ATERRIZA COMO PUEDAS

Solo 13 personas cogieron el vuelo más largo del mundo. Una de ellas cuenta cómo fue

La ruta Singapur-Nueva York llegó a alcanzar más de 18 horas en un viaje de apenas poco más de una decena de tripulantes. El pasajero Benjamin Zhang cuenta su experiencia

Foto: Uno de los aviones destinados a hacer la ruta. (EFE)
Uno de los aviones destinados a hacer la ruta. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

¿Te imaginas pasar más de 18 horas en un avión? Pues ahora es toda una realidad. Esta semana Singapore Airlines realizó un servicio sin escalas impensable que conecta el Aeropuerto Internacional de Newark Liberty, en las afueras de Nueva York, con el Aeropuerto Changi, en Singapur. Dos países casi en las antípodas separados por más de 16.000 kilómetros. Para hacernos a la idea de esta longitud, es una distancia mucho más larga que el diámetro de algunos planetas del Sistema Solar, como Venus (12.104 kilómetros) o Mercurio, el cual solo posee un cuarto del diámetro de dicha longitud (4.789 kilómetros). Más incluso que el de la Tierra, la cual solo tiene 12.742 kilómetros.

El vuelo SQ22 de Singapore Airlines, con un nuevo modelo Airbus A350-900ULR, despegó el pasado 11 de octubre pocos minutos antes de la medianoche y tardó un total de 18 horas y 45 minutos hasta el aeródromo internacional de Newark, en la Gran Manzana, según informa 'Efe'. Con tan solo 13 tripulantes, hizo su ruta aérea por el norte del Pacífico pasando por Alaska y Canadá, antes de llegar a Nueva York.

El billete oscila en torno a los 3.700 euros para clase 'business'; para la turista, 1.800

Otros itinerarios posibles hubieran escogido rutas alternativas, como pasar por el Polo Norte o a través de Europa y del Atlántico. Sin embargo, parece que la aerolínea quiso hacer historia y completar el vuelo más largo hasta el momento. Pero, ¿cómo es esta máquina capaz de mantenerse casi un día entero por los aires?

Se trata de un avión de última generación con capacidad para 161 pasajeros, 67 de ellos de alta clase o 'business' y otros 94 en turista. El aparato dispone de un mayor espacio en un diseño especial pensado para pasar tantas horas ahí arriba y reducir el "jet lag". Así, el A350-900ULR está pensado para volar un máximo de 17.900 kilómetros o 20 horas sin escala. Eso sí, con capacidad reducida, como se demostró en este último vuelo.

En principio, Singapur Airlines tiene previsto cubrir la ruta Singapur-Nueva York tres días a la semana, pero a partir del 18 de octubre, la periodicidad será diaria. Esto quiere decir que estamos ante un hito en la aeronáutica de vanguardia. Pero claro, ¿y los precios? Semejante viaje no puede ser nada barato con tan solo pensar en la enorme cantidad de combustible que debe emplear para realizar el vuelo entero. El billete oscila en torno a los 3.000 dólares singapureses (unos 2.100 euros), y el de un turista prémium hasta al menos los 6.000 (4.300 euros aproximadamente), según informa 'Efe'.

"Después de la reunión informativa, las sesiones fotográficas y la conferencia de prensa, llegó el momento de subir al avión". 'Business Insider' pudo contactar con uno de los tripulantes de tan maratoniano vuelo. Benjamin Zhang, un hombre de mediana edad de Singapur, fue el encargado de comentar sus impresiones a bordo. "En la puerta de embarque, fuimos recibidos por miembros de la tripulación. Ya dentro, me abrí paso a través de la cabina de clase alta hacia mi sitio. Este sería mi hogar durante las próximas 19 horas. Junto al asiento, hay un pequeño almacén con una máscara para los ojos, calcetines y zapatillas a modo de cortesía", describe Zhang.

Llegamos 45 minutos antes de lo previsto. El tiempo total fue de poco más de 18 horas

Evidentemente, para un vuelo tan largo, la comodidad es lo primero. El pasajero singapurense describe que el asiento era perfactamente plegable y se podía hacer una cama que incluye cojines, sábanas y hasta un minicolchón. Por supuesto, existía hueco de sobra para descansar los pies. Además, justo al frente, una televisión táctil con acceso a internet para poder pasar los minutos de una forma entretenida. "Me sorprende que sean tan silenciosas", asegura Zhang, refiriéndose a las turbinas del avión. A los pocos minutos, el pasajero pidió un bocadillo y un refresco. Luego, decidió relajarse con la televisión de su asiento: "KrisWorld (el sistema operativo) ofrece más de 1.000 horas de películas, programas de televisión, música, podcasts y juegos", afirma.

"Ya que el aterrizaje estaba programado para dentro de mucho, decidí a ajustar mi reloj corporal, absteniéndome de dormir la noche anterior. Me metí en la cama y me puse una película de Marvel. Al despertarme, llegó la hora del segundo servicio de comidas, canapés y ahumados. Después de mi segunda comida, puse otra película, una vez cada dos horas me levantaba y caminaba por toda la cabina para que la sangre fluyera", narra Zhang. "Al final, llegamos 45 minutos antes de lo proveisto. El tiempo total del vuelo fue de poco más de 18 horas". Todo fue normal una vez llegar a tierra. Pero eso sí, poca gente en el mundo podrá afirmar que pasó casi 24 horas en un avión.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios