LO HAN DESCUBIERTO CIENTÍFICOS ESPAÑOLES

Un gen que provocaba tumores puede ayudar ahora a frenar el cáncer

Un equipo formado por científicos españoles y alemanes ha encontrado en el Plk1 las características de los supresores tumorales

Foto: La investigación contra el cáncer sigue avanzando
La investigación contra el cáncer sigue avanzando
Autor
Tiempo de lectura3 min

Lleva años, incluso décadas, haciendo pensar que es el responsable de muchos de los cánceres que se sufren actualmente. Sin embargo, y gracias al estudio de un equipo formado por investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ), el Plk1 podría ayudar también a frenar el desarrollo de un tumor.

Un trabajo publicado en la revista Nature Communications desvela que hay que replantearse la función de este gen. El Plk1 es el destinatario de muchos medicamentos que hay hoy en día en el mercado, dirigidos a inhibirlo por estar considerado un oncogén, un gen que induce a la formación de cáncer en una célula por su gran capacidad de mutación.

Con este descubrimiento, se deberá plantear si es interesante inhibir el gen o no ya que, poniendo el ejemplo del cáncer de mama, el Plk1 actúa de diferente manera dependiendo del subtipo del tumor.

El objetivo de los científicos españoles y alemanes era demostrar la naturaleza oncogénica de este gen. Sin embargo, cuando comenzaron los experimentos con ratones sobreexponiendo el Plk1, se dieron cuenta de que estos animales no desarrollaban más tumores que otros ratones normales. Es más, al cruzarlos con roedores que ya tenían en su tejido mamario los oncogenes H-Ras o Her2, los resultados fueron muy distintos a los esperados.

El Plk1 y el cáncer de mama

Estos ratones, que desarrollan tumores de mama muy agresivos por culpa de oncogenes como el Her2, vieron como al sobreexpresar el gen Plk1 conjuntamente la incidencia de tumores se redujo drásticamente. Eso significa que no sólo no aumentó el tumor ni la velocidad de crecimiento de la enfermedad, sino que redujo el tamaño del cáncer de manera notable.

(EFE Quique García)
(EFE Quique García)

Guillermo de Cárcer, uno de los investigadores principales del estudio en el CNIO, explicaba su perplejidad: “nos dimos cuenta de que pasaba algo importante y, en efecto, hemos comprobado que Plk1 no solo no actúa como un oncogén, sino que sorprendentemente lo hace como un supresor tumoral”.

El siguiente paso en la investigación fue consultar las bases de datos de cáncer de mama y su relación con el famoso gen. Así, se ha comprobado que el Plk1 se comporta de diferente manera dependiendo del tipo de subtumor que se sufra: “en tumores Her2 positivos, la expresión de Plk1 confiere un mejor pronóstico; sin embargo, en los pacientes que tienen tumores positivos para el receptor de estrógenos (ER+) es todo lo contrario”, confirma De Cárcer.

Atacar el Plk1 o no hacerlo

¿Qué hacer entonces con los tratamientos contra el cáncer que atacan el Plk1? Marcos Malumbres, jefe del Grupo de División Celular y Cáncer del CNIO, y también coordinador de este estudio, cree que “los inhibidores de Plk1 son aún una opción válida y útil porque no implica que no sean efectivos contra el cáncer. Muchos componentes esenciales de la proliferación celular se pueden utilizar como dianas contra el cáncer a pesar de no tener actividad oncogénica, debido a la adicción de las células cancerosas a procesos celulares específicos tales como la división celular”.

Estos descubrimientos pueden ser aún más importante, según Guillermo de Cárcer, cuando se consiga utilizar el Plk1 como biomarcador oncológico: “Poder entender cuándo actúa como oncogén o supresor tumoral, y en qué tipos de tumores ocurre esto, tiene una gran relevancia clínica a la hora de usar este gen como un biomarcador terapéutico”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios