denuncia insólita

Los enfermeros de un hospital de Sabadell que montaron una fiesta en Urgencias

Una despedida de unos compañeros en un centro sanitario acabó convertida en una juerga en un box del hospital, según ha denunciado el Defensor del Paciente a la fiscal

Foto: ManifestaciÓn en sabadell para denunciar la situación de las Urgencias del hospital Parc Taulí (Efe/Susana Sáez)
ManifestaciÓn en sabadell para denunciar la situación de las Urgencias del hospital Parc Taulí (Efe/Susana Sáez)

La juerga se les fue de las manos. Un grupo de sanitarios del Parc Taulí, de Sabadell, fue expedientado el pasado mes de mayo por organizar una fiesta en plenas Urgencias del centro hospitalario. En concreto, en uno de sus boxes. Desde el pasado junio es la fiscalía de la localidad catalana, a cuyo frente está Neus Pujal, quien tiene diligencias abiertas para esclarecer lo que ocurrió. La denuncia la ha puesto la asociación Defensor del Paciente, que sostiene que son “hechos muy graves”. La fiscal recibe este viernes a uno de los denunciantes.

Según testigos y tal y como contó en su momento 'Cronica Global', los sanitarios, en principio enfermeros, aunque hay quien asegura que hay fotos de la juerga en la que también se ve a médicos, celebraron el cambio de destino de algunos compañeros, pero los brindis se empezaron a suceder y el asunto se fue desmadrando. Tanto es así, que afirman que se ataron a sillas a enfermeros con cinta aislante, o que se colgaron collares hawaianos. Según algunos testigos de las fotografías subidas a las redes sociales, “aquello se convirtió en un fiestón desmadrado en plan despedida de soltero”. Esas mismas fuentes aseguran que después se borraron las imágenes de las redes sociales “porque se dieron cuenta del lío en el que se habían metido”.

He visto médicos o sanitarios con aparente estado de embriaguez, sí, ¡pero una fiesta con brindis y eso, nunca!

La gerencia del hospital, tras el visionado de las cámaras de seguridad, sancionó a los implicados en la fiesta calificando los hechos de “infracción grave”. Pero los expedientes siguen abiertos y aún no se ha llegado a una conclusión. Este diario intentó sin éxito ponerse en contacto con el hospital para saber el estado de los expedientes. Según algunas informaciones, los implicados podrían haber sido despedidos o trasladados a otros centros.

La fiesta se organizó en un box de Urgencias, una circunstancia que en décadas de denuncias jamás habían visto en el Defensor del Paciente. “Médicos o sanitarios con aparente estado de embriaguez, sí, ¡pero una fiesta con brindis y eso, nunca!”, exclama Carmen Flores, su presidenta. Más bien, lo más usual es que sean familiares de pacientes los que irrumpan ebrios en las Urgencias y en ocasiones agredan o armen alboroto. Pero nunca los propios sanitarios. Precisamente, el pasado 2017, los trabajadores de este centro protagonizaron varias protestas para exigir mejoras en sus Urgencias y denunciar el hacinamiento de los pacientes y la falta de boxes.

Llamar a la policía

Precisamente, Flores pide “una sanción ejemplar porque ese tipo de cosas no se pueden consentir. Igual que se considera un peligro a un conductor bebido, no puede haber en un contexto hospitalario sanitarios ebrios, que un momento dado tengan que atender a algún paciente”. En su opinión es también responsable el coordinador de Urgencias, que "debía incluso haber llamado a la policía”. Uno de los denunciantes sostiene que además de los enfermeros también había al menos un médico implicado.

En opinión de los sindicatos sanitarios, sin embargo, la cuestión no reviste tanta relevancia y consideran “desproporcionadas” las medidas contra los participantes en la juerga.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios