la investigación continúa

Qué le pasa al hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio: así es su enfermedad

Álex Lequio Obregón tiene leucemia, un tipo de cáncer que se desarrolla en los tejidos que forman la sangre en el organismo, incluídas la médula ósea y el sistema linfático

Foto: Ana Obregon y Lequio junto a su hijo Álex. (CORDON)
Ana Obregon y Lequio junto a su hijo Álex. (CORDON)

En abril, Álex Lequio Obregón, hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, se trasladó a Nueva York para tratarse en el hospital Memorial Sloan Kettering Cancer Center de la enfermedad que le habían descubierto en Madrid poco tiempo antes, leucemia.

La actriz y presentadora ha sido la encargada de dar a conocer a través de sus redes sociales la primera imagen de su hijo desde que iniciara su tratamiento en Estados Unidos. El joven de 26 años aparece visiblemente cambiado y con la mejor de las compañías, sus padres, que se encuentran apoyándolo sin descanso.

"Perdonad estos cuatro meses de silencio en los que como madre entenderéis lo que estoy pasando. No quería dejar pasar más tiempo sin agradecer de corazón a cada uno de vosotros por los mensajes de apoyo, cariño y respeto que nos han dado fuerzas para seguir luchando”. Y continúa: “Sé que esta pesadilla acabará pronto. No vemos la hora de volver a España", escribía en la publicación.

Qué es

La leucemia es el cáncer de los tejidos que forman la sangre en el organismo, incluídas la médula ósea y el sistema linfático. Esta enfermedad, por lo general, involucra a los glóbulos blancos. Estos son poderosos combatientes de infecciones y normalmente crecen y se dividen de manera organizada a medida que el cuerpo los necesita. Pero en las personas que tienen este tipo de cáncer, su médula ósea los produce glóbulos de forma anormal y no funcionan correctamente.

Lo primero que debes saber es que hay varios tipos de leucemia: aguda o crónica, mieloide o linfoide. Las primeras se producen con rapidez y el número de células leucémicas aumenta rápidamente (prácticamente todas las que se producen son muy inmaduras); las segundas son mejor toleradas pero se desarrollan más despacio. Al principio, las células cancerosas se comportan casi como las normales y, a veces, el primer signo de enfermedad puede ser el hallazgo de algunas anormales en un análisis de sangre rutinario.

Por edades, las que afectan a personas a partir de los 65 años o más (aunque tambien pueden darse en niños y adolescentes en menor proporción) pueden ser la mieloide aguda o mieloide crónica ( dependiendo de lo que tarde en desarrollarse). Además están la linfobástica agua, que afecta a las células linfoides y se desarrolla con rapidez y se presenta fundamentalmente en niños y adolescentes y la linfocítica crónica, que es más lenta y aparece en los mismos rangos de edad que la anterior.

Síntomas

Suelen variar según el tipo, pero los más frecuentes son: fiebre o escalofríos, fatiga persistente, debilidad, infecciones frecuentes o graves, pérdida de peso, ganglios linfáticos inflamados, agrandamiento del hígado o del bazo, tendencia al sangrado y a la formación de moratones, sangrados nasales recurrentes, pequeñas manchas rojas en la piel, sudoración excesiva, sobre todo por la noche y dolor o sensibilidad en los huesos.

En España, cada año más de 5.000 personas son diagnosticadas. Pide una consulta con el médico si crees que cumples varias de estas señales. Los síntomas de la leucemia suelen ser vagos y poco específicos. Es posible que los pases por alto porque se parecen a los de la gripe y otras enfermedades frecuentes. El tratamiento puede ser complejo, según el tipo y algunos factores, pero existen estrategias y recursos que pueden ayudar a que sea exitoso.

Se podrá detectar antes

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge ha descubierto que, en un futuro próximo, el cáncer de sangre podrá detectarse hasta cinco años antes de que aparezcan los primeros síntomas. El objetivo de los investigadores es utilizar esta nueva información para evitar que más personas enfermen de este tipo de cáncer. Los expertos han descubierto que hay ciertas mutaciones en la sangre que aumentan de forma drástica las posibilidades de que alguien desarrolle leucemia mieloide aguda (LMA).

En España, cada año más de 5.000 personas son diagnosticadas. Ve a tu médico si crees que tienes síntomas

Este tipo de cáncer afecta directamente a los glóbulos blancos y puede causar la muerte en tan solo unas semanas si no se trata. Su aparición es más común en personas mayores y las tasas de supervivencia son muy bajas. Las mutaciones en las células sanguíneas de la médula ósea producen neutrófilos y monocitos, otro tipo de células cuya función es descomponer parásitos y bacterias. No obstante, al producirse estas células en exceso, no funcionan adecuadamente, lo que provoca que los pacientes sean más vulnerables a las enfermedades.

Una vez examinados los resultados, los investigadores demostraron que a mayor número de mutaciones en la sangre a edades más tempranas, mayor es el riesgo de padecer LMA. “Esperamos aprovechar estos hallazgos para desarrollar pruebas de detección para identificar a los que están en riesgo e impulsar la investigación sobre cómo prevenirla. Nuestra aspiración es que esto proporcione una alternativa convincente al tratamiento”, informa el doctor George Vassilou, investigador y hematólogo de los Hospitales de la Universidad de Cambridge, a 'The Independent'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios