termina con esos martillazos insistentes

El método para quitarte el dolor de cabeza en apenas 10 segundos

Las cefaleas son dolores agudos e incapacitantes, pero puedes acabar con ellas de un modo muy sencillo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sea cual sea la parte del cuerpo que nos duela siempre nos parece el peor dolor que hemos sufrido. Los oídos, la tripa, de las muelas ya ni hablamos... y la cabeza, por supuesto, se encuentra en el 'top' de dolores incapacitantes.

Cuando nos duele la cabeza solo podemos tomarnos algo, rogar porque se pase e intentar hacer vida normal aunque sintamos que una excavadora nos está triturando los sesos. Con suerte podemos tumbarnos en la cama, hacernos un ovillo y esperar, gimoteando y lamentándonos por la cruel existencia que nos ha tocado vivir.

Para los antiguos griegos, egipcios y romanos los terribles dolores de cabeza eran siempre un castigo de los dioses por haber 'racaneado' u olvidado alguna ofrenda. Los remedios para curar este tipo de males eran, cuando menos, variopintos: algo así como descargas eléctricas -mediante mantas rayas, por ejemplo- en el lugar donde se sufría el dolor. Eran otros tiempos.

¿Migraña o cefalea?

Hay que distinguir, antes de nada, cuál es el dolor que estás sufriendo. En el caso de la migraña, es un dolor muy fuerte, incluso incapacitante, que suele ser genético. Puede venir acompañado de náuseas y vómitos, y sobre todo de alteraciones de la vista que se conocen como aura. Llegan antes que el propio dolor y son un 'aviso' de que nos va a doler la cabeza.

Cuando sufres una migraña con aura, la vista te devuelve algo parecido a esto:

Foto: Wikipedia.
Foto: Wikipedia.

Suelen sufrirlo las mujeres con mayor frecuencia. Avicena, médico persa, se ocupó en sus textos de la migraña y explicó que el dolor se exacerbaba cuando durante la crisis el enfermo realizaba cualquier movimiento, comía o bebía.

En la Antigüedad el dolor de cabeza se atribuía a un castigo de los dioses


En el caso de la cefalea, que es más común, se trata de una presión en las sienes y la nuca que viene acompañada de contracturas en el cuello y la espalda. En este caso la sufren hombres y mujeres en igual medida.

Las razones por las que se puede sufrir un dolor de cabeza van desde cambios en el tiempo a estrés, pasando por la dieta (en el caso de las migrañas se suele indicar al paciente que evite el chocolate, el alcohol o los frutos secos, entre otros).

¿Cómo quitarlo?

Hay una manera, como cuentan en 'Prevention', que ayuda a liberarse de la cefalea en menos de 10 segundos. En muchas ocasiones, sin percatarnos, cuando nos duele las sienes nuestra mandíbula también se encuentra prieta. De hecho, no es algo insólito sufrir cefaleas más fuertes tras haber comido.

Pues bien, resulta que el músculo masetero se encarga de conectar la mandíbula y el pómulo y desempeña un papel importante a la hora de masticar. Si aprietas la matríbula por culpa del estrés (como sucede también cuando sufrimos bruxismo y apretamos los dientes sin cerciorarnos al dormir) corres el riesgo de que se endurezca el masetero.

Foto: Wikipedia.
Foto: Wikipedia.

La mandíbula apretada desencadena una reacción que endurece otros músculos de la cabeza y el cuello y cuando la fuerza es demasiado grande puedes tener dolores de cabeza por presión.

La manera de aplicar un masaje en el masetero es muy sencilla y se puede hacer varias veces al día, especialmente si tienes estrés y te das cuenta de que aprietas la mandíbula más de lo necesario. Solo tienes que colocar tus dedos o nudillos en el músculo mesetero, que puedes ver en el dibujo de arriba, después abre la mandíbula cuanto puedas (tampoco te pases y vayas a dislocártela) y ciérrala de nuevo. Repite hasta que sientas que el músculo se libera. De verdad que funciona.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios