según ellos mismos

Lo que piensan los camareros de ti dependiendo de la bebida que pidas

Cada individuo tiene una forma de ser diferente. Quienes te ponen la copa explican bajo su punto de vista cómo es tu personalidad según el licor que tomes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tu combinado o cóctel favorito no es solo un delicioso refrigerio; también dice muchas cosas de ti. Tomar una determinada bebida cuando sales de fiesta o solo a distrarte un poco puede revelar cómo eres. Si bien ningún buen camarero te juzgaría por lo que eligieras o te discriminaría en función de lo que escogieras, no puede evitar sacar algunas conclusiones sobre los clientes en función de lo que van tomar.

Así que la próxima vez que vayas a pedir, deberías saber que estás causando cierto tipo de impresión. Hemos preguntado a varios 'barmans' del centro de Madrid y esto es lo que nos han contado respecto a lo que estas bebidas dicen sobre ti.

Ginebra

Hace unos quince años nadie imaginaría que el gin-tonic se convertiría en una de las bebidas de moda. Solo las personas más mayores eran los que tomaban esta bebida amarga (aunque ahora con las ginebras de sabores todo es diferente, y gracias a 'Paquita Salas' todavía más), fuerte y, a veces, poco agradecida. Los bares contaban con pocas marcas y las tónicas eran siempre de la misma.

Ahora están las premium, las aromáticas, las más afrutadas, las de fresa o melón, las que se sirven en copa de balón, con pepino, con twist de naranja o limón... un sinfín de florituras que adornan a esta bebida que es tendencia. Samuel Parres ha trabajado durante 9 años, y aún lo hace esporádicamente, como camarero en una discoteca del centro de Madrid y afirma que hay dos tipos de persona que toman este tipo de bebida: los clásicos y los modernos, todo depende de la que escojas.

Las personas que toman tequila o Jäger son atrevidas, directas e imprevisibles

"Las personas que beben Larios, Beefeater o Bombay, entre otras ginebras blancas, suelen ser personas más tranquilas y a las que les gusta tener el control sobre lo que ocurre a su alrededor. Si te fijas un poco cuando vienen con su grupo de amigos, suelen ser los que más tardan en soltarse y coger confianza. En cambio si han elegido una de fresa, suelen ser más espontáneos, alegres, activos y tienen una imagen más moderna", asegura.

Gin and tonic in a balloon glass garnished with lemon and isolated over awhite background
Gin and tonic in a balloon glass garnished with lemon and isolated over awhite background

Pero no lo solo eso, según un estudio realizado por la Universidad de Inssbruck (Austria) a 953 personas, podrías ser un psicópata. Se les pidió a los participantes que puntuasen una variedad de comida y bebida (ácida, amarga, salada y dulce) del uno al seis. Por otra parte, los mismos fueron sometidos a pruebas de personalidad donde se estudiaba su nivel de estabilidad emocional y "tendencia al sadismo cotidiano". Algunas opciones: "Disfruto atormentando a la gente" o "A menudo vuelvo a ver mis escenas 'gore' favoritas". Cuando los datos se compararon, los investigadores descubrieron que los que escogían sabores amargos, como el del gin-tonic, mostraban también tendencias antisociales.

Vodka

La inmensa mayoría en realidad no son amantes de su sabor natural y lo eligen porque es muy fácil de disfrazar con la mezcla. Probablemente no sean mucho de experimentar y arriesgar. Son poco aventureros y no les gusta descubrir nuevos horizontes. Es muy probable que beban esto desde la adolescencia y pocas veces hayan probado otra cosa.

David Hernández ha sido el encargado de una discoteca durante muchos años y afirma que también hay dos tipos diferentes de personas que lo bebe: "O suelen pasar desapercibidas y no llaman mucho la atención o en cambio buscan broncas siempre. En este caso depende del refresco, si lo toman con naranja o limón suelen ser más tranquilos, si lo beben con alguna bebida energética, se aceleran mucho y la acaban liando", asegura. "Tenía un grupo de clientes habituales que lo bebían y se comportaban muy bien, pero conozco otros casos en los que solo quieren pelea", explica.

Ron

Era lo que más se bebía antes de que llegara la moda del gin y la mayoría lo mezcla con refresco de cola. Lucía Estévez es actriz, pero trabaja en un bar de Malasaña. Cree tener "muy calados" a los que beben este combinado: "Suelen ser alegres y espontáneos. Se entretienen ellos solos, pero disfrutan divirtiendo a los demás. Les gusta pasarlo bien y eso es muy importante para ellos. Son cálidos generalmente y les gusta hablar de sus propias experiencias personales", comenta a El Confidencial.

"No solo eso. Además suelen bailar y moverse mucho. Nerviosos en general. Lo que estoy totalmente segura es de que cuando alguien me pide un ron-cola es que quiere fiesta y no pretende irse pronto a casa", asegura.

Whisky

Es el licor más maltratado últimamente. Muchos aseguran que tomarlo mezclado es un sacrilegio y que es solo para hombres, pero están muy equivocados. Otros también afirman que no hay que ponerle hielo porque no podrás tomarlo de la manera adecuada ni apreciar sus cualidades. Los expertos confiesan que lo perfecto es añadirle agua a temperatura ambiente, rebajando el contenido alcohólico, pero sin perder ni un ápice de su sabor.

Los que beben vino rosado son sociables y gritones; los de tinto tienen tendencia casarse más y los de blanco disfrutan quedándose en casa

Dani Peinado, dueño de un pub en la calle Libertad explica que las personas que lo beben son "muy tradicionales e interesantes". "Si te fijas bien en ellos puedes ver que son bastante comunicativos y seguramente tengan la capacidad para liderar y encabezar su grupo de amigos. También vale seguramente en el ámbito laboral, seguro que son jefes o encargados de algo. Además, casi siempre saben cómo explicar sus historias de manera que resulten de interés para el resto, lo cual los convierte en comerciales muy aptos", asevera.

Tequila o Jägger

Varios de los camareros que hablaron con El Confidencial coincidían en la personalidad de los que toman estos licores. El Jägermeister y el tequila se toman normalmente en chupitos, aunque hay bastante gente que lo hace en copa mezclada con energética. "Son valientes, decididos, alocados, imprevisibles y no tienen miedo a arriesgarse a nada.", explica Samuel.

"Parece que son más sociables que los demás. Son alegres, creativos, disfrutan de las relaciones con el resto y no se muestran individualistas. También es verdad que se distraen fácilmente y es frecuente verles de un lado para otro intentando tener conversaciones con todo el mundo. A veces incluso podemos decir que un poco mareantes", comenta David.

Mojito u otros cócteles

Si en cualquier barra pides uno, sabes que eres una persona fina. Quieres que lo que están a tu alrededor se piensen que te gusta el alcohol y a la vez que eres una persona muy sofisticada, pero la verdad es que la mayoría de las veces todo es aparentar.

En muchas ocasiones creen estar en una película o serie y lo piden sin tener mucha idea de lo que realmente van a tomar. Cosmopolitan, Mai Tai, Margarita, Piña colada, Caipirinha, Long Island Iced Tea... todos le suenan estupendo, así que le da igual cuál elegir.

"En muchas ocasiones cuando te piden un cóctel y en tu establecimiento no tienen, te ponen mala cara. Creo que muchos de ellos son unos 'snobs', incluso demasiado ambiciosos", asegura Dani. "Los que piden mojito suelen ser un poco diferentes, al menos más tranquilos y conformistas", añade.

Vino y cerveza

Miguel Ángel Bellido también es actor, pero trabaja en el barrio Salamanca en un bar de primera hora. "Los que toman cerveza suelen ser despreocupados y divetidos, de los que a veces se les escapa un eructo pero les queda gracioso. La beben porque quieren relajarse de un duro día de trabajo y normalmente no tienen grandes pretensiones. Les da igual lo que los demás piensen de ellos porque normalmente parecen seguros de sí mismos. Son lanzados y no tienen vergüenza", afirma.

Si te gustan las bebidas amargas es posible que seas un psicópata, según un estudio austriaco

"Los que beben vino a veces tienen un poco aires de superioridad, pero sin llegar a ser estúpidos. Parece que tienen más clase (aunque a veces solo sea apariencia). Prefieren estar con gente decidida y que sepan lo que quieren porque ellos son también así". Además, según un estudio realizado por la web 'French Wines with Style, son sociales y gritones.

Esta investigación, sobre la relación entre las distintas personalidades y los gustos en vino, concluyó que los aficionados al rosado son lo más sociables, encantadores y gritones del lugar y según 'Daily Mail', Facebook es su red social de referencia. Este mismo estudio afirma que los que toman tinto son los que más se casan y los de blanco los que más disfrutan quedándose en casa. Además, para terminar, algunos de ellos tienen claro una cosa: "Si hay alguien que sale y no bebe nada de alcohol, no es de fiar".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Descuentos