No, no es necesario ponerse crema 30 minutos antes de tomar el sol
  1. Alma, Corazón, Vida
su efecto es casi inmediato

No, no es necesario ponerse crema 30 minutos antes de tomar el sol

Muchos de los mitos del verano tienen que ver con la crema solar. Desmontamos el que indica que hay que aplicarse este producto 30 minutos antes de tomar el sol

Foto: Crema solar. (Pixabay)
Crema solar. (Pixabay)

Uno de los mitos más extendidos del verano tiene que ver con la crema solar. Seguro que has escuchado muchas veces que es necesario aplicársela al menos 30 minutos antes de exponerse a los rayos del sol, pero ¿se trata de un hecho comprobado científicamente o resulta ser una leyenda más sobre los cuidados relacionados con el verano?

Un grupo de investigadores del Laboratorio de Fotobiología y Dermatología de la Universidad de Málaga, liderado por el catedrático de Dermatología Enrique Herrera, ha dado con la respuesta: aplicarse la protección solar 30 minutos antes de salir a tomar el sol es totalmente innecesario. De hecho, este grupo de expertos, mediante sus investigaciones, ha corroborado que con aplicarse este producto cinco minutos antes de su uso es suficiente, ya que los protectores solares son efectivos a partir de este momento.

"Ya en esta primera fase nos dimos cuenta de que la fórmula se estabiliza y la fotoprotección es homogénea y estable a los cinco minutos de su aplicación”, explicaban los impulsores del estudio tras su publicación. Además, los expertos de la Universidad de Málaga sostenían que en la segunda fase de la investigación, en la que se trasladaron los resultados iniciales a un estudio con voluntarios sobre los que se experimentaba utilizando técnicas de fotografía con 'flash' de emisión ultravioleta, vieron de manera clara que las conclusiones eran las mismas y que el potencial de absorción de la crema era estable desde el mismo momento.

Foto: Imagen de medusas en el mar | Pixabay

Con los datos en la mano, la profesora María Victoria de Gálvez y el profesor José Aguilera, ambos miembros del equipo que ha llevado a cabo la investigación, recomiendan la aplicación de crema protectora cada dos horas cuando se toma el sol y advierten de que la cantidad que generalmente se aplica no es correcta, siendo necesarios dos miligramos por centímetro cuadrado de piel.

Una 'app' para evitar quemaduras

No es la primera vez que este equipo de científicos da con un avance al respecto de la protección frente al sol. El año pasado, De Gálvez y Aguilera crearon UV-Derma, una 'app' que está disponible para dispositivos Android y a través de la que calculan el tiempo que tarda la piel en quemarse al tomar el sol según el índice IV, que mide la radiación ultravioleta de cada momento.

'App' UV- Derma.
'App' UV- Derma.

Otros mitos sobre la crema solar

Además de la creencia sobre el tiempo que necesita la crema solar para hacer efecto sobre la piel, este producto tan característico del verano también es el epicentro de muchos otros mitos, como por ejemplo el de la caducidad.

Si se guarda en condiciones óptimas, la crema solar puede usarse de un verano para otro

Son muchos los que creen que la crema solar caduca de un verano para otro, pero, según una investigación llevada a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), esta creencia no tiene por qué ser verdadera si se mantiene el producto en las condiciones indicadas. Es decir, que la crema puede perder propiedades o estropearse si no se guarda en un entorno protegido del sol, seco y fresco. Por el contrario, puede utilizarse sin problema de un año para otro.

Por último, otra creencia errónea muy ligada a esta época del año es la de pensar que si no se aplica fotoprotector se conseguirá una piel morena más rápidamente. En la 'app' de los expertos universitarios advierten: esto es falso. Desde UV-Derma aseguran que lo ideal es adquirir el color moreno lo más gradualmente posible, y que, sobre todo, lo más importante es no llegar a quemarse, algo que es muy difícil de controlar sin usar crema protectora.

Universidad de Málaga Málaga
El redactor recomienda