world business forum

Martínez Mendizábal: “Para poder seguir igual, hay que estar siempre cambiando”

El paleontólogo Ignacio Martínez Mendizábal ha puesto el broche de oro al World Business Forum con una ponencia en la que ha revisado el pasado para afrontar el futuro

Foto: Ignacio Martínez Mendizábal, paleontólogo y especialista en antropología física. (WOBI)
Ignacio Martínez Mendizábal, paleontólogo y especialista en antropología física. (WOBI)

El paleontólogo Ignacio Martínez Mendizábal no sabe exactamente adónde vamos, pero sí de dónde venimos y cómo podemos mirar el mañana. Martínez Mendizábal, prestigioso especialista en antropología física, ha sido el encargado de poner el broche de oro al World Business Forum que se celebra en Madrid con una ponencia en la que ha repasado el pasado para afrontar el futuro.

“Para poder seguir igual, hay que estar siempre cambiando”, ha explicado ante la nutrida audiencia que se ha acercado este miércoles al Palacio de Congresos de Madrid. Como buen conocedor de la historia, Martínez Mendizábal ha articulado su intervención con un recorrido histórico en el que ha destacado la importancia de asuntos como la creatividad, la planificación o el trabajo en equipo.


“El origen de las especies', de Darwin, nos enseñó dos cosas: para empezar, nos puso en nuestro sitio al enseñarnos que no éramos los dueños del planeta como pensábamos”, ha explicado. “Por otro, nos enseñó la llamada ley de la selección natural. Una ley terrible que nos revela que solo sobreviven los más aptos”. A juicio del paleontólogo, esta ley ha influido en otras áreas, como la economía.

Especie rebelde

Para ejemplificar su lado ‘más oscuro’ y su aplicación al mundo de la empresa, Martínez Mendizábal ha explicado el caso del cuco. Este pájaro se dedica a poner sus huevos en los nidos ajenos, de forma que son criados por otras aves que no se dan cuenta del ‘intruso’. Dado que las crías del cuco nacen antes, los recién nacidos se dedican a expulsar del nido al resto de huevos y crías. Es decir, se ‘cargan’ a sus compañeros. “¿A que habéis conocido a alguien así en vuestros equipos?”, ha preguntado a la audiencia.

Mendizábal recordó cómo las primeras herramientas surgieron cuando a alguien se le ocurrió golpear una piedra para afilarla


Volviendo a la historia, el paleontólogo ha explicado cómo las ideas han sido y son el motor del cambio en el mundo. Así, ha recordado cómo las primeras herramientas surgieron cuando a alguien se le ocurrió golpear una piedra para afilarla. De ahí se empezaron a desarrollar las primeras armas que permitieron cazar, lo que a su vez implicó mejoras en la dieta de los seres humanos. “Esto es el linaje de la creatividad”, ha explicado. “Esto solo se puede hacer si somos una especie rebelde”.


Esas primeras herramientas a las que se refiere el paleontólogo eran muy primitivas y no sería hasta años después cuando pasaron a ser más sofisticadas. En este sentido, ya no bastaba con golpear una piedra para sacarle un filo. Ahora su elaboración requería golpearla de una forma concreta y siguiendo un orden concreto. Necesitaba, por tanto, una planificación.

Ignacio Martínez Mendizábal. (WOBI)
Ignacio Martínez Mendizábal. (WOBI)

Para abordar este concepto, Martínez Mendizábal ha recurrido a ‘El arte de la guerra’, de Sun Tzu, uno de los libros de estrategia más famosos del mundo. “Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después. Un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después”. El corolario es sencillo: sin planificación y estrategia, las empresas están perdidas.

Martínez Mendizábal, que lleva más de 30 años estudiando la evolución humana, se muestra optimista ante el futuro y durante su intervención quiso incidir en lo que hace que los humanos seamos únicos. Y nada mejor que la historia de Benjamina para comprenderlo.

Benjamina es una niña de 12 años cuyo cráneo fue descubierto en Atapuerca por Martínez Mendizábal y otros paleontólogos. En un principio, los expertos explicaron que el cráneo era diferente a todos los que habían visto hasta entonces y no supieron identificar el motivo.


Tras investigarlo, se dieron cuenta de que la niña tenía una malformación de nacimiento que impidió el correcto desarrollo del cerebro y el cráneo. En el mundo animal, los cachorros que son deformes se desechan. En cambio, Benjamina, que en hebreo significa la favorita, no fue apartada.

Y no fue repudiada porque los humanos pueden querer al diferente. Igual que no se desentienden de sus muertos. “Nos queremos tanto en vida que nos queremos después de muertos. Y al hacer esto, hemos hecho el mayor acto de rebeldía cósmica, nos hemos rebelado contra la muerte”, ha explicado el paleontólogo.

Selección natural de ideas

Para terminar, Martínez Mendizábal ha recuperado los conceptos de idea y selección natural y los ha unido para explicar la pervivencia de unas ideas y la desaparición de otras. “Las ideas compiten por estar en nuestras mentes”, ha explicado. “Hay una selección natural de las ideas, sobreviven las ideas que son útiles, las que nos ayudan a vivir, como el fuego, y luego está la selección natural de las ideas que nos parecen bonitas, por las que vivimos”. Según ha señalado, estas últimas son irracionales y las que realmente nos mueven a levantarnos cada mañana.


“¿Y quiénes somos?”, se ha preguntado. “Somos una criatura maravillosa. Somos capaces de hacer cosas que no sirven para nada y somos capaces de hacer que los demás se enamoren de las cosas que hacemos”. Para el paleontólogo, el futuro está en nuestras manos y es ahora cuando hay que decidir si queremos escribirlo o que nos lo escriban.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios