los sindicatos británicos exigen 28 horas semanales

Trabajar cuatro días a la semana demuestra ser "un éxito absoluto"

Una empresa neozelandesa prueba que, con un día más de descanso, la mayoría de sus empleados mejora la capacidad de conciliar su vida laboral y personal sin reducir la productividad

Foto: Una mujer trabaja con un ordenador en su oficina (Pixabay)
Una mujer trabaja con un ordenador en su oficina (Pixabay)

Un nuevo hito en la lucha por los derechos laborales ha nacido fruto del experimento realizado este verano por la compañía neozalendesa 'Perpetual Guardian', que dio a sus trabajadores la posibilidad de reducir a cuatro días semanales sus jornadas. La compañía de administración jurídica ha decidido adoptar definitivamente el nuevo horario tras comprobar que la medida fue "un éxito absoluto", según informa 'The Guardian'.

Tanto es así que el 78% de los 250 empleados se sintió capaz de equilibrar su vida personal y laboral, mientras que los niveles de estrés disminuyeron en siete puntos porcentuales sin que bajara la producción. "Los empleados diseñaron una serie de innovaciones e iniciativas para trabajar de una manera más productiva y eficiente: desde la automatización de procesos manuales hasta la reducción o supresión del uso de Internet para tareas no relacionadas con el trabajo", explica Helen Delaney, una de las profesoras de la Universidad de Auckland a cargo de supervisar el estudio.

"Para nosotros se trata de que nuestra empresa obtenga un mejor rendimiento, no hay ninguna desventaja", se congratula el director ejecutivo, Andrew Barnes, que facilitará "opciones flexibles" a los trabajadores que prefieran mantener su rutina, como cambiar los horarios para evitar el tráfico o facilitar la conciliación familiar. "La actitud correcta es un requisito para que funcione: todos deben comprometerse y contribuir a formar un modelo de negocio viable a largo plazo", matiza.

Por su parte, el ministro de Relaciones Laborales de Nueva Zelanda, Iain Lees-Galloway, calificó de "muy interesantes" los hallazgos, y aseguró estar ansioso por trabajar con empresas que exploren "nuevos modelos para la oficina moderna".

La semilla de los cuatro días por semana ya ha superado las fronteras maoríes y ha germinado en la patria que vio nacer el movimiento obrero. El Consejo Sindical de Reino Unido (TUC) hizo suya la propuesta exigiendo 28 horas de trabajo semanales bajo el pretexto de que la productividad puede aumentar gracias a los avances tecnológicos, especialmente a la inteligencia artificial.

Similar es el caso de Alemania, donde el principal sindicato metalúrgico consiguió —gracias a una huelga a principios de marzo— la reducción de su semana laboral a partir de 2019, además de un aumento salarial del 4,3%. El Ayuntamiento de Gotemburgo (Suecia) exploró la posibilidad de reducir a seis horas las jornadas de trabajo mediante un ensayo aplicado a enfermeras pero, a pesar de los buenos resultados, desechó la idea ante las críticas de la oposición.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios