Por qué no debes cubrir la tapa del inodoro con papel higiénico
  1. Alma, Corazón, Vida
no lo hagas nunca

Por qué no debes cubrir la tapa del inodoro con papel higiénico

¿Eres de los que siempre pone doble cara para no apoyar el trasero? Si creías que así evitabas el contagio de alguna enfermedad estabas equivocado. Te explicamos por qué

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si lo piensas, seguro que alguna vez has puesto papel higiénico en la tapa del váter para sentarte y hacer tus necesidades. Creías que así podrías hacerlo más cómodamente, sin ensuciarte y sin que ese sentimiento de asco y repulsión recorriera tu cuerpo. Evidentemente, la mayoría lo hace por eso y para prevenir el contagio de alguna enfermedad o, simplemente, evitar salpicaduras que puedan haber quedado en el asiento del inodoro.

En realidad, esa conducta está más relacionada con tu propia tranquilidad y seguridad que con una efectividad real, pero lo cierto es que según Philip Tierno, la forma en la que diseñan estos asientos puede repeler las bacterias, algo que el papel no hace. Además, según asegura el especialista de enfermedades infecciosas William Schaffner, profesor de medicina preventiva en el Centro Médico de la Universidad Vanderbilt, "las tazas del váter no son un vehículo para la transmisión de cualquier agente infeccioso".

Foto: Foto: Alex Monney.

Culo fino

Al estar ante un inodoro ajeno, es imposible no pensar en cuántas personas se han sentado en el mismo inodoro que tenemos delante, de cuántas se han "olvidado" lavarse las manos o han decidido dejar un recuerdo de su paso por ahí. Lo que asegura Tierno es que las Enfermedades de Transmisión Sexual rara vez se encuentran en ellos. "Si no te estás exponiendo a los fluidos corporales de otra persona, estarás bien".

Lávate bien las manos y limpia el dispensador de toallas y el pomo de la puerta para evitar los gérmenes

"De hecho, la parte superior de estos tronos está mucho más limpia que los fregaderos de la cocina que la mayoría de las personas tienen en casa. De hecho, si tienes lesiones o heridas, cualquier tipo de piel abierta en las manos, podrías infectarte con estafilococos. Lo cierto es que aunque hay posibilidades de que utilizar un baño sucio te provoque un contagio, es altamente improbable ya que los gérmenes deberían transferirse directamente a tu tracto genital o a través de la sangre.

Este es el culpable

Varios estudios han demostrado que cada vez que se tira de la cadena, las bacterias fecales pueden abrirse paso en el aire. Esto podría significar que los gérmenes se posaran en el papel higiénico exponiéndote a más de los que habría originalmente. Sin embargo, puedes sentirte tranquilo por el hecho de que probablemente haya pasado la mayor parte de tu vida sin enfermarte al hacer esto, por lo que no hay ninguna razón para comenzar a preocuparse. Si todavía eres un poco paranoico, Tierno ofrece algunos consejos pequeños como lavar tus manos cada vez que termines de utilizar el baño.

No importa cuán contaminadas estén tus extremidades, siempre debes limpiarlas adecuadamente durante 20 segundos con jabón e incidiendo debajo de las uñas. Limpia el dispensador de toallas y el pomo de la puerta porque son dos de los lugares que más gérmenes condensan. Si vas a un lugar que se ve realmente sucio, no lo uses.

Salud Bacterias Enfermedades de Transmisión Sexual Culo Higiene
El redactor recomienda