alcanzará los 40 grados

Llega la primera ola de calor a España: trucos para afrontarla, más allá de beber agua

El 1 de agosto empieza la primera ola de calor de este verano, con episodios que pueden llevar a diferentes puntos a alcanzar o incluso superar los 40 grados

Foto: Beber agua es importante durante todo el año, pero más aún durante las olas de calor | Foto: PxHere
Beber agua es importante durante todo el año, pero más aún durante las olas de calor | Foto: PxHere

Agosto es el mes de vacaciones por excelencia y este año arranca bajo la sombra de la primera gran ola de calor del año: a partir del 1 de agosto y hasta finales de la semana, casi toda la península se verá afectada por el primer episodio de altas temperaturas, con picos de máximas de 40 grados o más en varias comunidades autónomas. Tal y como han indicado las autoridades, aunque la subida de los valores se producirá de manera gradual, a partir del miércoles se acentuará en la mitad occidental y el jueves en el tercio norte, mientras que en las zonas centro y soreste el episodio será de larga duración y muy probablemente se superarán los 40 grados.

[Datos: así será la ola de calor en las principales ciudades de España]

Como cada vez que se espera una ola de calor, hay que recordar la importancia de mantener la hidratación. Desde la Agencia Española de Meteorología han advertido de los peligros de la sobreexposición a la radiación ultravioleta, que trae consigo "envejecimiento prematuro de la piel, manchas y arrugas", por lo que es vital echarse protección solar, y desde Sanidad lo han hecho alertando de los peligros del sol en los ojos. Pero en plena ola de calor existen más factores que hay que tener en cuenta, sobre todo durante la primera ola de calor del año, ya que el cuerpo todavía no está acostumbrado a las altas temperaturas.

[¿Puedo usar la crema solar del año pasado?]

Existen muchas medidas sencillas para afrontar las olas de calor y evitar problemas asociados a estas temperaturas elevadas, como la eterna máxima de beber mucha agua. Es vital ingerir agua o líquidos en general sin esperar a tener sed, a no ser que haya una recomendación médica que diga lo contrario. Eso sí, las mejores bebidas para periodos de alta temperatura son las que no continenen alcohol, té, café, resfrescos con cola o con mucho azúcar. Además de beber agua, es recomendable bajar las persianas de casa para impedir que el sol entre directamente y mantener las ventanas cerradas en los puntos de máximo calor. Las comidas ligeras, como ensaladas, frutas o verduras, ayudan a reponer las sales perdidas por el sudor, y hay que evitar las actividades en exteriores en las horas más calurosas. Algunas otras claves son:

  • Mantenerse a la sombra
  • Usar ropa ligera y fresca, de color claro
  • Protegerse del sol: sombrero, gafas de sol, protector...
  • Usar calzado fresco, cómodo y transpirable.

¿Pero se puede hacer algo más para evitar los golpes de calor y otros problemas de salud asociados a las altas temperaturas? Desde luego que sí, y más aún si se utiliza la imaginación... y el congelador, que es el mejor aliado de las olas de calor. Sabiendo que las temperaturas van a crecer de forma casi inmediata, algunos trucos para que el calor sea más soportable pueden ser estos:

[Golpe de calor: síntomas y cómo evitarlos]

Congelar uvas para el vino o café... para el café: echarle piedras de hielo al vino no es algo muy recomendable —por cómo nos miraría la gente de hacerlo— así que la mejor opción es limpiar y congelar unas pocas uvas y echarlas en la copa para mantener el vino fresco sin que se ague. Con el café ocurre exactamente lo mismo: no es igual echar dos cubitos de hielo a un café solo en febrero que hacerlo en pleno agosto: con unas piedras de café congelado se enfría el café sin perder el sabor.

Congelar aloe vera para las quemaduras: para los días de piscina o playa con más presencial del astro rey nunca está de más tener a mano un poco de aloe vera, qu ayuda a restablecer la piel de los daños provocados por el sol. Si congelas gel de aloe vera como si fueran cubitos de hielo, además de ayudar a tu piel lo harás refrescándola, por lo que el alivio será doble.

Aloe vera en cubitos de hielo
Aloe vera en cubitos de hielo

► Ya que nos ponemos a congelar... ¡congela una esponja! ¿Para qué? Puede ser de utilidad para un montón de cosas: una esponja empapada y congelada en una bolsa hermética puede servir como bloque de hielo para la nevera portátil, pero también para colocar delante de un ventilador o simplemente pasártela por la piel para refrescarla de vez en cuando.

► ¡Cómo olvidar el agua congelada! Si tienes que salir a la calle por la razón que sea, lleva siempre a mano una botella de agua. Si antes de salir la congelas, aguantará el fresco durante más tiempo. Y aunque no es recomendable el consumo de alcohol en momentos de máxima temperatura, si lo que te apetece es una cerveza bien fría y no tiene la temperatura adecuada, también existen diferentes trucos para enfriar la cerveza muy rápidamente, como envolver las latas o botellas en un pedazo de papel de cocina empapado en agua y al congelador: esto hace que bajen los grados a mayor velocidad.

¿Y si no tenemos aire acondicionado?

Entre los grandes aliados del verano se encuentra, sin duda, el aire acondicionado: son muchos los que huyen del sol y se refugian en centros comerciales, restaurantes o tiendas que tienen puesto ese aire que hace olvidar el calor de la calle. No en todas las viviendas se dispone de un aparato de aire acondicionado, y en estos casos, hay algunos trucos para mantener la casa lo más fresca posible. En primer lugar, hay que conocer las horas de salida y puesta de sol del lugar donde vivimos, para jugar con las persianas: hay que bajarlas a cal y canto en los momentos de máxima temperatura, y subirlas y abrir las ventanas cuando, ya por la noche, la calle haya refrescado y se pueda generar algo de corriente.

Los ventiladores son buenos aliados de las estancias sin aparatos de aire acondicionado, pero hay que saber sacarle el máximo partido. Si tenemos tiempo —y maña— podemos construir nuestro propio aparato de aire acondicionado casero y 'low cost', pero hay que saber que solo funciona en espacios pequeños.

Para los que no tienen tiempo, siempre se puede colocar un cubo o cualquier otro recipiente delante del ventilador con cubitos de hielo, para que refresque el aire que va moviendo el aparato. La ropa fresca es otro gran aliado para estar en casa más fresco de lo que podría esperarse en plena ola de calor, además de evitar el uso de electrodomésticos dentro de lo posible.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios