inténtalo

Lo que debes hacer antes del ejercicio para adelgazar más rápido

Si eres un atleta de élite no hace falta que hagas estiramientos, pero si eres de los que quiere perder peso, es la clave para conseguirlo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seguro que tienes metido en la cabeza que los estiramientos solo sirven para evitar lesiones. Pues no, estás muy equivocado. Son también un ejercicio estupendo para perder peso y estilizar la figura. Cuando se trata de adelgazar, muchos creen que la única manera posible es a través de intensos entrenamientos de cardio. Sin embargo, los ejercicios de flexibilidad también son útiles para mejorar el metabolismo, la circulación sanguínea e incluso el desarrollo de los músculos.

"Aunque dichas actividades físicas no sean cardiovasculares, el simple hecho de liberar tensiones, y con ellas la ansiedad, nos ayuda a controlar nuestro apetito a la hora de comer, y sobre todo, a la de picotear", ha explicado David Prologo, director de Servicios de Radiología Intervencionista en el Emory Johns Creek Hospital. Asimismo, estilizan nuestra figura y aumentan nuestra flexibilidad muscular para lograr mayor agilidad cuando se realice cualquier otro ejercicio.

Lo que hay que tener claro es la diferencia entre los que son para la recuperación y los de remodelación. Además, para hacerlos bien y lograr una mayor relajación que se traduzca en calorías de menos, es necesario practicar la respiración abdominal: llenar tu vientre de aire lentamente haciendo un uso correcto del diafragma y expulsar poco a poco.

Recuperación

Durante el ejercicio se requiere que los músculos trabajen. Durante esta actividad o se consume combustible o se crean productos de desecho y la estructura de la fibra muscular se ve interrumpida por múltiples microdesgarros.

Un estudio reciente ha demostrado que estirar mejora el flujo sanguíneo a los músculos durante el ejercicio posterior

Para los músculos, este proceso de reinicio para el próximo evento se llama recuperación. Vuelven a su funcionamiento completo sin dolor. Esto no conduce al cambio corporal por sí misma, pero es importante para los atletas que desean competir en su nivel más alto varias veces durante poco tiempo.

Los deportistas han intentado muchas cosas para acelerar la recuperación: crioterapia, masajes, compresión, inmersión en agua helada, estiramientos, oxígeno hiperbárico, antiinflamatorios y electromioestimulación. Estas intervenciones tienen como objetivo disminuir el ácido láctico, los marcadores inflamatorios y otras moléculas que se acumulan después del ejercicio intenso. De estos, solo los masajes son consistentemente efectivos. Múltiples estudios han demostrado que el estiramiento no ayuda significativamente en la eliminación de desechos o sirve para acelerar la recuperación muscular.

Remodelación

La mayoría de nosotros no estamos entrenando para competiciones profesionales, sino que hacemos ejercicio para estar saludables, perder peso y mejorar nuestro estado de ánimo. Para eso, debemos enfocarnos en la respuesta de remodelación de nuestro cuerpo al entrenamiento, que no es lo mismo que la recuperación. En palabras sencillas, cuando hacemos ejercicios consistentemente, nuestros cuerpos se adaptan a ese estresor al cambiar nuestra estructura muscular, metabolismo y fisiología. Es ese cambio, esa remodelación, lo que conduce a todos los beneficios.

Asimismo, nuestro cuerpo se remodela para adaptarse al ejercicio creciente. Después de más de 35 años de estudio, han surgido seis variables que ayudan sistemáticamente al cuerpo en su esfuerzo por reorganizarse en respuesta al deporte: el momento de la ingesta nutricional (específicamente proteína), el tipo de ejercicio, el masaje, el sueño, la creatina en dosis baja y los estiramientos.

Para hacerlo bien y lograr una mayor relajación que se traduzca en calorías de menos, es necesario practicar la respiración abdominal

Muchos estudios han demostrado que el entrenamiento de flexibilidad (atención dedicada con el tiempo al estiramiento muscular como parte de un programa de ejercicio) mejora directamente la función muscular y las imágenes de ultrasonido han documentado alteraciones favorables en la arquitectura muscular tras semanas de estiramiento regular, como fibras más largas. Además, un estudio reciente ha demostrado que estirar mejora el flujo sanguíneo a los músculos durante el ejercicio posterior.

La cuestión

¿Estirar o no? Si eres un atleta de élite que intenta disminuir lesiones, aumentar la fuerza o acelerar la recuperación muscular justo antes de su próximo evento, entonces no. En el caso de ser como la mayoría de las personas que hace ejercicio para perder peso, estar bien y mejorar el estado de ánimo, : ayudará con la remodelación muscular, el fortalecimiento del tejido conectivo, la mejora del rango de movimiento, la alineación de las articulaciones y el flujo sanguíneo potencial durante el ejercicio posterior, todos los efectos beneficiosos a largo plazo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios