SIN ESCRÚPULOS DE NINGÚN TIPO

El test que saca a la luz el lado más oscuro y real de tu personalidad

Maquiavélico, narcisista, ególatra... hay tantos prototipos de mala persona que se nos escapan. Un equipo de investigación tiene la clave para medir estos comportamientos

Foto: Christian Bale en una imagen promocional de 'American Psycho'.
Christian Bale en una imagen promocional de 'American Psycho'.

Aunque muchas veces permanezcan invisibles, hay un alto porcentaje de personas a las que seguramente le reporte algún tipo de placer o gusto ver que lo pasas mal. Y si es por su causa, más todavía. Todos, en mayor o menor medida, hemos sido víctimas de comportamientos hostiles por parte de terceras personas como compañeros de trabajo o estudios e, incluso, parejas sentimentales. Alguien puede estar jugando con tus sentimientos y aprovecharse de ello. Puede que esté más cerca lo que crees o... ¡Alto! Puede que seas tú uno de ellos y ni siquiera lo sepas.

Maquiavélico, narcisista o psicópata. Son los tres rasgos denominados "oscuros" que los expertos atribuyen a este tipo de personalidades. La revista científica 'Psychological Review' ha publicado un estudio elaborado por profesores de psicología de la Universidad de Copenhague en la que desarrollan todos estos rasgos negativos de la identidad e imagen de las personas y las unifican en un mismo concepto llamado el Factor Oscuro de la Personalidad, abreviado con la letra D.

El egoísmo exacerbado, la insensibilidad o la voluntad de manipular a los demás para salirse con la suya son algunos de los rasgos del factor D

Este término viene a englobar las diferencias individuales por las que un individuo intenta maximizar su ámbito de influencia en base a manipular a los otros para su propio beneficio y despreciar a los otros. El factor D es similar al concepto de inteligencia general o factor G, que resume el nivel cognitivo en base a varios tipos de pruebas. Una persona que es buena en el razonamiento espacial tiende a desempeñarse correctamente en pruebas de habilidad verbal o en las matemáticas, por ejemplo. También se ha demostrado que dicho concepto predice buenos o malos resultados en la vida personal, laboral, económica e, incluso, en la salud.

"Mientras que los estudios anteriores sobre el tema se centraron en las diferencias entre rasgos oscuros como el narcisismo o el comportamiento psicopático en la vida cotidiana, esta nueva investigación se centra en las similitudes y puntos en común entre los individuos", explica Ingo Zettler, profesor de psicología de la Universidad de Copenhage y principal autor del estudio, a 'Live Science'. "Por lo general, los expertos se centran en no más de tres rasgos oscuros: narcisismo, maquiavelismo o psicopatía". Para ser más claros, un egoísmo exacerbado, la voluntad de manipular a los demás para salirse con la suya o insensibilidad o comportamiento antisocial.

Para este estudio, Zettler y su equipo se centraron en hasta seis rasgos oscuros más allá de los tres anteriores: egoísmo (enfocarse solamente en los propios logros y no en los de los demás), desconexión moral (la creencia de que las reglas éticas no se ajustan sí mismo), una percepción de derecho psicológico (creer que uno merece más la pena que los otros), el sadismo (el placer de infringir daño a alguien), el rencor (deseo de venganza) y el propio interés.

Las próximas investigaciones irán sobre cómo se desarrolla dicho factor a lo largo del tiempo y en diferentes escenarios

¿Cómo se abordó el estudio? Los investigadores decidieron subir una encuesta a la red para que todas las personas pudieran participar. Un cuestionario que se puede realizar en este enlace. De esta forma, recopilaron una gran variedad de datos sobre los resultados del cuestionario. Luego, utilizaron modelos estadísticos para determinar si estos rasgos de personalidad eran altos o bajos.

Los expertos descubrieron que esas nueve características oscuras tendían a coexistir. Por ejemplo, se eliminaron el 75% de las preguntas al azar y no cambiaron las puntuaciones D de los participantes. Por ello, según Zettler, "el factor D es una medida de personalidad fuerte y fiable". Para finalizar, el equipo pretende estudiar cómo se desarrolla dicho factor a lo largo del tiempo y se manifiesta en diferentes escenarios, por lo que habrá que elaborar muchos más estudios. "Comportamiento antisocial, agresividad o engañar concienzudamente son rasgos que deberían estar relacionados con el factor oscuro", concluye Zettler.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios