decir esto que tienes que dejar de ducharte para siempre? No necesariamente, con que revises la alcachofa de la ducha de vez en cuando y la limpies es suficiente. El vinagre, por ejemplo, es muy efectivo y está demostrado que aniquila muchos tipos de microbacterias. Así podrás relajarte y volver a cantar con tranquilidad bajo el agua.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios