Un ladrón de casas revela los trucos que usan para colarse en tu hogar
  1. Alma, Corazón, Vida
EL AGOSTO DE LOS CACOS

Un ladrón de casas revela los trucos que usan para colarse en tu hogar

Si no quieres llevarte una amarga sorpresa nada más llegar de vacaciones, mejor que leas con atención estos consejos de un criminal retirado

placeholder Foto: ¡Ups! Te hemos pillado. (iStock)
¡Ups! Te hemos pillado. (iStock)

El verano es una época peligrosa en cuanto a allanamientos de morada se refiere. La demanda de servicios relacionados con el sector de la seguridad y la vigilancia aumenta exponencialmente de junio a septiembre. Conviene estar prevenido antes de que ocurra un disgusto. Más de uno ha visto cómo ha aparecido ocupada su segunda residencia de la costa. O, directamente, su primera residencia en la ciudad en la que vive.

Para proteger bien tu casa no solo vale con confiar tu seguridad y la de los tuyos a una empresa que afirma ser especialista en robos de todo tipo. Hay que conocer el acto delictivo desde dentro, de primera mano. Por ello, el mítico y famoso ladrón de casas británico ya retirado, Michael Fraser, de 57 años, ahora arrastra su penitencia y se dedica a lo mismo de antes pero desde el otro lado: se gana la vida visitando casas y negocios para asesorar sobre protección ante el peligro de ladrones. De pequeño, siempre fue un niño conflictivo. Sus malas compañías le empujaron a la delincuencia a la temprana edad de los 14 años.

No pongas herramientas al alcance de los ladrones porque podrán entrar con ellas

"No quiero poner excusas a todo lo que hice, pero para sobrevivir por ti mismo tienes que ser físicamente fuerte o unirte a una pandilla que te ofrezca protección. De lo contrario, acabas solo y vulnerable", reconoce a 'The Daily Mail'. "Al principio, comencé a salir con ellos y me mostraron cómo se pateaba una puerta o se rompía una ventana sin lesionarte ni cortarte. Robábamos cualquier cosa valiosa que encontrábamos y la vendíamos por cerca de la cuarta parte de lo que en verdad valía. En ese momento, no era consciente del daño que estaba causando, pero ahora sí, y he vivido con la culpa y el arrepentimiento durante 40 años hasta ahora".

Muestra de ello es la percepción que tiene del acto que antes formaba parte de su día a día. "El robo es un crimen terrible. He hablado con muchas víctimas que han quedado traumatizadas por lo ocurrido durante años. Veo a las personas realmente afectadas emocionalmente por eso y que no pueden olvidar lo sucedido". Ahora, divorciado y padre de cinco hijos, Michael vive en la pacífica Isla de Wight, desde donde dirige su negocio de asesoramiento para la seguridad de las viviendas.

No dejes las herramientas a la vista

Palas, rastrillos o un cortacésped. Ni si te ocurra dejar al aire libre todas tus herramientas. "Los ladrones más oportunistas ya no tienen que comprar su propias herramientas, ya que sin pensarlo les proporcionamos una gran variedad de ellas", asegura Michael. "Encontrar herramientas en el jardín hace que el robo sea más fácil, ya que una pala o una cizalla puede ser usada para abrir una puerta o una ventana sencillamente, en lugar de arriesgarse a romper el cristal. Además, la myoría de los delincuentes evitan romper una ventana, ya que existe un alto riesgo de cortarse y dejar rastros de ADN, lo que podría conducir a su arresto", recalca el ex-ladrón.

Foto:

Cuidado con las redes sociales

A todo el mundo le encanta compartir fotos de las vacaciones. Plataformas como Instagram consiguen hacer de la envidia el deporte nacional de todos los veranos. A decir verdad, consiguen que se imponga la ley de que si te vas de vacaciones y no enseñas lo bien que te lo estás pasando, es que realmente no te has ido a ningún lado. Y, claro, no podemos abstenernos de publicar nuestros destinos y los rostros de la gente con la que hemos salido, aunque esté en juego nuestra seguridad.

El calendario señala los días de vacaciones, por lo que no lo dejes a la vista o frente a las ventanas

"Nunca compartiría mis fotos de vacaciones a través de las redes sociales", sentencia Fraser. "Del mismo modo que nunca tomaría un taxi para ir al aeropuerto y contarle al conductor o a cualquier otra persona que me voy de la ciudad". A decir verdad, el caso de Fraser roza un poco la paranoia. "Muchos ladrones investigarán si el dueño de tal casa está de vacaciones y planeará un asalto. Así que mejor espera a volver para publicar todas tus fotos", recomienda.

El calendario

Algo tan simple como un calendario que dejas a la vista podría ser el hecho que provoque un asalto forzoso. "El corazón palpitante de la casa", como le gusta llamarlo a Fraser, resulta un error colgarlo en el frigorífico. El calendario indica cuándo estará la familia en casa o cuándo la dejará vacía, con sus casillas de días perfecta y notoriamente señalados.

Hay que mantener cerradas las ventanas, incluso en una ola de calor

"Muchos ladrones avezados se fijan en él en busca de pistas sobre el momento propicio para entrar", analiza el exconvicto. "Incluso si es demasiado pequeño, si está a una distancia pequeña de la ventana, un delincuente podría acercarse y tomar una foto con su móvil y posteriormente hacer zoom para verlo bien". Por ello, mantén el calendario desde un sitio que no pueda ser visto desde el exterior o alejado de la ventana.

La ventana del baño

Normalmente, las viviendas poseen una ventana del baño más o menos pequeña pero lo suficientemente grande como para que quepa una persona. En las calurosas tardes permanece cerrada para evitar que entre el calor, pero por la noche tiende a estar abierta para que se ventile la casa. "Lo primero que cualquier ladrón observa de una casa que quiere atracar es la ventana del baño", asegura Michael Fraser. "Incluso, durante una ola de calor", admite. "Mi esposa y mis hijos tienen órdenes estrictas: quien sea el último en salir de la casa es el responsable directo de asegurarse de que todas las ventanas estén perfectamente cerradas".

Delincuencia Robos Trucos Vida Ladrón
El redactor recomienda