FENÓMENOS SORPRENDENTES

La ilusión óptica de Ames, una de las más increíbles de la historia

Este peculiar efecto visual que te dejará con la boca abierta se utiliza en numerosas películas para inducir al cerebro fallos de percepción

Foto: La ventana de Ames.
La ventana de Ames.

Si te gustan las ilusiones ópticas, esta es una de las más increíbles. Inventada por el oftalmólogo estadounidense Adelbert Ames, Jr en 1951 y basada en el concepto de Hermann Helmholtz, consiste en una habitación trapezoide cuyo efecto engaña a la vista. 'Digg' ha publicado un vídeo en el que se aplica la ilusión a una ventana que se mueve en círculos hacia detrás y delante provocando un curioso cambio en la percepción de su tamaño. El efecto es similar a los fantásticos cuadros de Escher, en los que se trata de engañar a la mente para producir un extrañamiento en el que no puedas dilucidar correctamente dónde empieza y dónde acaban varias direcciones o un solo punto. Atentos al vídeo.

"Aunque tu cerebro quizás sea más extraordinario que el ordenador más poderoso del mundo, es posible engañarle", comenta al inicio del vídeo el presentador. Bajo una música propia del álbum 'The Dark Side of the Moon' de Pink Floyd, se nos presenta una ventana trapezoide de cartón en la que uno de los bordes es más largo que el otro. Sujetada a una mesa rotatoria, el presentador comienza a girarla y es el momento en el que nuestra percepción nos engaña. Al ir hacia delante y hacia detrás, sin llegar a girarla por completo, la ilusión que se nos presenta es que la ventana modifica su tamaño original, ensanchándose, estirándose o bien menguando.

Más tarde, pone otro ejemplo colocando un pin como referencia visual sobre uno de los lados. Entonces, cuando la ventana gira, crea la ilusión de que el pin se está superponiendo a la ventana trapezoide. Luego, repite el proceso con una regla. Verdaderamente increíble.

No solo se expone esta ilusión óptica a partir de una ventana dibujada y recortada. Se puede aplicar de muchas maneras, como la famosa 'The Room Illusion', en el muy recomendable documental 'Brian Story'. Sin efectos especiales ni trucos digitales se puede percibir visualmente cómo dos niñas cambian de tamaño al moverse por una habitación. Se trata de un proceso mental muy simple de explicar, pero a la vez complicado. La imagen que llega a nuestro cerebro es la de una habitación cúbica con mucha profundidad.

Una de las películas donde más se utiliza es en 'El Señor de los Anillos', de Peter Jackson

Hay dos niñas a un lado de la habitación. Cuando una pasa al otro lado, de repente cambia su tamaño y se hace el doble de grande que su compañera. ¿Qué ha sucedido? El cerebro ha sido engañado. La mente interpreta que esa habitación tiene que ser recta, como todas, ahí es donde reside el engaño. La perspectiva está totalmente deformada, ya que el lado izquierdo es más grande que el derecho, se trata de una habitación trapezoidal. Las paredes están inclinadas, al igual que el suelo y el techo, y la esquina derecha está más cerca para el observador frontal que la esquina izquierda.

Gráfico explicativo del curioso efecto. (Wikipedia)
Gráfico explicativo del curioso efecto. (Wikipedia)

Este divertido y peculiar truco se ha aplicado en muchas películas. Quizás la más famosa en la que se consigue de forma formidable es en 'El Señor de los Anillos', donde el director Peter Jackson y todo su equipo se las ingenian para hacer parecer a los hobbits mucho más bajos de lo que son con respecto al resto de personajes del 'film'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios