LAS ESCATOLÓGICAS CONSECUENCIAS DE LA POBREZA

San Francisco pone en marcha "la patrulla de la caca": paga 160.000€ al año

Están encargados de recoger todos los excrementos de los vagabundos que malviven en las calles por el alto precio de la vivienda y reducir los riesgos de este grave problema sanitario

Foto: Fotograma de los informativos del canal local KTVU.
Fotograma de los informativos del canal local KTVU.

Miedo y asco en San Francisco. Lo sórdido y lo escatológico se unen en un cocktail mortal: los ciudadanos de la ciudad californiana llaman una media de 65 veces al día a los servicios municipales para alertar de la existencia de excrementos humanos en sus calles. Solo en este año, ya se han reportado un total de 14.597 llamadas, según informa 'The Guardian'. En los últimos 10 años, las quejas por los desechos de origen humano han subido un 400%.

Este suceso tan propio de una película postapocalíptica o bien de un episodio de la serie de dibujos animados 'Rick & Morty', ha provocado que se dispare la demanda de empleados de limpieza por todas las calles de la que es una de las ciudades más importantes de Estados Unidos. "Se han plantado más pinos aquí como nunca he visto en toda mi vida", asegura el alcalde de la ciudad, London Breed, a la 'NBC' en una reciente entrevista. Conocido por sus orígenes humildes tras haber crecido en un hogar social, el máximo representante de la ciudad agregó: "Hay un gran problema con las heces, y no estamos hablando de perros: son heces humanas".

Más de 7.400 personas viven a la intemperie y solo un 12% de las familias pueden permitirse el lujo de comprar una casa

Las heces acumuladas en las aceras no son más que un síntoma de una cuestión muchísimo más amplia y seria: el aumento exponencial de la pobreza, la inseguridad y la insalubridad de San Francisco. Las personas no hacen sus necesidades a plena luz pública porque hayan olvidado repentinamente lo que es un baño o no tengan nociones básicas de higiene: los incidentes se deben a una emergencia social provocada por el alto precio de la vivienda y el progresivo aumento del número de vagabundos. Según 'Science Alert', la renta mediana de dos dormitorios es de 3.090 dólares (unos 2.667 euros), más del doble de la media nacional, que está en 1.180 dólares (cerca de 1.018 euros). Los datos son tan dramáticos que solo un 12% de las familias pueden permitirse el lujo de comprar una casa en la ciudad. Por ello, más de 7.400 personas sin hogar viven a la intemperie en una urbe sin acceso a baños públicos entre otras necesidades elementales.

.

El alcalde de San Francisco y todo su equipo han establecido un plan de choque para retirar semejante cantidad de desechos debido a los graves problemas que puede deparar no solo en la estética de la urbe, sino también en la salud pública. De esta forma, se ha creado una "patrulla de la caca" para paliar las consecuencias de esta situación. Pero, ¿quién querría dedicarse a recoger los excrementos ajenos que campan por toda la ciudad?

Los vagabundos tampoco tienen acceso a los baños públicos de restaurantes o cafeterías

Ante estas condiciones de trabajo tan escatológicas, el Ayuntamiento ha cifrado los gastos en 72.5 millones de dólares al año una inversión ingente que reportará cerca de 185.000 dólares de sueldo (aproximadamente 160.000 euros) a cada trabajador que forme parte de esta "patrulla del asco", según informa 'The Guardian'. Puede que lo más llamativo de todo sea que, en vez de pensar atajar el problema de la desigualdad social y la ausencia de medios para acceder a las viviendas, el Consistorio se limite a gastar una millonada en maquillar un problema que ya salta a la vista de todos en forma de excrementos en plena vía pública.

"Los desechos humanos están por todas partes en San Francisco", escribe el periodista residente Matthew Terrell en 'Vice'. "Es un subproducto de la gran problación que se encuentra sin hogar. Otra razón por la cual hay tantos vagabundos es porque San Francisco no es un lugar demasiado hostil si te quedas sin sitio donde dormir. No hace mucho frío en invierno ni excesivo calor en verano, por lo que se puede estar fuera casi todo el tiempo".

Una calle de San Francisco, asolada por los excrementos y la basura. (Twitter)
Una calle de San Francisco, asolada por los excrementos y la basura. (Twitter)

La tierra de los deshechos humanos

A tal punto ha llegado el problema que Jennifer Wong, una informática que lleva viviendo toda su vida en la ciudad californiana ha diseñado una página web llamada '(Human) Wasteland' ("La tierra del deshecho humano", en inglés) que contiene un mapa con las zonas en las que los excrementos son más frecuentes. Se trata de un sitio web interactivo cuya misión es visibilizar y concienciar sobre el problema que asola a sus habitantes.

"La falta de vivienda ha sido siempre una constante en San Francisco", declara Wong en 'Vice'. "Lo importante es el problema subyacente: quienes carecen de casa tampoco tienen acceso a baños públicos de restaurantes o cafeterías. Me encantaría que se presente una legislación más centrada y permisiva en lo referente a la vivienda, creo que es la única solución plausible". Una de las zonas urbanas más afectadas es el conocido barrio de The Tenderloin, un área del centro de San Franciso muy turística que ennegrece las aceras por las que día a día desfilan cientos de turistas venidos de todo el país y de más allá de sus fronteras.

Un grave problema de salud pública

La Unidad de Investigaciones del Área de la Bahía pasó tres días inspeccionando el centro en febrero. Una vez hecha la expedición, hallaron agujas de yonkis, basura y heces concentradas en cantidades ingentes, hasta el punto de comparar a San Francisco con los barrios marginales más pobres del mundo. No solo es un problema antiestético, también es excesivamente peligroso. Cuando la materia fecal se seca, algunas partículas son transportadas por el aire y pueden propagar virus potencialmente peligrosos, como el rotavirus, informa 'Science Alert'. La inhalación de estos gérmenes puede ser fatal.

No es el primer caso en el que una importante ciudad estadounidense se ve implicada en un problema de salud pública altamente peligroso para la vida de las personas. Hace unos meses, en Los Ángeles, estalló un brote de hepatitis A cuya propagación se relacionó con los 50.000 'homeless' que viven a la intemperie.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios