puedes probarla

La dieta que sirve para controlar la diabetes (y para adelgazar)

Aunque creas que no, modificiar pequeñas cosas en tu rutina puede tener grandes recompensas. Cuando tu salud está en juego es bueno intentarlo

Foto: Foto: Pinterest.
Foto: Pinterest.

La influencer de bienestar y vida saludable Shelby Kinnaird ha tenido diabetes tipo 2 durante casi 20 años, pero no ha dejado que eso le impida disfrutar de una de sus pasiones favoritas: comer. Mientras crecían en Richmond, Virginia, ella y su familia hacían reuniones con los menús favoritos de cada uno: pollo frito casero, galletas, salsas, rollos de levadura y dulces azucarados. "Por ahora no nos hemos encontrado con algo que no nos gusta", bromea. Los alimentos tan ricos y poco recomendables continuaron siendo un pilar de su dieta al convertirse en adulta, hasta que le diagnosticaron la enfermedad en 1999.

En ese momento, Kinnaird también tenía un trabajo con mucho estrés y viajes frecuentes, lo que significó que salir a comer fuera o tomar alimentos precocinados y llenos de calorías era un hábito bastante común. Como resultado, le sobraban 21 kilos. Cuando el médico le dio el diagnóstico fue una llamada de atención para que comenzara a tomar su salud más en serio. Ella sabía que la mejor manera de hacerlo era cuidar su alimentación.

Entró en acción de inmediato. Se reunió con un especialista para aprender a elegir alimentos que le ayudaran a controlar el azúcar en la sangre. "Lo que cambió mucho en mí fue la reducción de los carbohidratos, comer proteínas bajas en grasa y más vegetales sin almidón, alejarme de la mantequilla y la crema agria y usar más aceite de oliva", explica en 'Prevention'.

A pesar de que siempre le había gustado salir a comer y probar nuevos platos al viajar, sabía que tendría que depender menos de los restaurantes para mejorar su dieta y su salud. Así que hizo un esfuerzo por cocinar la mayoría de sus platos en casa, llenando la mitad de ellos con verduras ricas en agua como espinacas y brócoli, un cuarto con proteínas magras y otro con ingredientes ricos en fibra como la quinoa y las batatas.

El secreto para llevar una vida más saludable es que tú mismo te prepares tu comida

También hizo un esfuerzo por comer más saludable mientras recorría la carretera, a menudo con una ensalada con pollo. "Dejé para siempre de calentar cosas en el microondas", comenta. En nueve meses, adelgazó 16 kilos y pudo mantener sus niveles de azucar sin medicamentos.

Para siempre

Desde entonces Kinnaird escribe un blog llamado 'Diabetic Foodie', donde comparte recetas saludables y deliciosas. Pero es la primera en admitir que cocinar platos caseros no siempre es fácil. "Fue un gran ajuste", confiesa. En lugar de calcular los menús sobre la marcha, comenzó a planificar con anticipación. Planeaba toda la semana, compraba todos los ingredientes y pasaba tres o cuatro horas preparándolo todo.

Para ella, adelantarse y dejarlo todo listo es clave para mantenerse en el buen camino. "Si mi marido y yo nos planificamos bien, las cosas seguirán su curso. Si vamos por libre es cuando nos metemos en problemas", cuenta. ¿En otras palabras? Las tentaciones son menores cuando sabes que hay algo que has elaborado esperándote en la nevera.

Sé inteligente

Si creéis que sus platos son gourmet, estáis equivocados. Los que prepara son como los que haría cualquier persona normal en casa: fáciles y poco elaborados. El desayuno puede ser avena con arándanos y leche de almendras, huevos duros y frutas, o queso cottage con bayas y nueces.

Para el almuerzo, a menudo agrega pollo a la parrilla en una ensalada. En la cena, también carne a la placha, pescado o camarones con verduras sin almidón como el brócoli o la coliflor. A veces también toma una de porción arroz integral. Esta mujer cree que cocinar todo casero ha conducido a que su diabetes sea más manejable. De hecho, las investigaciones sugieren que este hábito puede contribuir en gran medida a mantener bajo control el azúcar de la sangre y bajar de peso.

Algo que funcionó realmente en mi salud fue la reducción de los carbohidratos

Para hacer todo esto explica que debes hacerte amigo de tu congelador, incuso comprar uno aparte para tener espacio sufiente para guardar el resto de platos de la semana. "Tener 'tuppers' ya hechos te ayuda a no tener que esperar mucho, no ponerte nervioso y disponer de muchas cosas a cada momento del día", explica. Además, si crees que su comida es insípida y siempre la misma aconseja tener muchas especias en casa.

Todavía le encanta salir a comer una o dos veces por semana, así como cuando le toca viajar por trabajo. Hay algunos días en los que está demasiado ocupada o cansada para cocinar, pero en lugar de prohibirse ir a los restaurantes, hace pedidos más inteligentes. "Solía ​​tomar tres porciones de pizza en una comida", explica. “Ahora no la pido muy a menudo. Pero si lo hago, tomo un trozo solo y una ensalada ".

Por supuesto, incluso a veces se cansa y enfada. Cuando la motivación es escasa, se centra en cuánto le hace sentir una buena alimentación saludable. "Te encuentras bien contigo misma y puedes hacer cosas que antes no podías. Solía ​​tener a alguien que me ayudara a limpiar la casa, ahora me siento con energía para hacerlo yo misma".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios