vivimos en una distopía

Una firma financiera británica con "miles de empleados" les implantará microchips

¿Te gustaría que tu empresa pudiera saber siempre dónde estás porque llevases un localizador implantado en la piel?

Foto: Fotograma de Emma Stone en 'Maniac'.
Fotograma de Emma Stone en 'Maniac'.

Igual hablar de 'Black Mirror' a estas alturas ya es un poco manido, pero el mundo en el que vivimos da para varias temporadas de esa serie distópica. Cuidado 'spoilers', ¿has visto ese capítulo en el que un hombre tiene instalado un chip que le hace recordar todos los momentos que ha vivido? ¿O ese otro en el que una madre vigila a su hija gracias a un chip que lleva implantado en la sien? Bueno, pues la realidad siempre supera la ficción.

Y es que, como decímos siempre, si imaginabas que el futuro iba a estar compuesto por ciudades al estilo 'Blade Runner', con coches voladores por todas partes y robots que nos hicieran la sopa y después decidieran aniquilarnos, estabas un pelín equivocado. Pero la era de los microchips, que suena un poco escalofriante, quizá no está tan lejos como creíamos.

Bienvenido al siglo XXI

La idea de que te instalen un microchip en el cuerpo, así de primeras, no parece tan apetecible como un viaje a las Fiji con gastos pagados. Sin embargo hay gente que está por la labor. Según cuentan en Zero Hedge, varias personas se han presentado voluntarias en Suecia para la empresa Biohax. Y si no te lo crees, mira este video:

Y ¿para qué? Bien fácil. Imagina que tu empresa está obsesionada con la seguridad. Hasta un punto enfermizo, claro. Pues le vendrá muy bien saber dónde están sus empleados en todo momento ¿no? Incluso si tienen acceso a áreas de información confidencial.

Un microchip para controlarlos a todos

Tu empresa todavía quizá no lo esté, pero no solo en Suecia ha comenzado esta extraña moda. En Reino Unido la firma Bioteq ya lo ha probado con un total de 150 personas. Igual que en el video, el chip se les ha instalado a los voluntarios entre los dedos pulgar e índice. ¿Aterrador? Pues en Estados Unidos ya hay una empresa que ha decidido probar: Three Square Market, de Wisconsin, en agosto de 2017.

Al parecer, muchos de sus trabajadores decidieron que se les implantara el dispositivo "porque fueron informados y se les dijo exactamente lo que puede y no puede hacer, y lo que hace y no hace".Para una empresa tecnológica esto no es algo aterrador sino más bien emocionante, indicaron: "Las personas que se ofrecieron lo hicieron motu proprio, porque realmente pensaban que podía beneficiarles en su día a día de alguna manera".

Y no es la única, lo relata Telegraph, Biohax comentó que en Reino Unido muchas empresas financieras quieren ponerlo en práctica. Una importante -y anónima- empresa de servicios financieros con "cientos de miles de empleados" andaba detrás de ello. Según Jowan Österlund, fundador de Biohax, no es tan extraño: "Estas compañías trabajan con documentos confidenciales, es muy importante mantener a sus empleados controlados", no entramos en lo ético de su comportamiento.

La empresa Three Squad Market en Estados Unidos ya probó el año pasado con sus empleados


Como has visto en el video, el procedimiento de instalar el chip es tan fácil como colocar un 'piercing' en una oreja. Normalmente se coloca en la mano con una jeringuilla y no se tardan más de dos segundos."Ya estás, controlado de por vida", parece que van a decir.

En realidad, en un mundo en el que se nos puede localizar gracias a nuestro teléfono móvil (y seguro que hay gente que preferiría cortarse un brazo antes que perderlo), las redes sociales con localizadores pertinentes y las tarjetas de crédito, este era el último paso que faltaba ¿no? ¿Qué te decía de 'Black Mirror'?

Cuando comience a ser una práctica generalizada muchos trabajadores, probablemente, se opondrán. Pero si tienes que elegir entre ponértelo y perder tu trabajo quizá lo pienses dos veces ¿no? Y como señala el jefe médico de Biohax: "Es una manera eficaz de que la identidad digital de una persona esté vinculada a su identidad física". Vamos, que ya no tendrás que preocuparte si pierdes la tarjeta con la que abres los tornos cada vez que entras a trabajar.

En un mundo en que pueden localizarnos gracias a nuestro teléfono móvil este era el siguiente paso

Un artículo de Fox News titulado "¿Estás listo para el implante de un chip?" trataba el mismo tema hace poco. Defendía, desde un punto de vista médico, la implantación del microchip: "En urgencias recibimos todos los días personas inconscientes o en estado de coma de las que no encontramos ningún historial médico. Con el chip implantado en su mano podríamos acceder a él sin problema y salvaríamos muchas vidas".

Se señalaba además que a día de hoy se "implantan" muchas cosas en la piel (insulina, por ejemplo) sin que se corra ningún riesgo de infección. Por supuesto, no todo el mundo estaba de acuerdo. El consultor Roger Key decía "estremecerse" con la idea de que "todos nos convirtiéramos en cyborgs con un iPhone implantado en la piel". "Me imagino que se le haría primero a los presos para tenerlos controlados" añadía, "después a los rivales políticos y más tarde a toda la población. Prefiero no estar vivo cuando suceda".

También lo mencionaban en The Guardian con cierta alarma: "Los microchips le darían a los jefes aún más poder y control sobre sus trabajadores. Hay riesgos obvios involucrados, y los empleadores no deben dejarlo pasar. Hay que presionar al personal para que no sea astillado". Es cuestión de tiempo, algunos estados como Missuori o California ya están estudiando las posibles regulaciones sobre la implantación de los chips.

Son tiempos difíciles para los soñadores

Vivimos un mundo apocalíptico. Podrás quejarte todo lo que quieras hasta que acabes pasando por el aro, igual que sucedía antes con todos esos antisistema en contra de WhatsApp, Instagram o los pantalones campana, o simplemente puedes dejarte llevar por la corriente y nadar en calma. Sea cual sea el camino que elijas, este no es un libro de 'Elige tu propia aventura'. No te molestes, al final caerás. Y entonces un día te levantarás y te darás cuenta de los beneficios de los microchips para poder vigilar a tu hijo. Estarás mucho más tranquilo sabiendo dónde está en todo momento.

Hay padres que estarán de acuerdo y otros que no. "Es como estar poniendo una batería en tu hijo" dicen algunos. Otros no lo ven igual: "puede salvar vidas en personas con alzheimer y también en los niños, que al fin y al cabo juegan, se pierden y pueden irse con desconocidos".

No sufras. No serás el primero en cambiar de opinión. Es cuestión de tiempo, como decían los antiguos anuncios de tabaco: "4.000 personas en Suecia no pueden estar equivocadas". Piensa positivamente, así al menos no te dará un microinfarto cada vez que pienses que has perdido el móvil. Resulta que siempre lo llevas en la mano.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios