debes cuidarte mucho

La razón científica por la que unas personas tienen peores resfriados que otras

Es la enfermedad más frecuente, sobre todo en los próximos meses. Que a ti te afecta más que a tus compañeros, familiares o amigos tiene sus razones

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por mucho que el verano se resista, las temperaturas empiezan a bajar y los resfriados llegan a tu puerta sin avisar. Tener la nariz taponada o con secreción nasal, dolor de garganta, de cabeza, tos, estornudos, fiebre alta, dolor muscular, pérdida del gusto y del olfato no es algo agradable, pero es peor cuando pareces estar padeciendo síntomas que son más severos que los de tus compañeros de trabajo o conocidos.

Según los investigadores de la Universidad de Virginia, hay una razón científica por la que esto puede suceder, y todo se reduce a las bacterias que habitan en tu nariz. Los brotes de la gripe y el constipado común se extienden cuando hace peor tiempo y desde que comenzó 2018 y, a medida que las temperaturas continúan cayendo, es poco probable que no te toque tenerlo pronto.

El doctor Ronald Turner, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas, dirigió un estudio para investigar cómo la mezcla de gérmenes que se encuentran dentro de las fosas nasales pueden corresponder con la gravedad de los síntomas de resfriado. En la investigación, que fue publicada en la revista 'Scientific Reports', los expertos llegaron a la conclusión de que las personas cuyas narices contienen más bacterias de estafilococo tienen más probabilidades de que tengan manifestaciones más agudas en comparación con las albergan menos.

Mejor prevenir que curar

Turner y su equipo de investigadores llevaron a cabo su estudio con 15 participantes, probando sus microbiomas nasales antes y después de haber sido infectados con un virus de resfriado.

Además de las bacterias nasales existe un gen que hace que los virus afecten a unos más que a otros

Pudieron ubicar a los participantes en seis "departamentos" diferentes según los tipos de bacterias que se encuentran en sus narices. El experto y sus compañeros descubrieron la asociación entre los organismos encontrados en esa zona y la severidad de los síntomas. "La primera sorpresa fue que puedes identificar estos diferentes sectores en los que las personas encajan y luego el hecho de que los segmentos parecen tener algún impacto sobre cómo respondes al virus y cómo de enfermo te encuentras también fue interesante", aseguran.

Si bien los investigadores descubrieron una correlación positiva entre los microbiomas nasales y la gravedad de los síntomas del resfriado, indicaron que otros factores también pueden jugar un papel importante. "Lo que estamos informando es de una asociación, por lo que es muy posible que el hecho de albergar un estafilococo en la nariz y tener más síntomas no esté directamente relacionado", explica Turner. "Puede ser que haya alguna característica subyacente que te haga tener esta bacteria en esta parte del cuerpo y también más propenso a enfermarte", añade.

También es genético

Además, investigadores del Imperial College de Londres y del Instituto Wellcome Trust Sanger afirman haber encontrado un gen determinante y culpable que también influye en por qué a algunos les afecta más que a otros. Esta investigación, publicada en 'Nature', pone al descubierto al gen IFITM3, el cual explica la distinta susceptibilidad al mismo virus en diferentes personas.

Cuantos más estafilococos tengas, más severos serán los síntomas que sufras en tu resfriado

La proteína encargada de codificar este gen tiene un papel de gran importancia en lo que a protección celular frente al virus se refiere, y los investigadores consideran que es crucial para una correcta respuesta de nuestro sistema inmune frente a un virus como el A (H1N1). Si hay altas cantidades de esta proteína en nuestro organismo, pueden evitar la propagación del virus a los pulmones, pero si está ausente o su expresión es anómala, las bacterias tienen menores resistencias para propagarse fácilmente causando síntomas severos al afectado.

Aunque los investigadores aseguran que hay que avalar estos datos con estudios más amplios, sus datos muestran que la acción de una sola proteína antiviral puede alterar el curso de las epidemias, ya sea por resfriado, o por otros virus.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios