pero tampoco te pases

El día trampa cuando estás a dieta: por qué es tan importante

'Cheat meal': cuáles son sus beneficios, inconvenientes y cómo miniminizar los daños (si los hay). El actor Dwayne Johnson cuenta los secretos para hacerlo

Foto: Fotograma de 'Pulp Fiction'.
Fotograma de 'Pulp Fiction'.

Tienes una idea desde hace mucho tiempo: quieres adelgazar. Te apuntas al gimnasio y vas, algo que la mayoría no acaba haciendo. Te conciencias de que lo vas a conseguir a pesar de que sabes que no es un reto fácil y es solo un viaje sin billete de vuelta. Tienes claro que la alimentación es clave para llegar a la meta y eliges una dieta que sea fácil de llevar y que se adecúe a tus circustancias.

Comienzan las turbulencias: bebe té verde por la mañana, a media mañana una fruta, a la hora de comer carne a la plancha con verduras, a media tarde un yogur desnatado 0% materia grasa y para cenar pescado con ensalada. Y así, con pocas variaciones, durante meses. Aburre a cualquiera, eso es así.

Estamos seguros además que estás familiarizado con el término 'cheat meal', un día trampa a la semana en el que puedes saltarte el régimen y comer lo que se te antoje (pero tampoco te pases, que puedas hacerlo no significa que tengas que irte a algún tipo de establecimiento de comida rápida, puedes comerte una hamburguesa, pero hecha por ti, por ejemplo). Esta distracción de tu rutina alimencia normal se convierte en casi un ascenso a los cielos. Sin embargo, cuando estás tan en forma como el actor Dwayne Johnson, estas permisibilidades son un asunto bastante serio.

Lo que más añoras

El chocolate, el pan, la repostería, el alcohol y los snacks salados parecen ser los alimentos que más echamos de menos cuando nos ponemos a dieta, según una encuesta realizada por Weight Watchers. Pero, ¿has pensado que quizá no tengas que desterrarlos de una manera tan fácil?

Los inconvenientes de un día trampa dependen de tu situación actual y objetivos

El origen del 'cheat meal' está en un estudio realizado por la Universidad de Tuts en Boston entre un grupo de personas que fueron sometidas a una dieta baja en calorías. Tras varios días de régimen se descubrió que el 95% de ellas tenían poca resistencia a ciertas tentaciones alimenticias, pero no solo eso: curiosamente, fueron las personas que incluyeron el día trampa en la dieta las que más bajaron de peso al finalizar el experimento. El éxito se explica desde un punto de vista psicológico, ya que nos ayuda mentalmente a superar la ansiedad y mantener la motivación.

Y si no que se lo digan a Johnson que recientemente ha publicado en su Instagram cómo es su día trampa: makis, urakamis, nigiris, futomakis, temakis... una variedad increíble de sushi.

Sin postre no hay paraíso

Como todos sabemos, no es un día de trampa sin algo dulce. El actor elige galletas dobles de chocolate con leche y mantequilla de cacahuete entre ellas. "Grandes, sabrosas y celestiales", asegura en la publicación. Pero, ¿qué inconvenientes tiene este momento? Depende de tu situación actual y objetivos. Si quieres adelgazar y estás por encima de un 15-18% de grasa corporal (20-24% en el caso de las mujeres), un 'cheat meal' te va a alejar más de la meta que alguien con 12% de grasa corporal y que pretende ganar músculo.

Valora en qué punto te encuentras, pero comer de vez en cuando algo que en teoría está prohibido es inevitabale para no volverse loco. Si lo haces, disfrútalo y luego no le des vueltas ni te preocupes. Es necesario. Si quieres después de realizarlo, haz un poco más de cardio y bebe mucha agua. Lo importante es ser constante y saber que por un día no pasa nada. Ánimo, tú puedes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios