podría ayudar a 8,5 millones de personas al año

Aprobado el primer fármaco contra la malaria en 60 años

La aprobación de la tafenoquina marca un significativo avance en la lucha contra la malaria recurrente: bastaría una sola dosis para eliminar el parásito Plasmodium vivax del hígado

Foto: Un mosquito se posa sobre la piel de una persona | Pixabay
Un mosquito se posa sobre la piel de una persona | Pixabay

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han dado luz verde a la tafenoquina, un medicamento capaz de eliminar del hígado el parásito Plasmodium vivax, que causa el tipo más común de malaria fuera del África subsahariana. Se trata de la primera aprobación en seis décadas de un fármaco contra esta patología, que afecta a 8,5 millones de personas al año.

"Es un hito importante para las personas que viven con este tipo de malaria recurrente", asegura a la BBC el doctor Hal Barron, director de investigación y desarrollo de GSK, compañía que fabrica el medicamento. "Junto con nuestro socio, Medicines for Malaria Venture, creemos que Krintafel [nombre con el que se comercializará el producto] será un medicamento importante para los pacientes con malaria y contribuirá al esfuerzo continuo para erradicar esta enfermedad", se congratula.

En efecto, la tafenoquina marca un significativo avance en la lucha contra la malaria en tanto que bastaría una sola dosis de 300 mg, administrada junto a un tratamiento de tres días para tratar el estadio en sangre del parásito. Bien es cierto que ya existía un medicamento con la misma función, la primaquina, pero debía tomarse durante, al menos, 14 días y su eficacia no era absoluta.

El siguiente paso es que los organismos reguladores de otros países evalúen la eficacia del fármaco. En este sentido, la Administación de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) subraya que existen importantes efectos secundarios a tener en cuenta: por ejemplo, no es recomendable para las personas que padecen problemas enzimáticos como la deficiencia de G6PD y existe la preocupación de que, en dosis altas, pueda ser un problema para las personas con enfermedades psiquiátricas.

Avance en la malaria recurrente

Pese a no ser uno de los tipos más mortales de paludismo, la malaria recurrente es un desafiío para la medicina. Tras la picadura de un mosquito infectado con el Plasmodium vivax, el parásito es capaz de permanecer latente en el hígado durante años y reactivarse gradualmente provocando infecciones que pueden apareecer semanas o incluso años después del primer contacto.

Cada una de esas infecciones provoca que un adulto se ausente de su puesto de trabajo durante varios días y supone un riesgo particular para los niños, a quienes la puede provocar efectos perjudiciales relacionados con la capacidad cognitiva y debilitar progresivamente su sistema inmunológico. La detección y el tratamiento del paludismo por P. vivax resultan difíciles hasta que no se manifiestan los síntomas, de ahí que exista una gran reserva de personas infectadas.

De los cuatro plasmodios causantes de paludismo humano, vivax es el que ocupa una distribución geográfica más amplia, de modo que aproximadamente un 35% de la población mundial está en riesgo de contraerlo, según datos de la ONU. En muchos países endémicos, las comunidades más pobres y marginadas corren los mayores riesgos, además de tener el menor acceso a servicios eficaces de prevención, diagnóstico y curación.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios